Los principales errores que cometemos como padres (y educadores)

El actual modelo de crianza "ha caído en una trampa terrible" al pretender los padres "convertirse en amigos de sus hijos", lo que les deja "huérfanos de guía", advierte la psicóloga Maribel Martínez en su libro "¿Cuántas veces te lo tengo que decir?".
Carme PicartLunes, 24 de junio de 2019
0

Como padres "hemos perdido el norte" en lo que se refiere a la Educación de los hijos, ha alertado la experta.

La psicóloga, que lleva 20 años aplicando la “terapia breve estratégica”, una herramienta psicológica orientada en la búsqueda práctica de soluciones, ha escrito un libro que pivota sobre la idea “esencial del respeto hacia los padres como base para la Educación”, explica Maribel Martínez.

Como padres “hemos perdido el norte” en lo que se refiere a la Educación de los hijos, ha alertado la experta que afirma que en su consulta “cada vez recibe más padres desorientados, perdidos y preocupados en este sentido”.

El libro parte de la base de que los padres actuales están “profesionalizados”, tienen más formación académica y más acceso a la información que las generaciones anteriores y buscan lo mejor para sus hijos.  “Sin embargo –avisa– nos hemos pasado de rosca” y lo que a priori podría parecer que beneficia a los hijos, les acaba “perjudicando”. En el afán por evitar sufrimientos a los niños, los padres “se adelantan a los miedos y dificultades de los niños y les acaban sobreprotegiendo”, ha concretado.

El libro se estructura en diez capítulos que abordan los problemas que más preocupan a los padres con hijos de entre 3 y 12 años, como no querer ir al colegio, las peleas entre hermanos o el miedo a la oscuridad.

El libro parte de la base de que los padres actuales están "profesionalizados", tienen más formación académica y más acceso a la información que las generaciones anteriores

Para solucionarlos, Maribel Martínez ofrece fórmulas educativas de “reconocida validez” que espera que “puedan ayudar a muchos padres sin necesidad de acudir a terapia”. Hacer los deberes, hablar por los hijos, vestirles o darles de comer son algunos de los errores que cometen los padres actuales, ya que son “ayudas que no ayudan”.

Estas actitudes paternas pueden acabar creando niños inseguros, angustiados, que muestren pánico ante los exámenes, que se niegan a dormir fuera de casa o con miedo a participar en colonias, ha advertido.  En realidad, estos niños son “incapaces de superar dificultades y no se plantean retos”, lo que puede “desembocar en adolescentes tiránicos e inseguros”, ha advertido la experta.

La psicóloga ha recomendado “ayudar a los niños a tolerar la frustración, a que sepan manejar emociones como la ira o la rabia”, y “empezar a confiar en ellos, dejándoles ser protagonista de su vida y permitiendo sus errores para que aprendan por ellos mismos y no tratarles como inútiles”.

Otro de los errores que cometen los padres, según la experta, es tener siempre en cuenta las opiniones y deseos de los niños, “cuando ellos no están preparados para opinar y siempre lo harán en función de intereses infantiles”.

La psicóloga ha recomendado "ayudar a los niños a tolerar la frustración, a que sepan manejar emociones como la ira o la rabia"

El libro pivota sobre el “necesario respeto hacia los padres”, que en las anteriores generaciones “era un concepto consensuado y un pilar de la sociedad”, ha explicado Martínez. Los niños “necesitan creer en personas adultas que ejerzan el papel de guía y les orienten”, según Maribel Martínez, por lo que el respeto “se debe extender a padres, abuelos y profesores”.

La autora ha señalado que “hay líneas rojas que los niños deben tener claro que no pueden traspasar”, en lo que a respeto se refiere, y si eso ocurre recomienda mantener una actitud firme. En situaciones de conflicto con los hijos, el libro propone “evitar la escala comunicativa” y que los progenitores bajen la voz para dirigir órdenes claras y concisas del tipo: “Ve a tu habitación, te calmas y en media hora hablamos”.

“Hay que saber mandar para que los niños obedezcan”, según el libro, que propone una obediencia en el entorno familiar desde el respeto mutuo y el amor, y no desde la imposición dictatorial, el temor, la fuerza y el autoritarismo.

0
Comentarios