Una escuela analógica en un mundo que es digital

22 de noviembre de 2018
0

España vive un momento de “ebullición educativa” en el que experiencias de innovación son cada vez más comunes en las aulas. La realidad es que, cada día, más profesores tratan de introducir la tecnología en la dinámica de la clase, cambiando así la forma de explicar algunos conceptos. Como dice el profesor David Calle en la página 26, “en nuestra época teníamos que memorizar, calcular, tomar apuntes, pero eso no se corresponde con lo que los alumnos tienen ahora a su alcance”. La escuela no puede ser analógica en un mundo digital, porque deja de ser eficaz. En las nuevas metodologías, la memoria sigue teniendo importancia, por supuesto, pero no basta con eso. Hay que desarrollar destrezas y habilidades que fomenten el pensamiento crítico y la resolución de problemas, la creatividad, la innovación y la conexión interdisciplinar. Por eso resulta vital un enfoque educativo centrado en el alumno, para empoderarlo y que él mismo sea el protagonista de su propio aprendizaje.

0