El abandono educativo temprano rompe la tendencia a la baja desde 2009

En 2017 llegó al 18,1% y en el tercer trimestre de este año al 19,1%. Podría cerrar 2018 en el 20%. Expertos alertan de que sin políticas no se puede rebajar el abandono estructural, no ligado a ciclos.
Diego FranceschMiércoles, 21 de noviembre de 2018
0

La tendencia descendente en el abandono educativo temprano se interrumpió en 2017 por primera vez desde 2009. Desde ese año, la tasa de alumnos que no proseguían su Educación o formación una vez terminada la ESO venía descendiendo año a año. En 2017 se interrumpió esa tendencia y el abandono escolar repuntó del 17,8% de 2016 al 18,1 de 2017. A lo largo de este año 2018, la tasa trimestral ha sido del 18% en el primer trimestre, del 18,5 en el segundo y del 19,1 en el tercero, según el estudio del investigador Florentino Felgueroso, consultado por MAGISTERIO, ya que el actual equipo ministerial ha dejado de publicar datos trimestrales.

Esta tendencia al alza se puede saldar con un fin de año cercano al 20%, dato que no se obtenía desde 2014. Aunque en España el abandono escolar es un problema estructural, la crisis y otros factores habían hecho descender la tasa desde 2009. En el contexto europeo somos el país con más abandono temprano, si exceptuamos a Malta.

Por otro lado, el abandono también va muy unido en España al ciclo económico, por lo que no es casual que ahora que parece que se inicia un ciclo bajista, comience a repuntar.

19,1%

El porcentaje de abandono temprano del último trimestre

Durante la década de los 90, el indicador descendió de un 40% a un 30%, hasta que en el año 2000 comenzó a subir de nuevo hasta alcanzar un 32% en 2008, según datos de los expertos Lucas Gortázar y Octavio Medina. “Varios estudios han sugerido que esto tuvo mucho que ver con la burbuja y las oportunidades laborales en sectores como el de la construcción”, dicen estos dos autores en un artículo publicado en Politikon. “Con la llegada de la crisis y la desaparición de esas oportunidades, el abandono se ha reducido en más de 10%, llegando en 2017 hasta 18,1%”, añaden. “La evidencia más reciente muestra que en este periodo, el retorno a la formación ha aumentado de forma notoria”, señalan.

Según Cortázar y Medina, “existe un abandono estructural que cuesta mucho más reducir, que es posible que haya caído en los últimos 30 años, pero que en el corto plazo va a seguir ahí sea cual sea la situación del ciclo económico”.

Cortázar y Medina "

Existe un abandono estructural que cuesta mucho más reducir, que es posible que haya caído en los últimos 30 años, pero que en el corto plazo va a seguir ahí sea cual sea la situación del ciclo económico

"

Respecto a las causas de este abandono estructural, los dos autores citados creen que se debe a “la inercia e inacción por el que se mueve las políticas educativas en nuestro país”. “No hablamos de las leyes, estas se cambian (demasiado) a menudo. Hablamos de la falta de una estrategia coherente y global en torno a la reducción del abandono temprano”, dicen los expertos.

Respecto a las medidas que Gortázar y Medina citan entre las políticas que pueden contribuir al descenso de este abandono estructura, destacan “la repetición y flexibilidad curricular, los programas de refuerzo, las políticas de profesorado, o una inversión más estable y estratégica”.

Por otra parte, no está claro que la propuesta de reforma de la Lomce que ha planteado el Gobierno presente medidas específicas para atajar el abandono, más allá de las medidas de prevención de la repetición de curso que el Ejecutivo quiere implantar y que no ha concretado en qué consisten. En España, la repetición de curso es punitiva y suele ser una antesala del fracaso escolar primero y del abandono educativo después.

0
Noticias relacionadas