“El PP no se encuentra en una posición inmovilista, busca acuerdos”

La consejera de Educación de Murcia, Adela Martínez-Cachá repasa temas como la reforma de la Lomce, el bilingüismo o la suspensión de la asignatura de Religión en Bachillerato.
José Mª de MoyaMiércoles, 28 de noviembre de 2018
0

Adela Martínez-Cachá  es la consejera de Educación de Murcia, por ello, en esta entrevista analiza diferentes aspectos sobre Educación. Por ejemplo, afirma que “sí recuperaría la evaluación modelo Lomce” y a la vez muestra su descontento. “Está claro que hay voces absolutamente contrarias  a todo lo que sea evaluación y diagnóstico”. Sobre las críticas que ha recibido la reforma de la Lomce afirma que “no nace de un acercamiento de posturas” y, por lo tanto “es lógico que enfade a todos”.

En cuanto a la asignatura de Filosofía, comenta: “Los cinco consejeros del Partido Popular convergen en que la Filosofía debe ostentar un peso que en la actualidad no tiene”. 

¿Cuál es la valoración general del PP acerca del documento de propuesta que presentó el gobierno en cuanto a las reformas de la Lomce? Parece una vuelta al pasado, es decir, a la LOE e incluso a la Logse.

—Nosotros estamos en contra absolutamente de las formas. Creemos que se había construido un camino importantísimo, un camino en el que todos nos habíamos sentido partícipes.

Un camino en la búsqueda, un  camino para el acuerdo. Por tanto, que nos enteremos nosotros, las comunidades autónomas, a través de los medios de comunicación de un hecho de tal magnitud y trascendencia, me parece lamentable, absolutamente lamentable.

¿Se ha renunciado a la cultura del pacto?

—Ellos, sí. Nosotros, no. Pero ellos radicalmente.

Por las críticas que han recibido desde ambas direcciones ¿se puede pensar, por tanto, que es una propuesta equilibrada?

—Sinceramente, no lo creo. Lo que se está haciendo es volver a algo antiguo. Esa es la propuesta revolucionaria. Ir hacia atrás. Hombre, hacia atrás no hay que ir ni para tomar impulso. No lo entiendo, sinceramente.

¿No están en una posición inmovilista?

—En absoluto. Cuando uno lee los posicionamientos de los cinco consejeros del Partido Popular queda claro y evidente que no  nos encontramos en una posición inmovilista, ni mucho menos. Luchamos siempre en busca del acuerdo.

Estas recetas que se proponen para la modificación de la Lomce suenan a tiempos pasados, ya que se vuelve a escuchar “la democracia en la aulas”.¿Qué opina sobre esto?

— Se trata indudablemente de un lenguaje superado hace mucho tiempo.

Superado y que, además, ha ofrecido siempre malos resultados. Por ello, se recogen distintas opiniones del profesorado que dibujan la idea y dan a entender algo así como no volvamos por este camino …

—Sí, sin duda. Por ejemplo, en cuanto a superar el Bachillerato con una asignatura pendiente entra ya una preocupación importante. ¿Vamos a estar de espaldas a la cultura del esfuerzo? Esto preocupa.

Volver a rebajar el nivel de exigencia, ¿no es así?

—El problema es que eso no da buenos resultados. Todo lo que hay escrito con una base y rigor demuestra que esa receta da un resultado nefasto. Si en la receta no existe el esfuerzo no se obtiene un buen resultado.

Sobre la diversificación. Se plantea suprimir los itinerarios…

—Estamos convencidos, apoyándonos en los datos, que la creación de los itinerarios ha sido una herramienta efectiva contra el abandono. Por la situación socioeconómica de esta región llegamos incluso a tener una tasa de abandono del 40%. Hemos llegado a tenerla ahora del 22%. Si los itinerarios han resultado una buena herramienta, por supuesto que estoy en contra de que se eliminen.

El mensaje, más allá de las medidas concretas, desde la pedagogía de los políticos no es muy bueno ¿no es así?

—No, no. El gobierno de la Región de Murcia  no va a estar en ese lado. En el lado de la trampa, en el lado de la ausencia de esfuerzo o en la búsqueda del camino más corto, puesto que no siempre el más corto es el más adecuado.

La Educación concertada siempre se encuentra bajo sospecha… ¿Qué opina al respecto?

—Esa es la pena, que exista siempre puesta una luz en este tema. El proceso de escolarización se realiza siguiendo las pautas y no tengo por qué pensar mal de ninguno de nuestros centros.

La medida sobre dirección escolar que elimina competencias y atribuciones al director, ¿le parece esto le resta profesionalidad?

—Sí, pero es que además ellos invierten tiempo y esfuerzo en hacer su labor y en formarse. En esta región  existen cursos específicos de formación para los directores, para así favorecer esa profesionalización. Tenemos un itinerario específico y seguiré apostando en esa línea.

¿Se habla mucho sobre autonomía, pero hay medidas que restan autonomía a los centros, por ejemplo, que no pueda haber centros especializados como contempla la Lomce. La otra medida impide la posibilidad de contratar auxiliares de conversación…

—Siempre estaremos a favor  de esa autonomía. Tanto para la creación de esos centros especializados como para cualquier aspecto en el que ellos tengan que ser escuchados o puedan decidir de forma autónoma.

Supresión de la Religión en el Bachillerato, ¿Qué opina al respecto?

—La realidad de mi región es que el 70% de los padres quieren que sus hijos reciban la asignatura de Religión. Es un número suficientemente importante y, además, lo correcto es  que si el 70% de los padres y madres de la Región de Murcia quieren Religión para sus hijos la tendrán y aquellos que no la quieran tienen una alternativa.

¿Tienen algún reto futuro?

—Excelencia educativa. Creemos que la línea del bilingüismo y del refuerzo es una línea adecuada. Y una novedad que estamos incluyendo es trabajar habilidades desde Infantil para que los niños encuentren la excelencia en el futuro.

0
Comentarios