Recomendaciones a los maestros en las redes sociales

José Mª de Moya
Director de Magisterio
10 de mayo de 2016
0

La American Board, una asociación americana sin ánimo de lucro que certifica a los docentes para poder ejercer, ha presentado una serie de recomendaciones que todo profesional de la enseñanza debería seguir antes de publicar en redes sociales. La cosa viene a cuento a raíz de diversos episodios como el de esa profesora que subió un vídeo bailando ‘twerking’ (variante aún más picante del reaggetón) que se hizo viral pero que le costó el puesto de trabajo; o el de esa otra que también terminó en la calle por subir fotos a su muro posando como modelo de lencería; o el de ese profesor de la Universidad de Barcelona que también fue despedido por insultar gravemente a la CUP y a sus votantes desde su cuenta de Twitter.

Antes, una aclaración necesaria por más que pueda resultar obvia. El comportamiento del maestro –del educador en general– debe ser ejemplar dentro y fuera de aula. No se es maestro a tiempo parcial o por horas. A determinadas profesiones, por su trascendencia social, se les exige un plus de ejemplaridad personal que obviamente traspasa los límites del lugar de trabajo y del horario laboral. Médicos, enfermeras, policías, políticos (sic)… y, por supuesto, maestros. Es preciso recordarlo para que esto de la reputación no se convierta en un ejercicio de hipocresía o doble moral. Se me ocurre este otro titular: “Recomendaciones para ser un golfo y que no se enteren tus alumnos”. En todo caso, ahí van:

1. Infórmate sobre las guías de actuación o recomendaciones en los medios sociales de la escuela.

2. No tengas a tus alumnos como amigos o seguidores en tus cuentas sociales.

3. Sé cuidadoso a la hora de escoger tu imagen de perfil.

4. No es necesario informar sobre el centro en el que trabajas. Basta con una fórmula más neutra, del tipo “profesora de Primaria en Barcelona”.

5. Tampoco geolocalices tu actividad en la redes sociales cuando estés en la escuela.

6. Mantén como privada tu cuenta de Instagram y no te confíes con Snapchat.

7. No te quejes de tu trabajo en tus cuentas sociales… ni mucho menos critiques a tus alumnos.

8. Nunca compartas fotografías de tus alumnos en tus redes sociales.

0
Comentarios