El 73% de los países financia aunque sea parcialmente la escuela privada

Recientemente, la asociación europea Oidel, en colaboración con la Fundación Novae Terrae, ha publicado el primer Índice Mundial de Libertad de Enseñanza (ILE). El estudio cubre el 94% de la población mundial y 136 países de todas las zonas geográficas.
Pablo RoviraMartes, 31 de mayo de 2016
0

En dicho informe queda patente que la financiación pública de las escuelas no gubernamentales –que en España se concreta con el modelo concertado y privado– es lo más habitual en los países occidentales. No solo eso, sino que esta tendencia está en alza en el mundo, con un incremento de siete puntos en los últimos años.

Según sus autores, “el informe permite desmentir falsas evidencias. La libertad de enseñanza es una libertad fundamental en el mundo, ya que 84% de los Estados analizados le otorgan una protección a nivel constitucional”. Así, la libertad de creación de centros es un estándar generalizado y, aunque en menor medida, también la financiación, entendiendo que la libertad de las familias para elegir la Educación que se ajuste a sus creencias e intereses solo se puede garantizar desde la gratuidad. Por ello, el 73% de los países estudiados subvencionan las escuelas no estatales, aunque en el 43% de los casos la ayuda sea “débil”. En cambio, un 30% financia “consistemente” la escuela que no es de titularidad pública.

Es decir, el informe distingue entre los países que financian levemente la escolarización en centros no gubernamentales, los que asumen el pago de las retribuciones de los docentes, los que además también abonan los gastos de funcionamiento y, por último, aquellos países que también se hacen cargo de la inversión en infraestructuras y en el equipamiento de estos centros que no son públicos. “Ello muestra que los Estados son conscientes de la importancia del apoyo financiero para hacer efectiva esta libertad”, según Oidel.

Unión Europea
En el caso de la Unión Europea todos los Estados salvo Bulgaria, Croacia y Grecia financian la escuela no estatal. La tendencia, según los autores del estudio, es hacia arriba. “Con respecto a un precedente estudio de 2002 los países que subvencionan las escuelas no gubernamentales han aumentado en siete puntos”.

La mayoría de los países con un nivel elevado en el Índide de Libertad de Enseñanza (ILE) se encuentran en la región Europa–América del Norte. Dentro de los 15 primeros, sin embargo, se encuentran algunas excepciones de otras áreas del mundo, como son los casos de Chile, Corea del Sur, Israel y Perú.

Conviene también señalar que entre los diez primeros países del ILE, seis se sitúan en el Norte de Europa (Irlanda, Holanda, Bélgica, Reino-Unido Dinamarca y Finlandia). Así, Irlanda, Holanda y Bélgica son los países que ocupan las primeras posiciones con una “sustancial diferencia de siete puntos en la escala con los países que les siguen”.

Posición de España
España se sitúa en la parte alta de la clasificación. Concretamente en el puesto 10, aunque lejos aún de los primeros países (Irlanda, Holanda y Bélgica). El informe constata que, en España, como en el sur de Europa, “el debate sobre la financiación de escuelas no gubernamentales está muy politizado”, y hace referencia a la complicación que supone en estos países la equivalencia existente entre escuela no gubernamental y escuela religiosa. Esta distinción entre norte y sur de Europa también se produce sobre la escolarización diferenciada.

En cuanto a lo que entienden los autores como “políticas innovadoras” en materia de libertad de elección, “vale la pena mencionar las free schools y las academies en Inglaterra, la flexibilidad del plan de estudios para centros no gubernamentales en Portugal y el crecimiento de las charter schools en Estados Unidos, particularmente en Florida y California”. En este ámbito, Oidel da su respaldo, al destacarla como “política innovadora eficaz”, la cesión de suelo público para la construcción de escuelas no gubernamentales que se estableció en la Lomce, y que ha tenido amplio recorrido en la Comunidad de Madrid.

Tras la región Europa y Norte América la segunda región con ILE más elevados es la de América Latina y el Caribe. Algunos países importantes de la región como Argentina poseen un índice elevado, mientras que otros como Brasil o México se encuentran solo ligeramente por encima de la media mundial. Como se ha dicho ya, Chile es el país con el ILE más elevado seguido a cierta distancia de Perú. El país con un ILE más bajo es Cuba.

Otra tendencia es el crecimiento de la escolarización en casa, una opción que en España, tácitamente, no está permitida. Según Oidel, “es un fenómeno creciente que se puede interpretar como la inadaptación de la escuela a las necesidades de la población o como un síntoma del fracaso del sistema de Educación formal. Este fenómeno ha crecido en todas partes excepto en África y en los países árabes”.

0
Comentarios