Cómo aprender las matemáticas utilizando la reflexión

SM lleva más de tres años impulsando la metodología Singapur, y unos 300 colegios de España ya trabajan con este aprendizaje. Yeap Ban Har es el autor del libro educativo "Piensa Infinito".
Beatriz Gámez JareñoMartes, 5 de marzo de 2019
0

Mesa redonda celebrada en la Casa del Lector para presentar la metodología Singapur "Piensa Infinito". BEATRIZ GÁMEZ JAREÑO

La manera tradicional de enseñar las matemáticas en clase “se ha vuelto antinatural para la mente humana porque no implica ni interacción, ni exploración, ni discusión y eso causa un problema”, explicó el profesor Yeap Ban Har.

Ban Har es el referente internacional de la metodología Singapur de matemáticas, la cual encabeza los resultados de PISA. Se trata de una nueva forma de aprender en la que se prima la reflexión y el pensamiento crítico del alumno frente a la memorización o la repetición de operaciones.

Así pues, este fue el detonante para que Ban Har haya adaptado esta nueva metodología al currículo de España a través del libro Piensa Infinito de SM.   

La metodología Singapur

Este método pone énfasis en la resolución de problemas y en el aprendizaje cooperativo. Así pues, se da mucha importancia al acercamiento vivencial de cada problema y se apoya la reflexión con objetos cotidianos y con elementos manipulativos para asegurar la comprensión de los conceptos.

“Los niños tienen que organizar su lenguaje para que el lenguaje abstracto matemático tenga sentido. Por eso, los estudiantes tienen que explorar y practicar antes de que el profesor les explique las cosas de una manera estructurada”, subrayó Ban Har.

El director corporativo de Educación de SM, Augusto Ibáñez, comentó que con esta metodología se busca que el alumnado hable, escriba y razone matemáticamente; es decir, “que adquiera estrategias para resolver problemas”.

La realidad en los centros

El colegio “Agustiniano” lleva dos años trabajando con la metodología Singapur en Primaria. “Las matemáticas son una herramienta muy potente, pero que está poco explotada. Por eso, decidimos formar parte de esta nueva manera de aprender matemáticas”, subrayó la directora de Educación Infantil y Primaria del centro, Aurora Martínez.

Así pues, con el método Singapur se pretende conseguir que el alumnado explore, trabaje en equipo, reflexione, practique y escriba lo aprendido en su diario de aprendizaje. De esta forma, el papel del profesor y del alumno cambia. “El docente se convierte en un guía y a través de preguntas va orientando al estudiante para que vea que de un mismo problema hay diferentes soluciones válidas”, señaló la jefa de estudios del colegio “Agustiniano”, Victoria Gálvez.

Finalmente, la responsable pedagógica de la red de colegios “Marianistas”, Belén Blanco, afirmó que los alumnos a través del libro Piensa Infinito desarrollan el pensamiento crítico y divergente.

0