Castilla y León quiere el C1 para los nuevos profesores de centros bilingües en dos cursos

El sindicato Stele ha denunciado que el actual modelo de bilingüismo de Castilla y León es una “improvisación, fruto de las prisas por equiparar nuestros indicadores académicos con los de otros países de nuestro entorno”.
RedacciónMartes, 6 de marzo de 2018
0

La Consejería de Educación confia en poner en marcha, “en dos cursos como mucho”, el nuevo modelo de bilingüismo que ha anunciado el titular del departamento, Fernando Rey, y que supone una “revisión en profundidad para exigir mayor nivel del profesorado”. “Pero no será de inmediata aplicación”, aclaró.

Rey explicó que se introducirá el bilingüismo en la etapa de Educación Infantil de forma obligatoria; se potenciará el conocimiento de las segundas lenguas; exigirá un nivel más alto de Inglés (mínimo C1) a los profesores que ejerzan en la Comunidad e incorporará profesores nativos y al menos un auxiliar de conversación por centro como medidas para mejorar el sistema educativo bilingüe.

No obstante, añadió, primero se debe terminar la evaluación en ESO y Bachillerato y “si se exige nueva regulación será a futuro”. “A cada periodo le corresponde su regulación”, matizó Rey, quien pidió “tranquilidad” al profesorado al que se le exige elevar su nivel de idiomas, tanto a los que imparten varios idiomas como los que tendrán que hacerlo por primera vez. Actualmente se contabilizan 600 unidades de idiomas, también en Francés, sobre el que el consejero mostró su preocupación de que se “pueda perder”. Fernando Rey anunció el viernes que estas “mejoras” del sistema educativo se aprobarán en mayo o junio de este año con el fin de implantarse de forma uniforme en toda la Comunidad.

Quejas de Stele
Por su parte, el sindicato Stele ha denunciado que el actual modelo de bilingüismo de Castilla y León es una “improvisación, fruto de las prisas por equiparar nuestros indicadores académicos con los de otros países de nuestro entorno”.

Así lo manifestaron en un comunicado en el que critican además que el plan se hace “sin tener en cuenta al alumnado ni al profesorado”. Desde el sindicato contestaron con un “NO alto y claro” al modelo “low cost” de la Consejería, aunque se prestaron a negociarlo.

0
Comentarios