Que se enteren los de arriba

Carmen Guaita
Maestra y escritora
27 de julio de 2016
0

Vivimos un tiempo difícil para la sociedad en general y para la Educación en particular. En este momento crucial, en el cual nos jugamos el futuro, estamos obligados a situar a la Educación en el eje de las prioridades sociales. Y debemos pedir para ella exactamente lo mismo que reclamamos a los políticos: responsabilidad, encuentro, consenso, miras amplias y diálogo. El índice de fracaso y abandono escolar, el impacto brutal de los recortes y la situación del profesorado son problemas que requieren actuaciones urgentes y soluciones inmediatas. El proceso de debate para conseguir un Pacto de Estado por la Educación, que está en marcha de abajo a arriba, como suceden siempre las verdaderas revoluciones, ha concienciado a toda la sociedad de la necesidad de alcanzar acuerdos para mejorar la Educación en España. En mi opinión esta idea del pacto ya es imparable y no se podrá dejar sin respuesta.

De la capacidad que tengamos para afrontarlo dependerá finalmente la mejora de la competitividad, la cohesión social y el bienestar económico de los ciudadanos. Sin formación adecuada no hay perspectivas para la gente joven; solo la Educación puede hacer efectiva la igualdad de oportunidades entre los ciudadanos, puede convertirse en progreso y cambio.

Pero mientras se truecan y cambian los cromos en los escaños del Congreso de los Diputados, en las aulas se está desencadenando ya un temporal que va a cambiar en pocos años el paisaje educativo. Ahora solo falta que se enteren los de arriba. Cuando todo parece desmoronarse a nuestro alrededor suena, sin lugar a dudas, la hora de la Educación.

0
Comentarios