Investigadores denuncian a las universidades catalanas ante la Inspección de Trabajo

Los investigadores predoctorales de las universidades públicas catalanas han presentado una denuncia ante la Inspección de Trabajo porque las universidades están "incumpliendo las condiciones laborales que prevé el Estatuto del Personal Investigador Predoctoral en Formación" (EPIF) que aprobó el Consejo de Ministros el pasado mes de marzo.
RedacciónViernes, 20 de septiembre de 2019
0

Así lo han confirmado las portavoces de la plataforma “Doctorandos en Lucha”, Teresa Hoogeveen y Paula De Castro, durante un acto de protesta que el colectivo ha llevado a cabo esta mañana en la Universidad de Barcelona (UB). Las portavoces también han confirmado que, en paralelo a la demanda ante la Inspección, preparan “una demanda ante los juzgados por las irregularidades laborales que afectan a todos los predoctorales”, que cifran en unos 1.500 en Cataluña.

En concreto, los investigadores reclaman “fijar un salario mínimo que aumente gradualmente de los 16.127 euros en el primer y segundo año, a los 17.279 en el tercero y alcance los 21.599 en el cuarto año”. Piden también, “como prevé el EPIF, la prórroga del contrato de manera automática al cuarto año”, y que no se limite a tres años, puesto que es el tiempo que necesitan para hacer investigación y elaborar la tesis.

Los investigadores reclaman fijar un salario mínimo que aumente gradualmente de los 16.127 euros en el primer y segundo año, a los 17.279 en el tercero y alcance los 21.599 en el cuarto año

El otro punto que demandan es la regulación de la carga docente “hasta un máximo de 180 horas durante todo el contrato, con un máximo anual de 60 horas”.

En la protesta, los investigadores se han trasladado desde la puerta principal del Edificio Histórico de la UB hasta el rectorado portando pancartas en las que se podía leer “EPIF Ya”, “La UB explota”, “Basta de precariedad en la universidad” o un cartel con las “caras de la precariedad”, donde aparecían los rectores, el presidente de la Generalitat y del Gobierno central y del ministro de Ciencia. Ante el rectorado, los investigadores han gritado consignas como “Si la universidad no paga, huelga” o “Sin contrato no hay investigación”.

Los investigadores han afirmado que “seguirán manifestándose” y que, de momento, tienen previsto hacer actos de protesta en cada universidad con una periodicidad de entre 10 días y dos semanas, hasta que les escuchen y “se solucionen las irregularidades”.

0
Comentarios