La gestión educativa sistematizada como herramienta de mejora continua

El presente artículo pretende ilustrar el itinerario de calidad realizado por el Colegio “Salesianos-Estrecho” desde la norma ISO 9001:2001 hasta la recertificación en el modelo de excelencia europeo EFQM.
Martes, 27 de febrero de 2018
0

Evidentemente lo más importante al tratarse de un modelo de mejora continua será señalar los principales hitos que nos han hecho ir mejorando y renovando la gestión del centro educativo.

El Colegio “Salesianos Estrecho” está ubicado en el distrito municipal de Tetuán de Madrid y atiende desde 1922 a niños y jóvenes en todas las etapas educativas obligatorias, y también en Bachillerato. En concreto se oferta, por un lado, formación reglada a niños y jóvenes de entre 3 y 18 años: dos líneas de segundo ciclo de Infantil, tres de Primaria, cuatro de ESO, dos de Bachillerato y dos modalidades de FP Básica –Administrativo y Redes Informáticas–.

Además cuenta con estas medidas de atención a la diversidad: integración, compensatoria, PMAR, agrupamientos flexibles, refuerzos, aula de enlace y alumnos TEA. Se completa la oferta con FPO para de-sempleados, tanto en programas de jóvenes menores de 30 años, como en certificados de profesionalidad. En la oferta de cursos que realizamos disponemos de las siguientes familias profesionales: Administración y Gestión, Artes Gráficas, Comercio y Marketing, Electricidad y Electrónica, Edificación y Obra Civil, Fabricación Mecánica, Hostelería y Turismo, Industrias Extractivas, Informática y Comunicaciones, Instalación y Mantenimiento, Imagen y Sonido, Madera Mueble y Corcho, Seguridad y Medio Ambiente, Servicios Socioculturales y a la Comunidad. Para ello contamos con un grupo de más de 100 personas, entre profesores y PAS.

La población total del distrito de Tetuán supone el 4,8% de la población de Madrid. El índice de inmigración del barrio es de un 26,6%. En la población menor de 17 años, el 15,4% es población extranjera. En nuestro centro el 20% de la población es inmigrante –sin contar a los inmigrantes de segunda generación, ya nacidos en España, que suponen también un tanto por ciento importante–. Esto supone un enorme enriquecimiento cultural para el Centro. Se presenta una red asociativa fuerte entre el centro escolar, el Centro Juvenil La Balsa, la parroquia San Francisco de Sales, la Agrupación Deportiva Estrecho-Tetuán, lo que enriquece enormemente la oferta educativa, valorándolo positivamente los usuarios.

La misión de las escuelas salesianas es ser un centro educativo-evangelizador, referencia en nuestro barrio, que educa de forma integral a niños y jóvenes para ser hombres y mujeres al servicio de los demás; en palabras de Don Bosco, cuyo sistema preventivo nos sustenta, “honrados ciudadanos y buenos cristianos”.

Gestión educativa
La introducción de la norma de calidad ISO 9001:2001 en el sector nos llevó a certificar en 2008 en dicha norma. Nos ayudó a sistematizar nuestro trabajo, a documentarlo y a comenzar a proyectar en función de los resultados de los indicadores que íbamos recogiendo. Sin embargo, resulta una norma demasiado burocrática, que se nos quedaba corta, pues una vez organizado y sistematizado el centro, el objetivo era encontrar caminos de mejora.

Es aquí, en 2011, cuando surge el planteamiento de pasar a gestionarnos con el modelo de excelencia europeo EFQM. El itinerario sería largo, pues había que adaptar todos los procesos al nuevo modelo de calidad, formar a las personas, reformular nuestra misión, visión, valores y principios éticos, elaborar nuestros primeros planes estratégicos a medio plazo y asociarles indicadores en un cuadro de mando integral que recoja los resultados de nuestras principales líneas estratégicas. Además, nuestra idea era poder certificar cuando estuviéramos en condiciones de superar los 400 puntos del modelo.

Así que en 2014 hicimos nuestra primera autoevaluación oficial, homologada en 423 puntos, y en 2015 cuando nos presentemos a nuestra primera certificación, obtuvimos una puntuación de 400+, en la franja entre 400-450 puntos. En 2017 hemos obtenido otro 400+, en la franja de 450-500 puntos.

