"El Gobierno no tiene intención de cerrar centros de Educación Especial"

La ministra de Educación acusa al PP de lanzar "falsedades" sobre el proyecto educativo asegurando que el Gobierno no tiene intención de cerrar centros de Educación Especial y minimiza el adoctrinamiento en los libros de texto. Podemos se une a las críticas de la oposición y acusa al Gobierno de "desempolvar la LOE".
RedacciónJueves, 21 de febrero de 2019
0

En la sesión de control la Gobierno, la ministra de Educación también acusó al PP de extender el “mantra” de que el Gobierno socialista ataca la libertad de elección de los padres y dice que la reforma no va en contra de la escuela concertada. Pero criticó la “nueva concertada” que hace “competencia desleal a la concertada y a la privada” porque “su objetivo no es el educativo si no que responde más a intereses empresariales”.

Celaá y la portavoz del PP, Sandra Moneo, también se enzarzaron dialécticamente  al referirse a los trabajos para el pacto educativo. La primera acusó al PP de romper el pacto con la propia Lomce mientras que la segunda criticó que el PSOE se levantara de las reuniones al exigir una inversión educativa del 5% del PIB que luego no ha reflejado el Ejecutivo en el proyecto de los Presupuestos.

Moneo añadió que la “ley Celaá sea una vuelta a la LOE de 2006, precisamente un argumento similar al utilizado por la diputada de Unidos Podemos, Ione Belarra, quien  acusó a Celaá en una pregunta de “desempolvar la LOE” con “propuestas obsoletas”.

La ministra de Educación también acusó al PP de extender el "mantra" de que el Gobierno socialista ataca la libertad de elección de los padres

La ministra también acusó al PP de lanzar “falsedades” sobre el proyecto educativo asegurando que el Gobierno “no tiene intención de cerrar centros de Educación Especial”, y  minimizó el adoctrinamiento en los libros de texto frente a las críticas de Ciudadanos, como ya en su día manifestó el Síndic de Greugues en un controvertido informe.

De los 60.000 libros de texto que hay en España, “apenas” un 0,2% tienen un adoctrinamiento reconocido, aseveró Celaá , que recordó que ni las comunidades ni el Gobierno central “autorizan ni publican” esos manuales.  Se trata de un dato del gremio de editores, aclaró la ministra, aunque los propios editores luego la desmintieron.

“Adoctrinamiento es insultar a los hijos de los guardias civiles, llamar a la huelga separatista en los colegios públicos, ridiculizar sistemáticamente lo español, manipular los libros de texto e imponer una lengua”, respondió Ciudadanos.

0