Memoria en la escuela ¡Claro que sí!

La memoria es una característica primordial del ser humano, ya que genera recuerdos para ir conservando vivencias y aprendizajes. Gracias a ella registramos, retenemos y recuperamos información para ser utilizada de distintas maneras y en periodos de tiempo diversos. Además, implica también una serie de procesos cognitivos que construyen y reconstruyen parte de la información que guardamos gracias a ella.
Estrella López Aguilar
Maestra y licenciada en Ciencias de la Educación
7 de octubre de 2019
0

Tiene un importante componente emocional. Para elaborar recuerdos es conveniente acompañarlos de una emoción positiva pues inconscientemente las personas recordamos mejor aquello que nos ha generado bienestar.

Durante los primeros años de vida, niños y niñas poseen una memoria sensitiva que se centra, principalmente, en guardar sensaciones o emociones. Posteriormente aparece la memoria de las conductas en la cual se ensayan movimientos, que se van grabando a través de la repetición (esto  permite a los más pequeños aprender y retener experiencias para lograr adaptarse al entorno). Finalmente se desarrolla la memoria de conocimiento que ayuda a guardar adecuadamente datos almacenados y evocarlos cuando sea necesario.

Durante los primeros años de vida, niños y niñas poseen una memoria sensitiva que se centra, principalmente, en guardar sensaciones o emociones

Se pueden  distinguir tres procesos ligados a la memorización:

  • Codificación de la información: proceso mediante el cual se registra inicialmente la información en una forma que la memoria pueda utilizarla. La codificación se realiza como una imagen, sonido, experiencia, acontecimientos o ideas significativas. Puede determinar el éxito o fracaso de la memoria y se relaciona con la atención, concentración y el estado emocional de la persona.
  • Almacenamiento de información: proceso de ordenamiento o categorización de la información en la memoria. Requiere una metodología y estructuras intelectuales para que la persona logre clasificar datos. Si la información no es almacenada adecuadamente desde un principio, no podrá ser recordada más tarde. El almacenamiento puede cambiar con las experiencias que va viviendo la persona.
  • Evocación de la información: proceso mediante el cual se localiza la información almacenada en la memoria, se hace consciente y se utiliza.

La codificación de la información puede determinar el éxito o fracaso de la memoria y se relaciona con la atención, concentración y el estado emocional de la persona

¿Cómo podemos favorecer el desarrollo de la memoria durante la Primaria?

  • Transmitiendo la información dotándola, siempre, de sentido. Niños y niñas recuerdan sin esfuerzo cuando comprenden el sentido de las cosas.
  • Potenciando los aprendizajes con poemas y canciones, pues el ritmo y  la sonoridad dotan  de un sentido lúdico al contenido.
  • Proponiendo al alumnado que elabore los contenidos que debe guardar en su memoria, frente a la exposición de contenidos ya elaborados. Indagar, investigar, preguntar, comparar, analizar…son procesos que activan la capacidad memorística.
  • Favoreciendo que relacionen los nuevos aprendizajes con aprendizajes previos que ya poseen,  pues les ayudará a elaborar el contenido antes de guardarlo.
  • Gamificando para facilitar la memorización, de esta forma los contenidos irán de la mano de emociones positivas.
  • Utilizando técnicas nemotécnicas y de pensamiento visual para crear imágenes mentales del contenido. Funciona especialmente bien con contenidos complejos como la ortografía.
  • No imponiendo la memorización como única estrategia de aprendizaje. Acceder a la información únicamente a través de la repetición puede generar aburrimiento y desinterés.
0
Comentarios
  1. Gabriela
    7 de octubre de 2019 22:53

    Excelente artículo!! El Pensamiento Visual como práctica didáctica es muy útil a la hora de favorecer la memorización, para aprender más.