fbpx

Jorge Calvo: “La tecnología por sí sola no genera un aprendizaje, necesita de un profesor”

El profesor y responsable de Tecnología e Innovación del Colegio Europeo de Madrid detalla las ventajas de combinar las nuevas tecnologías y la Educación de una manera eficaz.
Beatriz Gámez JareñoMartes, 29 de octubre de 2019
0

Jorge Calvo, en las instalaciones del Colegio Europeo de Madrid. CEM

El uso de la tecnología en el aula se ha convertido en un debate permanente. Lo que es indiscutible es que es una herramienta que ha venido para quedarse y que como explica el profesor y responsable de Tecnología e Innovación del “Colegio Europeo de Madrid” (CEM), Jorge Calvo, la tecnología por sí sola no genera aprendizaje, ni es una asignatura; es una manera de enriquecer los demás contenidos del aula. En este sentido, este centro usa la tecnología en las clases con el fin de preparar a sus alumnos para el futuro real y profesional que les espera.

¿Qué proyecto educativo tecnológico sigue el “CEM”?

—En el “CEM” los alumnos desarrollan las habilidades y competencias digitales que se requerirán en el futuro por la sociedad de la información y de la economía del conocimiento.

¿De qué forma usa la tecnología en el aula? ¿Qué tecnología emplea?

—Para responder a esta pregunta debemos tener claro un concepto y es que la tecnología por sí sola no genera un aprendizaje necesita de un profesor para buscar un objetivo, si no seguirá siendo un mero dispositivo conectado a internet en manos de un adolescente. Por lo tanto, el principal objetivo de la tecnología es trabajar sobre la comunicación que une al profesor con su alumno, en mejorar esa línea de aprendizaje y llegar a nuestros alumnos de una manera más productiva o eficiente en los casos que sea necesario. Para ello podemos trabajar la tecnología usando diferentes metodologías de trabajo como gamificación, cooperación, clase invertida, ya que la tecnología es simplemente el medio y no el fin. La tecnología que empleamos siempre es adaptada a la metodología de aula y nunca al revés, podemos usar realidad aumentada para una clase de ciencias, realidad virtual para motivar en una clase de historia o incluso inteligencia artificial para dar una clase de arte.

¿El alumnado se distrae con ella? ¿Por qué?

—En mi opinión esto depende mucho de cómo planteemos la clase, ya que tenemos que saber que un aula es muy diferente cuando se trabaja con dispositivos conectados a internet de cuando tenemos un aula con una metodología más clásica. Ambas pueden ser correctas en diferentes momentos, pero su planteamiento debe ser diferente, ya que en un aula donde trabajas con tecnología el profesor debe cambiar su rol para convertirse más en un guía, donde el trabajo empírico está más presente, evitando así la distracción y fomentando la motivación.

"

El objetivo de la tecnología es trabajar sobre la comunicación que une al profesor con su alumno, en llegar a los alumnos de una manera más productiva y eficiente.

"

¿Qué tipos de proyectos tecnológicos ha llevado a cabo con su estudiantado?

—Realizamos proyectos donde por supuesto la tecnología juega un papel fundamental, pero intentamos siempre que tengan un objetivo real, donde ese proyecto fomente valores como el compañerismo, solidaridad o empatía. De esta manera, buscamos la idea de mejorar entornos o situaciones ayudándonos de la tecnología.

Como, por ejemplo, optimizar el agua gracias a nuestro proyecto ‘H3On’, crear una prótesis con tecnología 3D o trabajar las emociones con el proyecto ‘FaceFeeling’.

P ¿En qué consiste la aplicación ‘FaceFeeling’?

—El proyecto ‘FaceFelling’ nace de trabajar las expresiones de los retratos en una clase de arte. No solo se explica la historia de cuadros como ‘La Gioconda’, ‘Las Meninas’ o ‘El Grito’, sino que también se intenta ver la expresión o sentimientos que muestra ese cuadro cuando fue pintado. Es una manera de trabajar la inteligencia emocional en el aula para que los alumnos aprendan a detectar las emociones (propias y ajenas), comprenderlas y utilizarlas de forma positiva y beneficiosa. Por este motivo, desarrollé una aplicación móvil que mediante el reconocimiento de patrones en la cara era capaz de jugar con los porcentajes de alegría, tristeza, sorpresa y miedo. Algo muy intuitivo para alumnos de diferentes edades.

¿En qué cursos se está usando?

— Este proyecto lo hemos realizado con alumnos de 1º de Primaria y con alumnos de 1º de ESO en diferentes actividades.

"

Buscamos la idea de mejorar entornos o situaciones ayudándonos de la tecnología.

"

¿Cómo se puede trabajar la inteligencia emocional a través de esta app?

—La actividad consistía en que los alumnos debían elegir un retrato de un pintor que habían estudiado anteriormente o que simplemente conocieran para documentarse sobre ese cuadro y sobre el personaje que aparecía pintado. Esto nos daba el enfoque de qué tipo de persona y carácter podría tener. Una vez realizado este paso se analizaba el cuadro con la app para ver las emociones que según la inteligencia artificial mostraba cuando se le pintó. La parte de trabajo emocional venía cuando ellos debían jugar con sus emociones para imitar la expresión de su cuadro, tenían que trabajar no solo sus facciones si no también su postura. Gracias a la app podían repetir y analizar tantas veces su foto como necesitaran para acercarse a ese porcentaje de emoción que estaban buscando.

¿Qué opinan las familias sobre que se use la tecnología en el aula?

—Las familias deben estar muy bien acompañadas cuando un colegio desarrolla un proyecto tecnológico. No solo es poner tecnología en el aula, hay una parte muy importante sobre salud digital, donde los colegios deben ofrecer asesoramiento, consejo y ayuda a las familias para que confíen en que el uso que hacemos de la tecnología, dentro del ámbito educativo, es de una forma correcta.

Currículum Vitae

Innovación educativa. Lleva cinco años como profesor y formador de profesores en el “Colegio Europeo de Madrid” y más de diez años dedicado a la tecnología e innovación educativa desde la consultoría.

Conocimientos tecnológicos. Sus conocimientos en el mundo de la programación, datascience y en las últimas tecnologías le han permitido llenar las aulas de nuevos recursos e ideas para sus alumnos y compañeros. Siempre ha mantenido que la tecnología no es por sí sola una asignatura, sino una manera de enriquecer los demás contenidos del aula.

Empresa privada. Desde que comenzó a trabajar en la empresa privada siempre ha estado vinculado al canal educativo de los centros, esto le ha permitido conocer y desarrollar proyectos en los colegios desde su parte más técnica.

0
Comentarios
  1. marilena gnocchi
    9 de febrero de 2021 15:59

    Gracias, muy interesante. Trataré de estar al tanto de lo que Ud. escribe. Buen trabajo!
    profa gnokki