Una sociedad sana a través de la dieta y el ejercicio

Según la OMS, en 2022 habrá mayor población infantil con obesidad. Esto es debido al vertiginoso ritmo diario y la comida basura.
Alberto López TavaresMartes, 9 de abril de 2019
0

El deporte no es fundamental únicamente por los valores que muestra y transmite, o como mejora del rendimiento escolar, como se ha visto. Uno de sus puntos más poderosos es que se trata de un beneficio real para la salud del ser humano, de hecho, cualquier facultativo insta a realizar ejercicio, siempre adaptado al  particular caso de cada individuo, por supuesto.

Pero no hay duda, por tanto, de que se trata del fiero enemigo que combate el sedentarismo, la obesidad, el estrés o cualquier problema de índole cardíaco.

Por ello, se debe inculcar a todos, desde la niñez o juventud más temprana, la costumbre de realizar actividad física. Deben los niños, por tanto, recibir una Educación en este ámbito que les permita adquirir esta costumbre tan saludable para ellos.

Los niños deben invertir, como mínimo, 60 minutos diarios en actividades físicas de intensidad moderada a vigorosa.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ofrece una serie de pautas para los más pequeños. Por ejemplo, las actividades recomendadas para los jóvenes de entre 5 y los 17 años de edad son los juegos, los desplazamientos, las actividades recreativas o la Educación Física “con el fin de mejorar las funciones cardiorrespiratorias y musculares, junto a la salud ósea”.

Y recalca que “inviertan como mínimo 60 minutos diarios en actividades físicas de intensidad moderada a vigorosa” y avisa que “un tiempo superior a los 60 minutos diarios de deporte reportará un mayor beneficio para la salud”, así como “incorporar como mínimo tres veces por semana actividades que refuercen en particular los huesos y los músculos”.

Por otro lado, deporte y alimentación van unidos. Son uno mismo, prácticamente.

Educación alimentaria

La alimentación es el segundo pilar clave para gozar de una buena salud. Hay que enseñar –y llevarlo a la práctica con los niños– que una dieta rica en frutas, verduras y pescados –sin declinar el consumo de otros alimentos, aunque desagrade en algunos casos–, es básica para evitar diferentes y severos problemas de salud. Y esto debe iniciarse en casa y, por supuesto, en los centros escolares o universidades, ofreciendo una dieta sana y equilibrada en su servicio de comedor, en el caso del primero, como en la cafetería, en el segundo de los casos.

Parece que la sociedad, cada vez, está más concienciada en alimentarse de una mejor manera, adaptándose a esto las empresas y los supermercados, que posteriormente difunden los productos de las anteriores por el mundo, ofreciendo en sus estanterías productos bajos en grasas, azúcares o aceites que no son todo lo buenos para la salud como debieran. Pero bien es cierto que la vida actual, con su ritmo frenético y apabullante, y la cantidad ingente de comida basura sigue haciendo mella. Hay que seguir, por tanto, trabajando en tan importante particular.

Obesidad infantil y acoso escolar

  1. Un estudio realizado por el Imperial College de Londres y la OMS proyecta que si “se mantienen las tendencias actuales, en 2022 habrá más población infantil y adolescente con obesidad moderada o grave”. Por ello los más pequeños deben disponer de una buena rutina deportiva y alimentaria.
  2. La Copa Covap es una iniciativa deportiva y educativa, promovida por Covap, y la Asociación Española para la Prevención del Acoso Escolar para concienciar a los más pequeños de lo positivo  que es tener hábitos alimentarios saludables, a la par de ofrecerles un protocolo de actuación ante el bullying a través del deporte y equipos de profesionales.
0
Comentarios