Los sindicatos aplazan hasta el mes de mayo las huelgas de docentes en el País Vasco

Las centrales sindicales esperan que el Gobierno vasco responda a sus reivindicaciones para decidir si en mayo prosiguen con las movilizaciones.
Beatriz Gámez JareñoMartes, 17 de abril de 2018
0

Los representantes de los sindicatos Steilas, ELA y LAB han retrasado al mes de mayo las huelgas y las movilizaciones en la enseñanza pública previstas para la semana del 23 al 27 de abril. El motivo es que los sindicatos quieren esperar hasta saber si las propuestas que planteará el Gobierno vasco en una reunión fijada para hoy responderán a sus reivindicaciones.

Los representantes señalaron: “Si en la mesa de docentes del 18 de abril no se ofrecen medidas que satisfagan nuestras peticiones, el Gobierno nos obligará a proseguir en mayo con las movilizaciones y las huelgas”.

La consejera de Educación, Cristiana Uriarte, consideró positiva la decisión de los sindicatos y subrayó: “Ese es el camino para alcanzar acuerdos”. En este sentido, Uriarte reivindicó que “es en las mesas de trabajo es donde tenemos que trabajar, acordar y dialogar”.

Demandas de sindicatos
Los representes de los sindicatos dieron a conocer cuáles son las reivindicaciones y propuestas que solicitan para este colectivo. Así pues, quieren un incremento sustancial de la inversión del Gobierno vasco en Educación pública, ya que la inversión pública en Educación debería crecer del actual 3,5% del PIB hasta alcanzar progresivamente el 6% que la Unesco considera necesario.

Además, reclaman un aumento de las plantillas en al menos 1.800 docentes para hacer frente a las mayores cargas de trabajo de los últimos años y que haya una reducción de la tasa de eventualidad entre el profesorado del actual 38% al 6%.

Asimismo, piden que la ratio de alumnos baje un 10%, que las sustituciones se realicen desde el primer día de baja, que haya una recuperación del salario perdido desde la crisis y del 15% de poder adquisitivo perdido. Al igual que no se penalicen las bajas médicas y que se apoye la jubilación de los profesores.

También reclaman que no se aplique la Lomce, que se suspenda el plan Heziberri, que se desarrolle un modelo de inversión en euskera y que los sindicatos, agentes educativos y la ciudadanía participen en la elaboración de la futura ley vasca de Educación.

Por último, los sindicatos piden que se renuncie a la mercantilización de la enseñanza con el fin de que la Educación sea un instrumento de desarrollo personal y social integral basado en la igualdad, en la coeducación y en la pluralidad.

0
Comentarios