100.000 firmas para que no haya ningún menor sin escolarizar en Melilla

La asociación Prodein roza las 100.000 firmas en Change.org para conseguir que los 243 niños y niñas que no tienen garantizada su plaza el curso que viene puedan ir al colegio.
RedacciónJueves, 22 de agosto de 2019
0

El grupo de la asociación melillense Prodein que entregó las firmas en la sede del Ministerio de Educación y FP. PRODEIN

La petición de la asociación Pro Derechos de la Infancia Prodein para que ningún niño en edad de escolarización se quede fuera de este derecho básico por no contar con los papeles pertinentes roza ya las 100.000 firmas en la plataforma Change.org.

Esta semana, su portavoz, José Palazón, presentaba las firmas en la sede del Ministerio de Educación. Con ellas la asociación pretende que los 243 alumnos en edad escolar que se han quedado fuera de las listas de admitidos tengan una plaza garantizada el curso que viene.

La asociación desarrolló una campaña similar el curso pasado y logró que buena parte de los 150 niños entonces afectados fueran finalmente admitidos.

Además de la recogida de firmas, física y virtual, la campaña se completa con concentraciones de los propios niños las tardes de los jueves.

Desde el Ministerio de Educación se explica que estos menores no están sin escolarizar sino que sus solicitudes están “pendientes de verificación”, y emplazan al 10 de septiembre, cuando se conocerá la lista definitiva de admitidos. Aseguran que se les ha dado la opción de presentar el certificado de empadronamiento, la tarjeta sanitaria, el recibo de la luz o cualquier otro documento emitido por un organismo oficial.

Desde el Ministerio de Educación se explica que las solicitudes están "pendientes de verificación"

“Es cierto que no están sin escolarizar, pero tampoco están admitidos”, explica José Palazón. “La falta de padrón es la otra valla que te convierte en un ciudadano oculto. En todas las administraciones te recibe la pregunta “¿Tiene usted padrón?” y sin él no es posible pedir la residencia auqnue hayas nacido en Melilla, y aunque también tus padres y tus abuelos hayan nacido en Melilla”, relata.

Aunque el curso pasado se admitió finalmente a parte de los alumnos que no figuraban en la lista provisional, presentando la tarjeta sanitaria como título que acredita que viven en Melillla, este curso se han encontrado con que tres o cuatro de los alumnos a los que entonces les bastó la tarjeta sanitaria, no figuran en las listas. O figuran ellos pero no sus hermanos pequeños, que han presentado la misma documentación.

“De un lado está aumentando la presión de los sindicatos y de partidos como el PP o Vox, que alertan de la “marroquinización” de las aulas”, de otro, se están ofreciendo soluciones que no arreglan nada”. Se refiere Palazón a la alternativa de presentar una factura de la luz de al menos seis meses de antigüedad. “Sin estar empadronado no hay contrato posible”, explica el portavoz de Prodein, para quien con una factura del butano, que muchas de las familias sí tienen, o con la visita de los agentes de Policía o de los trabajadores sociales para constatar que esos niños efectivamente viven en Melilla, debería bastar.

"

Está aumentando la presión de los sindicatos y de partidos como PP o Vox, que alertan de la "marroquinización" de las aulas

"

Esta situación no es nueva y se dio también en la Ciudad Autónoma de Ceuta. Por otra parte, Palazón reconoce que no todas las familias con niños sin escolarizar se atreven a pedir que sus hijos vayan al colegio, al encontrarse en una situación irregular. “Esto no es algo de estos dos últimos años, tenemos generaciones de niños que no han ido nunca al colegio”, constata el representante de Prodein.

La asociación ha acudido también ante el Defensor del Pueblo, que ha manifestado en distintas ocasiones que “los Derechos Fundamentales están por encima del padrón”.

0