Un nuevo programa piloto en Cataluña reduce los riesgos de segregación en los centros

El director de la Fundación Jaume Bofill, Ismael Palacín, detalló que de los 3.000 centros que hay en Cataluña, alrededor de 400 escuelas tiene fenómenos de segregación.
Beatriz Gámez JareñoMartes, 10 de abril de 2018
0

El programa Magnet, alianzas para el éxito educativo demostró que es posible reducir la segregación de los centros escolares y así lograr más heterogeneidad social. De esta forma se garantiza una oferta de calidad para todos los alumnos. La prueba piloto fue desarrollada en seis colegios catalanes durante cinco años.

El programa Magnet está dirigido a los centros educativos que tiene una composición social desequilibrada con respecto a su territorio. Además es necesario que dispongan de un equipo docente que esté comprometido con el desarrollo de proyectos innovadores relacionados con la Educación.

El director de la Fundación Jaume Bofill, Ismael Palacín, explicó que los resultados de este proyecto han evidenciado que ha cambiado la composición social de las escuelas y que hay una mejora de la percepción social de los centros que han participado en los mismos..

Palacín recalcó que uno de los grandes problemas educativos es la segregación escolar que sufren “injustamente” algunos centros y que acaba siendo perjudicial para los alumnos que “se ven privados de vivir en diversidad y cohesión social”. El director detalló que de los 3.000 centros que hay en Cataluña, alrededor de 400 escuelas tiene fenómenos de segregación.

En los próximos dos años, el programa Magnet crecerá hasta conseguir 45 centros educativos mediante una convocatoria anual abierta que estipula una serie de requisitos basados en asegurar un compromiso explícito del equipo directivo y la participación del 80% de los docentes en las actividades formativas.

0
Comentarios