Trabajar el cerebro a edades cortas asegura un mejor rendimiento futuro

Talleres en los que se permite trabajar los diferentes tipos de pensamiento a edades muy tempranas.
Alberto López TavaresMiércoles, 21 de noviembre de 2018
0

El mundo cambia con presteza, y nada tiene que ver con el de hace, tan solo, unos pocos años. La tecnología se acerca más a aquellos futuros quiméricos presentes en los films de los 90; asimismo, los perfiles profesionales han cambiado, e incluso, algunos de los que demandarán en un futuro casi inmediato se desconocen. La creatividad será clave, un pilar fundamental, es decir, un requisito preponderante, demandándose también aspectos como la flexibilidad de cambiar de ciudad, la capacidad de ser críticos con el mundo que se dibuja en derredor de cada individuo, la resolución de los múltiples problemas que puedan aparecer, y a trascender lo individual para generar la importancia del grupo.

La creatividad será clave, un pilar fundamental

Howard Gardner, autor de La teoría de las inteligencias múltiples, ha mostrado cuáles serán las mentes que se demandarán en un futuro no tan lejano como, por ejemplo, la mente disciplinada, sintética y creativa, que abordan esferas cognitivas. Por otro lado, la mente respetuosa y la mente ética, que versan sobre la comunicación y, por tanto, la relación con los demás, básico para trabajar en equipo; aspecto capital incluso ya en nuestros días.

El Colegio “CEU San Pablo Montepríncipe” ha creado e impartido numerosos talleres en formar, desde edades tempranas,  las diferentes áreas del cerebro que serán importantes para poder efectuar con eficacia los diferentes trabajos que demande el propio futuro.

"

Que los niños sean bilingües desde pequeños es un básico

"

Estos procesos realizan el hincapié en que los niños dejen de memorizar, es decir, introducir en el cerebro con calzador ciertos conocimientos que, posteriormente, se verterán sobre el papel sin quedar residuo alguno en la conciencia del alumno pasados tan solo unos pocos días. También se instruye al alumno a ser selectivo con toda la información y observar las diferencias entre los diferentes compañeros con los que, a diario, tenga que convivir en clase.

“Que los niños sean bilingües desde pequeños es un básico; pero ser competentes a edades tempranas reviste mayor importancia puesto que hay muchas habilidades que si no se desarrollan cuando el niño es muy pequeño no se desarrollan de la misma manera”, comenta Nélida Pérez, investigadora y experta en Educación Emocional.

0
Comentarios
  1. José Mª de Moya
    21 de noviembre de 2018 20:02

    Si “estos procesos hacen hincapié en que los niños dejen de memorizar” no estoy de acuerdo con esos procesos. Porque memorizar no es simplemente “introducir en el cerebro con calzador ciertos conocimientos que, posteriormente, se verterán sobre el papel sin quedar residuo alguno en la conciencia del alumno pasados tan solo unos pocos días”.