La excelencia
De manera resumida expongo los ocho conceptos fundamentales de la excelencia de nuestro colegio que nos ha hecho posible llegar a esos 400+:

– Añadimos valor al cliente: modernizamos todas nuestras instalaciones. Promovemos la enseñanza de idiomas, siendo colegio Bilingual-Mode en el programa BEDA de Escuelas Católicas, centro examinador de Cambridge, escuela embajadora de la UE, y promoviendo intercambios en ESO-Bachillerato-Formación Profesional a través de programas Erasmus+ e intercambios propios acordados con otros colegios salesianos y no salesianos de Europa.

Renovamos la pastoral, dando un nuevo formato a los buenos días e involucrando a los alumnos en su preparación, y a través de los talleres de interioridad o espiritualidad. Empezamos a formar a nuestros profesores en metodologías
cooperativas y en el uso de las nuevas tecnologías, introduciendo el uso de Chromebook en Bachillerato, de Tekmann Books en Primaria, y el entorno G-Suite entre alumnos y profesores. Para los chicos con dificultades sociales o de aprendizaje introdujimos dos programas de compensación educativa: CACE –Centros de Atención y Compensación Educativa– y el estudio dirigido.

– Mantener en el tiempo resultados sobresalientes: datos que corroboran esto son los resultados en la EVAU –con algunas menciones a alumnos que quedan entre los 100 primeros de la Comunidad de Madrid–, resultados de las pruebas BEDA y exámenes Cambridge, y los datos de matrícula en aumento.

– Alcanzar el éxito mediante el talento de las personas: nuestros profesores son la pieza clave de este camino de renovación, innovación y mejora continua. Forman equipos de trabajo en torno a la innovación, metodología, tecnología, idiomas, acción educativa, pastoral, orientación y atención a la diversidad, imagen del centro… Además varios de ellos han publicado en revistas, obtenido premios en concursos o impartido formación en distintos foros de Educación.

– Gestión de la convivencia y los conflictos. Desde hace una década el colegio está concienciado de la necesidad de trabajar la convivencia a través de la cultura del diálogo y la mediación, para ello el plan de convivencia trabaja con un equipo de mediación en Primaria y Secundaria que revierte en una mejora continua del ambiente escolar.

– Gestionar con agilidad: reestructuramos la norma ISO al modelo EFQM, reformulando el perfil y funciones de los líderes de nuestra organización, con un director seglar y un nuevo organigrama de centro elaboramos un modelo de gestión de personas por competencias aplicado a todos los trabajadores de nuestro colegio, generamos los equipos de trabajo y mejora anteriormente citados, implantamos uniforme y jornada continua, generando una nueva oferta de extraescolares de diseño propio para los alumnos por las tardes –preparación de exámenes Cambridge de distintos niveles, competencia digital, CACE, estudio dirigido, deportes–.

– Liderar con inspiración, visión e integridad: implantamos un código ético en el centro que garantice dicha integridad, alineamos nuestro cuadro de mando de resultados con la misión, visión y plan estratégico del centro, generamos alianzas con proveedores y otras organizaciones para becar a alumnos con dificultades económicas en nuestro Bachillerato…

– Crear un futuro sostenible: promovemos entre alumnos y profesores el voluntariado y la implicación social a través de multitud de asociaciones y campañas solidarias; elaboramos un plan de responsabilidad social y un plan de gestión medioambiental del centro; trabajamos por proyectos de aprendizaje y servicio.

– Desarrollar la capacidad de la organización: implantamos las dos modalidades de FP Básica, tenemos homologados y queremos implantar CFGM, nos constituimos en centro de escolarización preferente a través del aula TEA, generamos un departamento de atención al cliente en administración, implantamos los cursos de FPO, y un Programa de Empleo Joven, para chicos de entre 18 y 25 años.

– Aprovechar la creatividad y la innovación: entramos en el programa Competencia 43:19 de Escuelas Católicas, somos partner de Ieducando e implantamos el entorno G-Suite, trabajamos en diferentes proyectos innovadores y hemos generado jornadas para compartir buenas prácticas entre nosotros y con profesores de otros centros salesianos. Finlamente hemos visitado multitud de colegios para aprender de su trabajo y adaptarlo en nuestro centro.

Como podemos ver, un sinfín de acciones que nos están haciendo, porque esto nunca acaba, mejorar el colegio poquito a poquito, día a día. Un esfuerzo que no se percibe en el corto plazo, pero que es amplio cuando nos ponemos a escribir, echamos la vista atrás y recopilamos todo lo que hemos hecho, gracias a la implantación y a nuestra fe en el modelo EFQM.

David Charfolé
Colegio “San Juan Bautista” de Madrid

0
Comentarios