Aplicar la neuroeducación al proceso formativo en el aula

Un equipo de profesores y profesoras del IES “Fernando III” de Priego hemos obtenido el tercer Premio Nacional de Innovación Educativa otorgado por la Fundación Gredos San Diego.
Martes, 8 de marzo de 2016
0

El grupo está compuesto por ocho miembros coordinados por la profesora María Caballero, especialista de inglés, además de implicada en proyectos donde se integra la neuroeducación.

El proyecto que presentamos surgió hace tres años a partir de la reflexión como respuesta a la necesidad de solucionar el problema que se nos plantea en la mayoría de las aulas de Secundaria de nuestro país, donde encontramos un número cada vez mayor de alumnos con necesidades especiales –dislexia, inteligencia límite, TDAH, Asperger–, junto a otros que provienen de entornos sociales desfavorecidos. Además, en ese mismo espacio debemos atender al resto de nuestros alumnos, sin olvidarnos de los de altas capacidades. El problema radica en que cada uno tiene necesidades y ritmos de aprendizaje diferentes, y en una clase de 30 personas se hace muy difícil el poder atenderlos a todos ellos de forma eficaz integrando simultáneamente en una misma aula la diversidad y la atención a la individualidad.

La única posibilidad que nos queda es muy complicada, pero si tenemos en cuenta en el aula las inteligencias múltiples y los estilos de aprendizaje como eslabón entre la enseñanza individualizada y el trabajo cooperativo, encontramos una herramienta válida para seguir luchando por unos niños que merecen todo nuestro esfuerzo.

Aquí cabemos todos parte de la creencia de que el incluir en una misma aula a alumnos tan dispares puede aportar más ventajas que inconvenientes, siempre y cuando se garantice la atención individual que cada uno de ellos, porque somos diferentes y nuestra forma de aprender también.

Partir de las inteligencias múltiples implica una nueva perspectiva de la inteligencia entendida como una destreza que se puede desarrollar. No negamos el componente genético, ya que todos nacemos con unas potencialidades, sin embargo, esas potencialidades se van a desarrollar de una manera o de otra dependiendo del medio ambiente, nuestras experiencias, la Educación recibida, etc. Lo más significativo de su teoría consiste en distinguir ocho inteligencias diferentes e independientes que pueden interactuar y potenciarse entre ellas. En nuestro caso, tenemos en cuenta las preferencias del alumno, dependiendo del canal sensorial que predomine en la persona a la hora de procesar la información, bien sea por la vía visual, auditiva o kinestésica.

Hasta aquí la fundamentación teórica en la que nos basamos, pero nada de ello sería eficaz si no implicara realmente un cambio de metodología que se base en una sólida formación del profesorado. Para ello contamos con la colaboración del CEP de PriegoMontilla (Córdoba) en la coordinación de nuestro grupo de trabajo y a través de cursos de formación. En todos los casos partimos de la necesidad de que en Educación se reflejen los avances que nos aporta la neuroeducación.

Partiendo de que esta es la nueva realidad, proponemos un cambio metodológico Lo hacemos partiendo del trabajo desde un mismo núcleo temático, basándonos en seis pilares. Plan- teamos un trabajo por proyectos en los que desde un mismo núcleo temático trabajamos todas las inteligencias, y ello nos permite incluir simultáneamente la atención a la individualidad y el trabajo colaborativo. Para ello incluimos actividades individuales, que parten de los puntos fuertes del aprendizaje, y actividades grupales. Las nuevas tecnologías son básicas en todo el proceso y nuestro blog nos permite crear un contexto de aprendizaje partiendo de los hábitos y preferencias de nuestros alumnos como nativos digitales. Por último no podemos olvidar que hemos de dotar a nuestros alumnos de herramientas válidas que les permitan adaptarse a una sociedad en continuo cambio, y la creatividad es una de ellas. La finalización de este proyecto se está convirtiendo en el principio de una nueva forma de trabajar que los niños demandan y a la que cada vez se suman más profesores. En el presente curso somos 20 profesores de dos centros de la localidad los que incluimos esta nueva forma de trabajar en nuestras aulas.

Hemos de concluir diciendo que la Educación necesita un cambio y a través de esta metodología integradora hemos conseguido motivar a nuestros alumnos a aprender más y mejor. Sin embargo, hemos de añadir que ninguna metodología es capaz de suplir al alumno como protagonista de su propio aprendizaje y que un buen profesor que se adapte a las necesidades de cada alumno es insustituible.

María Caballero

IES “Fernando III” de Priego (Córdoba)

0
Comentarios