Siete de cada 10 centros emplean el test del 'bullying'

En el curso 2018/2019 un 1% de los alumnos madrileños fue víctima de acoso, frente al 3% del curso 2015/2016.
RedacciónLunes, 19 de agosto de 2019
0

1.092 centros educativos han participado en el test Sociescuela. NUTHAWUT

Un 70,9% de los centros educativos madrileños (1.092) empleó durante el curso 2018/2019 el test Sociescuela contra el acoso escolar. Esta cifra supone un incremento del 33,8% con respecto al curso anterior. En total, 216.614 alumnos han realizado el test.

En cuanto a los casos de acoso, afectaron al 1% del alumnado, frente al 3% que se alcanzó hace tres cursos.

El test Sociescuela es la mayor encuesta de España para prevenir e intervenir en situaciones de acoso en las aulas. Proporciona un completo análisis de la convivencia de cada aula y ayuda a identificar a los que padecen o están en riesgo de sufrir acoso, además de aportar información sobre los niveles de autoestima individual y de grupo.

Sociescuela aporta un completo análisis de la convivencia en el aula, indentificando riesgos potenciales de acoso.

También identifica los alumnos prosociales -aquellos que pueden ayudar a la víctima en casos de acoso-, y si los alumnos en riesgo o los acosadores tienen alguna necesidad específica de apoyo educativo.

El test emplea indicadores de potencial acoso físico, verbal, social y ciberacoso, y la información se proporciona de manera inmediata al tutor junto con un informe individualizado de cada alumno en riesgo, con pautas de intervención individual y en grupo.

Del autoinforme al heteroinforme

Para Jose Antonio Luengo, del Equipo de Prevención del Acoso Escolar de la Comunidad de Madrid, esta herramienta y los tres informes que ha permitido elaborar los últimos tres cursos es fundamental para poder llevar un registro histórico del fenómeno con un mismo instrumento de medida. “No son autoinformes cualitativos, son heteroinformes, técnicos, cuantitativos, que completan la sensación de un alumno que se siente de una determinada manera con la percepción de todos los demás sobre si le puede estar pasando antes, esto duplica la información”, explica.

“No queremos tirar por tierra el trabajo de nadie sino poner en valor que el análisis de prevalencia de un fenómento tan complejo como el acoso entre iguales no puede reposar exclusivamente en estudios basados en el autoinforme”, analiza.

0
Comentarios