Tres de cada cuatro estudiantes no llegan al nivel básico educativo en Iberoamérica

América Latina alcanzó una cobertura educativa de casi el 100% en Primaria y el 80% en Secundaria. A pesar de eso vive con pobres logros académicos, déficit en la calidad educativa y falta de movilidad académica.

Emma Prieto LópezMartes, 26 de febrero de 2019
0

A día de hoy, el 96% de los niños de Latinoamérica acceden a la Escuela Primaria y el 76% a Secundaria. Sin embargo, tres de cada cuatro estudiantes no alcanzan el nivel básico de competencias, según los datos publicados en los últimos informes PISA y Terce. La tasa de repetición, según estas cifras, es del 29% de media. En los últimos días, The Times publicó una encuesta sobre las 1.260 universidades del mundo y en él se refleja que, excepto seis universidades latinoamericanas que figuran en los primeros lugares, el resto de centros de la región aparece por debajo del número 600.

Grandes retos

Una  década y media después de que comenzaran las reformas educativas modernas, en la región iberoamericana quedan tres grandes retos por afrontar: mejorar la calidad educativa, impulsar la movilidad de los estudiantes y contribuir a crear una auténtica economía del conocimiento que mejore la competitividad de la región iberoamericana.

Éstos son algunos de los puntos considerados como claves para avanzar por Otto Granados, presidente del Consejo Asesor de la Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI). Además, en opinión de Granados, en los años 70, la diferencia de retribución o permiso salarial entre personas con la Educación Primaria finalizada y quienes completaban estudios universitarios oscilaba entre el 95% y el 115%. Hoy en día, esa diferencia se ha reducido hasta el 70%. Un exceso de oferta (solo en México hay 4.000 instituciones de Educación  Superior frente a las 83 de España) o una falta de capital humano formado en nuevas tecnologías e innovación que aporten más valor agregado son factores que apuntan como principales razones de esta precarización del empleo, según explica Otto Granados.

En este sentido, explicó a MAGISTERIO que “en el momento actual, en el que cada 13 o 15 meses se duplica el conocimiento existente, algunos países de América Latina producen en sus universidades en un año menos patentes que solo la Universidad de Chicago en el mismo periodo. Y eso, que podría parecer a priori una grave desventaja, es, en realidad, un área de oportunidades”, aseguró.

Política educativa

Granados también subrayó la necesidad de que las políticas públicas educativas tengan un periodo de maduración y sean sostenibles en el tiempo, más allá de los cambios de gobiernos. En este sentido, destacó que “organismos como la OEI son esenciales porque contribuyen a la integración y armonización de las políticas educativas a nivel supranacional para alcanzar un mayor impacto”.

El catedrático de Sociología, Mariano Fernández Enguita, explicó que, aunque hay que buscar los compromisos en materia educativa, hay que saber convivir con los desacuerdos porque el riesgo es llegar a falsos acuerdos. En ese sentido, añadió que “la Educación que tenemos es fruto de una época, pero requiere reflexionar sobre otros temas como la inteligencia artificial y las nuevas tecnologías”.

"

En Educación Primaria se domestica, en la Secundaria se da un conocimiento técnico y en la Educación Superior se convierte al alumno en directivo, artista o en especialista de cualquier profesión

"

Para Enguita, “en Educación Primaria se domestica, en la Secundaria se da un conocimiento técnico y en la Educación Superior se convierte al alumno en directivo, artista o en especialista de cualquier profesión”, explicó y concluyó subrayando que “ésto está aquí para quedarse y va a redundar en una enorme demanda de Educación Superior, lo que también genera un problema: la inversión que requiere también es superior para el Estado”.

Por su parte, Mariano Jabonero, secretario general de la OEI, expresó que la Educación Superior “ha entrado con fuerza en la agenda de las políticas públicas en Iberoamérica”.

0