Cataluña abre la vía para convertir en públicos centros concertados

El sector ha conseguido que, de momento, solo sea una decisión voluntaria de los titulares. La Generalitat necesitaba plazas públicas por lo que ha aprobado un decreto ya previsto en la Ley de Educación de Cataluña.
Diego FranceschMartes, 4 de junio de 2019
0

El conseller Bargalló visita el Institut Escola "Costa i Llobera" de Barcelona. GENCAT

La Generalitat de Cataluña aprobó el pasado 28 de mayo un Decreto (que deberá ahora convalidar el Parlament) por el que se establece un procedimiento para integrar en la red pública centros concertados, como ya preveía la Ley de Educación de Cataluña (LEC). Este mecanismo permitirá dar una salida a centros educativos con problemas de viabilidad, mantener el uso docente de edificios ya existentes o consolidar la oferta de plazas escolares en un territorio concreto.

También permitirá crear nuevos centros públicos sin tener que instalar módulos prefabricados o construir nuevos edificios, con las dificultades que conlleva encontrar suelo público y la limitación de recursos económicos.

Por ahora, el paso se llevará a cabo solo en los casos en que haya necesidades de escolarización y de mutuo acuerdo entre el centro y el Departamento de Educación.

En cuanto al personal de estos centros, el decreto garantiza su continuidad y estabilidad laboral, manteniendo la plantilla y las condiciones laborales que tengan en el momento de la integración en la red pública de la Generalitat. Los trabajadores que tengan contrato laboral indefinido pasarán a trabajar como personal laboral hasta que la plaza se extinga.
Además, debido al redimensionamiento de la plantilla del centro de nueva creación, se incorporará nuevo profesorado –tanto funcionarios de carrera como interinos–, que formarán parte de la bolsa de trabajo del Departamento de Educación.

Por ahora, el paso se llevará a cabo solo en los casos en que haya necesidades de escolarización y de mutuo acuerdo entre el centro y el Departamento de Educación

En cuanto a los alumno, tendrán plaza reservada, aunque serán las familias las que escogerán si continuar o no la escolarización de los alumnos en el nuevo centro teniendo en cuenta el nuevo proyecto educativo.

Reacciones de la patronal

Desde la patronal Escuela Concertada valoran positivamente la redacción del nuevo decreto que finalmente se ha publicado en el DOGC “ya que existían versiones anteriores que no eran aceptadas por el sector”. Según esta patronal, el decreto “tiene como objetivo principal permitir que centros educativos que actualmente son de titularidad municipal, como por ejemplo algunas escuelas de Educación Especial, puedan ser asumidas por el Departamento de Educación”.

Por tanto, según creen, el decreto no afectaría a sus concertados, aunque finalmente “se ha llegado a un texto de consenso que permite regular también la posibilidad de integrar centros privados en la red de titularidad de la Generalitat”.

“La Escuela Concertada –recuerda la patronal mayoritaria– sigue siendo la opción de más de la tercera parte de las familias de Cataluña, que confían en su proyecto educativo para acompañar a sus hijos e hijas a lo largo de su escolarización”.

Asimismo, las escuelas concertadas confían en que “el articulado de la LEC continuará desarrollándose, como prevé la propia ley, y que el próximo paso será abordar la financiación de la escuela concertada para que se convierta en gratuita y de este modo esté al alcance de todas las familias y su continuidad esté garantizada”, añade la patronal.

Revisión de los conciertos

Efectivamente, el conseller de Educación, Josep Bargalló, ha anunciado dos nuevos decretos para enero, uno para establecer “criterios clave que permitan revisar los conciertos educativos” y otro de admisión del alumnado para luchar contra la segregación escolar.

La Escuela Concertada –recuerda la patronal mayoritaria– sigue siendo la opción de más de la tercera parte de las familias de Cataluña

En respuesta a una interpelación parlamentaria, el conseller aseguró que “tenemos que poner encima de la mesa unos elementos clave que clarifiquen por qué se concede un concierto educativo y por qué se puede retirar, ya que la clave a veces está en si hay ciertos incumplimientos que nos permiten eliminarlo”.

Los nuevos decretos “son necesarios en enero porque se abre un primer período de renovación de conciertos que caducan”, dijo Bargalló en referencia a los conciertos de Primaria, que vencen en 2020, cuando habrá que negociar y decidir su renovación.

El argumento de la “libre elección de centro” que utilizan muchas familias y entidades para que la Administración no influya en las inscripciones escolares “no es aceptable para Educación como concepto único” o como argumentación para “elegir con quién estudia mi hijo”, según Bargalló.

La elección de centro debe estar motivada por “qué estudia un niño y no con quién lo hace”, según el conseller, mientras que “la actual dinámica prioriza con quién y no qué estudia”, criticó.

“La obligación del Departamento de Educación es regular la admisión y los conciertos, y la voluntad es revertir”, reconoció Bargalló.

0