Solo en 10 de las 174 denuncias a profesores catalanes encuentran irregularidades

RedacciónMiércoles, 25 de julio de 2018
0

El Síndic de Greuges, Rafael Ribó, ha afirmado que “no hay un problema de adoctrinamiento sistemático en las escuelas catalanas”, ya que solo contienen diez actuaciones irregulares de las 174 presentadas ante este organismo o ante el Ministerio de Educación con relación al 1-O. Así lo ha revelado el defensor del pueblo catalán durante la presentación en Barcelona del estudio “El pluralismo en las escuelas de Cataluña como garantía de no adoctrinamiento”, en el que se analizan las 174 incidencias recibidas.

Entre las irregularidad detectadas, el Síndic ha citado casos como un comunicado elaborado por Servicios Territoriales de Enseñanza que era para uso propio y que fue enviado a las familias, que en un centro educativo se colgase una bandera independentista en el curso 2013-14, o que un profesor celebrase una actividad de carácter voluntaria en la hora del patio en la que se simulaba la celebración de un referéndum.

El informe también revela que el 62,1% de las incidencias recibidas (108 casos) se refieren a hechos que “no comportan irregularidad, ni mala praxis”, como proponer a los alumnos el análisis de algunas portadas de periódicos como actividad, que se colgase en el centro educativo una convocatoria emitida por la plataforma Marco Unitario de la Comunidad Educativa (MUCE) invitando a participar en una manifestación, o que en los colegios se cuelguen carteles emitidos por sindicatos de estudiantes. En estos casos, según el informe, “mayoritariamente se recogen acciones que llevan a cabo actores sociales, y no el propio centro educativo” por lo que “no son irregulares”.

Otro de los datos que arroja el informe es que el 6,3% de las incidencias (11 casos) “no son irregulares”, pero “se trata de prácticas puntuales a revisar” como que se colgase lazos amarillos en la fachada de un centro o que en una escuela se instase a los alumnos a vestir una camiseta amarilla durante un festival escolar.

Del total de incidencias recibidas, un 21,3% “no se han podido verificar porque forman parte de escritos formulados por personas a veces anónimas que expresan su opinión o remiten a determinados hechos supuestamente ocurridos, sin especificar el lugar donde pasaron”.

El Síndic ha afirmado que “utilizar la lengua catalana como vehicular no es adoctrinamiento” y ha recordado que, según datos del Departamento de Enseñanza, en el curso 2017-18 “hay más de 1.300.000 alumnos matriculados en los cerca de 4.800 centros de enseñanza del sistema educativo en Cataluña, donde trabajan más de 115.000 docentes”.

El informe también ha analizado un informe previo elaborado por el sindicato AMES en el que se denuncia adoctrinamiento a los alumnos través de los contenidos de los libros de texto de 5º y 6º curso de Primaria. Según el informe, que contiene observaciones específicas sobre 3.296 páginas analizadas pertenecientes a 14 libros “todos los libros de texto cumplen con el currículum” y añade que “aunque puede haber algunos aspectos puntales a corregir, no se puede afirmar que se produzca un adoctrinamiento sistemático de los alumnos catalanes a través de los libros de texto, ya que par ello sería necesario transmitir de manera sistemática una información parcial o sesgada en un libro de texto”.

Asimismo, el defensor del pueblo catalán ha recomendado que el Departamento de Enseñanza incorpore pautas dirigidas a las direcciones de los centros educativos para promover el trato y el debate de la actualidad política.

0
Comentarios