La paz es un gran regalo que tenemos que cuidar

Todos los integrantes del Colegio “Santa María de Yermo - FESD” salen a la calle y se visten con guantes blancos como símbolo para celebrar el Día de la Paz y de la No Violencia.
Beatriz Gámez JareñoMartes, 5 de febrero de 2019
0

El alumnado del Colegio “Santa María de Yermo - FESD” celebrando el Día de la Paz y de la No Violencia. BEATRIZ GÁMEZ JAREÑO

Comprometerse a construir algo nuevo, en especial la paz, no es tarea fácil. Se requiere constancia, esfuerzo, sacrificio… y cantidad de palabras que cada día, lamentablemente, van desapareciendo del vocabulario de nuestra vida. Así comenzaba el manifiesto por la paz que el profesor Daniel Jackson leyó por megafonía para que todos los integrantes del colegio “Santa María de Yermo – Fundación Educativa Santo Domingo (FESD)” pudieran escucharlo, puesto que durante toda la jornada escolar han estado celebrando el Día de la Paz y de la No Violencia.

Este día se instauró en 1964 en España coincidiendo con el aniversario de la muerte de Mahatma Gandhi (30 de enero de 1948) pretendiendo ser una jornada educativa en la que se recuerde la necesidad de educar para la paz y la no violencia, la tolerancia, la solidaridad y el respeto a los derechos humanos.

En este sentido, el manifiesto  continuaba explicando que ningún esfuerzo y ningún sacrificio es grande cuando lleva a la meta que siempre hemos soñado. Por eso, a través del lema La Paz: tenemos un regalo que cuidar, ¿lo compartes con otros? se subraya la importancia tanto de saber resolver los conflictos sin utilizar la violencia como que la paz podemos ejercerla día a día de manera individual y a la vez compartirla con los demás para que se convierta en un regalo colectivo. El deseo de paz es algo que nos une por encima de las diferencias y necesitamos vivir en paz para desarrollarnos libre y plenamente.

Finalmente, Jackson concluyó: “Démosle a la paz una oportunidad, en casa, en el colegio, con los compañeros y profesores, con los amigos, etc. Cualquier esfuerzo por la paz es bien merecido”, ya que los contextos violentos dificultan el cumplimiento de los derechos humanos y atentan contra la dignidad de las personas.

El símbolo, los guantes blancos

Este colegio, ubicado en el barrio de Chamberí, todos los años celebra las jornadas de la Paz y de la No Violencia. Así pues, en el curso pasado se realizaron muchas actividades dentro del centro educativo relacionadas con la paz y la no violencia. Por ejemplo, se pusieron todos los alumnos del colegio en el patio dibujando la palabra paz.

Este año, los profesores plantearon en el claustro que querían salir fuera, ya que de esta manera la actividad tendría más repercusión “porque hacemos muchas actividades de puertas para dentro sobre la paz y la no violencia, pero si salimos a la calle el barrio podrá ver lo concienciamos que estamos”, explicó la profesora de Educación Infantil, Victoria Delgado.

A raíz de este planteamiento surgió este proyecto diferente. El profesorado decidió empezar por lo que en el colegio ya trabajan sobre la no violencia a través de las figuras de los hermanos mayores. “Se trata de un acompañamiento que tiene el niño desde que entra en el colegio hasta que se va. A esto lo llamamos el hermanamiento”, aclaró Delgado.

En este caso y para esta actividad, los hermanos mayores fueron a buscar a los hermanos pequeños a las clases. Después, a las doce de la mañana, todos juntos escucharon por megafonía el manifiesto por la paz y “en el rezo los estudiantes explicaron qué es para ellos la paz y luego los profesores les aclaramos en que consistía”, añadió Delgado. A continuación, el alumnado, el profesorado y el personal del centro educativo se pusieron unos guantes blancos y de la mano dieron una vuelta completa a la manzana.

Victoria Delgado, profesora de Educación Infantil "

En el rezo los estudiantes explicaron qué es para ellos la paz y luego los profesores les aclaramos en qué consistía

"

Por último, durante el recorrido en la calle, cada uno de los estudiantes fue repartiendo a los viandantes unas pegatinas que llevaban el nombre del centro educativo y el lema: Paz, un regalo que cuidar. Además, durante el día se realizaron manualidades relacionadas con la celebración de estas jornadas.

La Familia Dominicana

El manifiesto que leyó Jackson también se ha leído en otro colegio que pertenece a la Fundación Educativa Santo Domingo, “La Presentación FESD”. Así pues, La Fundación Educativa Santo Domingo es un proyecto de Familia Dominicana en España que en la actualidad cuenta con 22 colegios, una Escuela Superior  de Música y un Centro Profesional de Música, 16000 alumnos acompañados de sus familias y unos 1400 profesionales (patronato, equipo de gestión, directivos, tutores, profesores, orientadores y personal de administración y servicios). Juntos forman una familia al servicio de un proyecto común: educar en clave dominicana, ya que su propuesta educativa se enraíza en el estilo de vida evangélico y en las enseñanzas de la Iglesia católica.

Actualmente, el colegio “Santa María de Yermo – FESD” ofrece Educación Infantil, Primaria y Secundaria de forma concertada y el Bachillerato en las modalidades de Ciencias, Humanidades y Sociales de manera privada.

0
Comentarios