Una Escuela Digital de La Rioja ayudará a los padres a inculcar un uso responsable de las TIC

El fin es “ayudarles a adquirir las habilidades digitales necesarias para, por un lado, reducir la brecha digital entre padres e hijos y, por otro, dotarles de herramientas para un uso responsable y seguro de la red”.
Sonia BarradoMartes, 13 de febrero de 2018
0

La Rioja contará desde este mes de febrero con una Escuela Digital de Padres, que nace con el objetivo de ayudar a los progenitores a ejercer con garantías el destacado papel que tienen a la hora de inculcar en sus hijos un uso seguro, positivo, respetuoso y crítico de la tecnología.

Se trata de “ayudarles a adquirir las habilidades digitales necesarias para, por un lado, reducir la brecha digital entre padres e hijos y, por otro, dotarles de herramientas para que puedan ayudarles a hacer un uso responsable y seguro de la red”, ha explicado el consejero de Administración Pública y Hacienda de La Rioja, Alfonso Domínguez. Señala que una de las asignaturas pendientes de la comunidad riojana en el ámbito digital es precisamente, como se desprende de la publicación de Economía y Sociedad digital en La Rioja, “la necesidad de reforzar las habilidades digitales de los riojanos para aprovechar todas las posibilidades que ofrece la sociedad digital”.

Medida social
Por su parte, el consejero de Políticas Sociales, Familia, Igualdad y Justicia, Conrado Escobar, ha indicado que este proyecto busca promover “una sociedad digital avanzada y centrada en las personas”. “Los jóvenes viven inmersos en un mundo tecnológico, pero hay otros grupos de población que no deben descabalgarse del desarrollo de la sociedad digital y a los que hay que apoyar en ese proceso de formación porque quizás no puedan hacerlo por sus propios medios; esto también es una medida social”, afirma.

Para llevar a cabo el objetivo propuesto se seguirán dos líneas de actuación: una incubadora riojana de proyectos sociales y formación en competencias digitales para colectivos clave, que se realizarán en el futuro Centro de Innovación y Transformación Social.

La citada incubadora se plantea como un laboratorio de ideas para jóvenes de entre 18 y 35 años que quieran impulsar proyectos de inclusión social con base tecnológica y a los que se les ofrecerá un servicio de coaching.

Además, se harán programas de formación y capacitación digital para distintos grupos sociales (juventud, familia, mujeres y mayores), con los que se espera llegar a unas 500 personas al año. En la iniciativa colaborará el Centro de Apoyo a la Familia, sobre todo con acciones de difusión.

0
Comentarios