“Arqueólogos por un Día” pretende acercar el patrimonio cultural a 3.244 escolares de Madrid

El objetivo es que cuiden y disfruten del patrimonio arqueológico.
Beatriz Gámez JareñoMartes, 18 de junio de 2019
0

La actividad pretende que los menores colaboren desarrollando el proceso arqueológico completo. CAM

La Comunidad de Madrid presenta la cuarta edición de su programa educativo Arqueólogos por un día. Esta iniciativa, puesta en marcha en colaboración con los ayuntamientos de Alcalá de Henares y Hoyo de Manzanares, pretende dar a conocer el trabajo de los arqueólogos y la importancia de la conservación del patrimonio histórico.

En este sentido, este año se ofertan un total de 3.244 plazas dentro de este programa de aprendizaje intergeneracional destinado a niños, de entre 8 y 14 años de edad, acompañados de adultos que quieran conocer de primera mano las técnicas de actuación en un yacimiento arqueológico.

Un día entre arqueólogos

La actividad es gratuita y se inicia con una visita de media hora al yacimiento romano de Complutum, así como a la Casa de los Grifos, en el caso de Alcalá de Henares, seguida de una explicación detallada del proceso de excavación de los restos arqueológicos.

A continuación, los participantes se trasladan a una excavación creada al efecto, y después se trabaja con el sedimento extraído, unos restos que se etiquetan, se documentan, se fotografían y se dibujan. A lo largo del taller, los participantes conocerán las tareas y las técnicas arqueológicas, las herramientas que se emplean y cómo trabajan los distintos equipos multidisciplinares en una excavación.

Los asistentes finalizan su aprendizaje procesando los materiales y restos extraídos, datándolos y clasificándolos, identificando los restos vegetales y de fauna. Además, se simula el proceso de restauración de cerámicas, preparando las muestras para su análisis en laboratorio, y, finalmente, se realiza una interpretación del yacimiento.

Por último, la directora general de Patrimonio Cultural, Paloma Sobrini, explicó que esta iniciativa “pretende que los escolares sientan el patrimonio arqueológico como algo propio, y aprendan así a cuidarlo y disfrutarlo al tiempo que aprenden sobre la labor arqueológica”, puesto que la Comunidad de Madrid tiene una gran riqueza arqueólogica y paleontológica. Así pues, en las tres ediciones anteriores más de 7.200 adultos y menores aprendieron de qué manera trabajan los propios arqueólogos.

0
Comentarios