Un total de 128 interinos participarán en un programa contra el abandono escolar

RedacciónMartes, 2 de octubre de 2018
0

La Consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez , ha anunciado la puesta en marcha de un nuevo programa dentro del Proyecto Ítaca para prevenir el abandono escolar temprano. Las medidas se aplicarán en los pueblos y barrios de Extremadura donde hay Centros de Atención Educativa Preferente.
“El abandono escolar es una de nuestras preocupaciones en este Gobierno, en esta Consejería. Tenemos cifras muy buenas y en estos últimos años hemos conseguido una reducción de un 5,3 por ciento de la tasa de abandono escolar, pero no nos conformamos con eso”, ha apuntado Gutiérrez.

La Consejería de Educación y Empleo contratará a 25 profesores y profesoras técnicos de Servicios a la Comunidad. Además, se contará con la ayuda de otros 103 profesionales, de los que 33 serán para la Educación Secundaria Obligatoria de adultos en modalidad presencial, 61 para los cursos de Competencias Clave y nueve serán orientadores.

En la nueva edición del Proyecto Ítaca participarán un total de 128 docentes, que saldrán de las listas de interinos y que estaba previsto que fueran convocados el 2 de octubre.

Durante este mes, los profesores participarán en unas jornadas de formación y será en noviembre cuando empiecen a poner en práctica los distintos programas.

Análisis y acción
“Este personal se va a coordinar con la dirección del centro educativo, el AMPA, las asociaciones del barrio… para analizar cuál es la situación de la zona en la que se encuentran, cuáles son los problemas del centro y poder trabajar coordinadamente para diseñar un plan con las distintas medidas y propuestas que se puedan llevar a cabo a lo largo del curso”, ha asegurado la titular de Educación.

El nuevo programa que se pondrá en marcha en los 24 Centros de Atención Educativa Preferente es transversal y estará enfocado a prevenir y emprender acciones contra el abandono escolar.

Para ello, se va a propiciar una intervención integral y colaborativa donde participará toda la comunidad educativa, el barrio o los agentes sociales. Todo el personal implicado será aquel que pueda tener alguna relación con el entorno de los niños y niñas y sus respectivas familias. La Administración pondrá en contacto y coordinación todos los recursos públicos en la zona.

El programa busca abrir las puertas de los centros a toda la comunidad, para conocer así las políticas sociales y luchar contra la exclusión social mientras se busca la integración intercultural.
“Si se ofrece formación en horario de tarde en los centros educativos para las familias, que vean que estos abren en horario no escolar para atender sus necesidades y que éstas empiecen a valorarlo”, añadía la consejera.

Recibir a los distintos miembros de la comunidad educativa en los centros supone una forma de que lo sientan como suyo y de que se familiaricen con las distintas políticas, bien educativas, de empleo o sanidad. Al situar al centro como el eje central se posibilita que las familias se beneficien de las políticas sociales y formativas que ofrecen las distintas administraciones. De los 24 centros de la región, 18 de ellos son CEIP y 6 IES. El número de alumnos asciende a 6.500.

0
Comentarios