Naturaliza impacta en las creencias ecológicas del alumnado de Primaria

El proyecto Naturaliza no añade una asignatura más sobre medio ambiente, sino que promueve la creación de una nueva competencia ambiental de manera transversal.
Beatriz Gámez JareñoMartes, 23 de abril de 2019
0

Todos los centros educativos de la Comunidad de Madrid podrán sumarse al programa Naturaliza

El ser humano se encuentra siempre en un aprendizaje constante. No obstante, en la edad temprana es cuando se adquieren los valores que definirán  nuestro  comportamiento como ciudadanos. Así pues, en un momento en el que se hace más evidente el cambio climático y que los recursos son finitos, se precisa de una transformación en la manera en la que educamos para dar un mayor protagonismo a los valores relacionados con la sostenibilidad y el cuidado    del medio ambiente.

Por estos motivos, a partir del próximo curso todos los centros educativos de la Comunidad de Madrid podrán sumarse al programa Naturaliza, organizado por Ecoembes en colaboración con la Consejería de Educación, que tiene como objetivo fomentar la presencia del medio ambiente de forma transversal en el currículo escolar y promover la creación de una nueva competencia ambiental.

El catedrático de Psicología Ambiental de la Universidad Autónoma de Madrid, José Antonio Corraliza, presentó los resultados del estudio realizado con los participantes del piloto en los colegios de la Comunidad de Madrid y de La Rioja. El trabajo de investigación Conciencia ecológica en la infancia. Efectos del programa Naturaliza en población escolarizada, basado en 1.879 escolares, tenía como fin evaluar el impacto del proyecto en el estudiantado, medir la evolución de su afinidad hacia el medio ambiente, sus creencias ecológicas y sus comportamientos proambientales.

Efectos de Naturaliza

“La novedad de este proyecto es que por un lado, se le da un papel muy importante al profesorado y por otro lado, provoca una experiencia ambiental en los alumnos; así como una afinidad hacia el medio ambiente”, explicó Corraliza.

De esta forma, el estudio demuestra una evolución positiva en las creencias ecológicas del estudiantado, puesto que los alumnos que han declarado que se debe cuidar mejor las plantas y los animales son un 25,2% más al final del trimestre.

Además, según las conclusiones del estudio, Naturaliza tiene efectos sobre el comportamiento cotidiano de los escolares, ya que se ha registrado un aumento del 3,5% del total de alumnos que usan el papel por las dos caras y del 9,2% de los que apagan la luz cuando son la última persona en salir de la habitación.

Por último, el estudio destaca que los más pequeños registran puntuaciones significativamente más altas en afinidad hacia el medio ambiente y creencias ecológicas que los mayores.

Un proyecto transversal

A la presentación de los resultados del estudio también acudió el consejero de Educación, Rafael Van Grieken. “Es necesario medir todos los proyectos que se realizan en la Comunidad de Madrid para ver su efectividad”.

Por otro lado, la jefa de estudios del colegio diocesano “María Inmaculada Mogambo”, Celia Gallego, comentó que en 1º, 2º, 3º de Primaria está implantado el programa Naturaliza y “nuestra idea para el curso que viene es ampliar el programa al resto de cursos de Primaria”.

Finalmente, después de una fase piloto, que ha tenido lugar durante el primer trimestre de este curso, y en la que han participado más de 3.000 alumnos y 192 docentes de 22 centros de la Comunidad de Madrid, Ecoembes anunció que el proyecto se generalizará a todos los centros educativos de Primaria en el cuso 2019-20.

0