“Worldschooling’ o cómo hacer del mundo un espacio para aprender

Adrián ArcosMartes, 2 de octubre de 2018
0

La familia Escudero-Swayne.

Se hacen llamar los “Learning Gypsies” y en los últimos 847 días han recorrido unos 295.000 km visitando 25 países, 67 ciudades y asistiendo a 65 centros educativos. Son la familia Escudero-Swayne formada por seis miembros: la madre Hazel, el padre Iñaki, tres hijos menores (Alani, Amaia e Iker) y la abuela Julia. Los seis acudieron juntos a contar su experiencia al Encuentro Acción Magistral, organizado por la Fad, BBVA y la Comisión Española de Cooperación con la Unesco, en el que más de 200 docentes y expertos educativos se dieron cita el pasado viernes en Madrid para hablar y compartir experiencias en torno a la innovación social educativa.

Hazel e Iñaki decidieron dar un giro en su vida y, junto a sus hijos, iniciaron hace más de dos años un viaje de descubrimiento educativo. “Los sistemas educativos no están cambiando a la velocidad del resto de la sociedad, existe un cambio de intereses y por eso no se puede educar como hace 30 años”, señaló Iñaki. Este fue el motivo que les animó a viajar y empezaron a hacer worldschooling, educar fuera de las aulas, donde “la autonomía, la determinación, el cuestionar y la participación” son fundamentales para esta familia, pero, como indicó Iñaki, para conseguirlo han tenido que “desaprender” lo que ya sabían.

Durante este tiempo, la familia ha aprendido que “para que los niños sean activos y participen en el proceso de convertirse en alguien útil y que aporte a la sociedad, hay que respetarles y no robarles la capacidad de aprender”. “Si queremos que nuestros hijos participen activamente en la democracia del futuro, tenemos que permitir que participen prácticamente en todo”, concluyó Iñaki.

‘Aprendemos juntos’
Tras la intervención de los “Learning Gypsies”, intervino el director de Marketing Operativo España de BBVA, José Luis Arbeo, que presentó la iniciativa Aprendemos juntos un proyecto que persigue que “cada niño encuentre su pasión y desarrolle su máximo potencial”. “Todos somos niños a la hora de aprender”, manifestó Arbeo.

Con este proyecto, señaló el responsable de BBVA, se pretende, por un lado, “conseguir que se hable de Educación en este país” y, por otro lado, “colaborar en formar a los alumnos en competencias que no forman parte del currículum pero que son necesarias para el futuro”. Aprendemos juntos se puede ver cada martes y jueves en la portada de El País Digital. Los vídeos ya cuentan con más de 200 millones de visualizaciones y 500.000 seguidores.

En el encuentro participó también el fundador de Escuela 21, Alfredo Hernando, para quien “la escuela ha dejado de ser ese espacio tradicional donde estudiaron nuestros abuelos, ahora es ese lugar donde los alumnos deben aprender lo que necesitan saber”. Según Hernando,“muchos de los deseos para el futuro de los estudiantes se concentran en las competencias más transversales de los currículos de todos los sistemas educativos del mundo, como aprender a aprender, ciudadanía, etc.”. Además, Hernando apostó por “redefinir las competencias del siglo XXI” algo que “sorprendentemente descubre que innovación educativa y creatividad nunca han estado tan próximas y relacionadas”.

Papel activo docente
Por su lado, Fernando Trujillo, experto en competencias básicas y didáctica, considera que la clave está en que sean los propios docentes quienes fomenten la innovación y asuman un papel activo: “Los sistemas educativos son ya capaces de alfabetizar de manera universal a la población pero no son capaces, sin embargo, de proporcionar altos niveles educativos a toda la población utilizando mecanismos convencionales”. Por esta razón se hace necesaria una innovación educativa que parta del conocimiento común de los profesionales de la Educación “pero que no tema transformar ese mismo conocimiento incorporando nuevas estrategias”.

Según el cofundador de Learning Innovation, Stephen Harris, “los estudios revelan que hay una generación que no cree que esté equipada para enfrentarse al mercado de trabajo actual”. “Si como educadores no estamos preparados para iniciar una transformación significativa ahora, entonces habremos fallado a las próximas generaciones. Tenemos que aprender a desaprender”, concluyó Harris.

0
Comentarios