El plan andaluz de refuerzo educativo seguirá adelante a pesar de los pocos alumnos apuntados

El consejero de Educación y Deportes de la Junta de Andalucía, Javier Imbroda (Cs), ha anunciado que el programa de refuerzo educativo durante el verano se mantendrá el próximo año a pesar de que se han apuntado 2.144 alumnos de las 100.000 plazas ofertadas, lo que ha atribuido a errores en la comunicación.
RedacciónMiércoles, 24 de julio de 2019
0

El consejero Javier Imbroda en su comaparecencia en el Parlamento de Andalucía. JUNTA DE ANDALUCÍA

En una comparecencia parlamentaria a petición del PSOE y Adelante Andalucía, Imbroda ha dicho que la experiencia “pionera” de este plan, que lo ha incluido como una iniciativa más contra el fracaso escolar, ha sido “muy positiva” para las familias, los alumnos y los 509 docentes contratados de los 1.600 que quisieron participar.

Los portavoces de la oposición, por su parte, han criticado la aplicación del programa porque no sirve para abordar el fracaso escolar y no tiene “ni pies ni cabeza”, según la socialista Ángeles Férriz, mientras que José Ignacio García, de Adelante, ha criticado su mal “diseño y planteamiento político”.

María José Piñero, de Vox, también ha coincidido en que este plan, que ha definido como “campamento de verano”, no sirve contra el fracaso escolar y además solo se ha aplicado a los alumnos de Primaria cuando el abandono temprano del alumnado se produce en Secundaria.

El consejero ha explicado que el programa, dividido en quincenas, no soluciona el fracaso escolar en 15 días, “es imposible”, y lo ha calificado como “una herramienta más” para bajar del 22% de abandono escolar y una posibilidad para que los escolares estén atendidos pedagógicamente en el ámbito publico, lo que antes solo ofertaba el sector privado y a precio “elevado”.

Imbroda ha reconocido que la comunicación a las familias y los colegios del programa, que también ayuda a la conciliación familiar, no ha sido “todo lo eficiente que debería”, lo que “anota” para solucionarlo el próximo año. Eso ha provocado, según ha dicho, que se apunten solo 2.144 alumnos de las 100.000 plazas ofertadas, una cifra que fijó porque en Andalucía hay 244.000 alumnos afectados por el fracaso escolar.

Imbroda ha reconocido que la comunicación a las familias y los colegios del programa, que también ayuda a la conciliación familiar, no ha sido "todo lo eficiente que debería"

En cada quincena, los alumnos han recibido refuerzo de Lengua, Matemáticas e Inglés y han hecho actividad física, ha subrayado el consejero, quien ha rechazado comparar el programa con los campamentos de verano, que tienen carácter asistencial pero no pedagógico, como el programa aplicado, que además ayuda a la conciliación familiar.

En el plan se han atendido a 2.144 alumnos, 1.185 en la primera quincena de julio repartidos en 196 grupos y 90 centros, y en la segunda quincena del mes a 959 alumnos en 129 grupos y 69 centros, según los datos ofrecidos por el consejero.

La portavoz socialista ha dicho que el programa, que ha sido un “pinchazo” y un “parche”, es “hasta perverso” porque se eligen los centros en los que se imparten “sin criterios” y sin atender a las zonas en los que hay más fracaso escolar, por lo que ha instado al consejero a pedir “disculpas” y a hacer propósito de enmienda.

María del Mar Sánchez, de Ciudadanos, ha destacado que los alumnos reciben en este programa una “atención personalizada” y ha dicho que para el próximo año se debe “mejorar”, lo que también ha pedido Miguel Ángel Ruiz, del PP, antes de destacar que esta experiencia ha servido para “sumar” en las iniciativas contra el fracaso escolar.

0
Comentarios