Objetivo: lograr construir la mejor moto eléctrica desde cero

El equipo ‘UPM MotoStudent’ surge de la necesidad de los estudiantes de ingeniería de aplicar los conocimientos adquiridos a la vida real.
Beatriz Gámez JareñoMiércoles, 6 de noviembre de 2019
0

Algunos de los cerca de 30 estudiantes de ingeniería que participan en el proyecto ‘UPM MotoStudent Electric’. BEATRIZ GÁMEZ JAREÑO

¿De qué manera es posible acelerar el proceso madurativo de un estudiante universitario? ¿Cómo se puede conseguir que el alumnado de ingeniería se sienta un ingeniero antes de haber terminado la carrera? ¿De qué forma se pueden proporcionar opciones laborales para el estudiantado cuando busque un puesto de trabajo? Las respuestas a estas preguntas las resuelve un equipo de competición de motos que nació en la Universidad Politécnica de Madrid (UPM) en el año 2010 y que ha conseguido encontrar un sentido práctico de aquello que estudian. Actualmente, ‘UPM MotoStudent Electric’ es un equipo de competición del que forman parte aproximadamente 30 estudiantes de ingeniería de la UPM. Desde 2014, diseñan y fabrican motos eléctricas con las que después participan en la competición ‘MotoStudent’, que tiene lugar cada dos años en el Circuito Internacional de ‘Motorland’ (Aragón).

María Santiago, Manuel Moreno, Javier Barneto, Juan Gil o Sergio Bruna son algunos de los integrantes de este equipo que nace de la necesidad que encuentran los estudiantes de aplicar los conocimientos que aprenden en las aulas a la vida real. “Es una forma prematura de iniciarnos en el mercado laboral gestionando nosotros mismos un proyecto de ingeniería desde cero; así como cubriendo competencias transversales que no nos enseñan en la facultad como, por ejemplo, comunicación, hacer presupuestos, tesorería, etc.”, explicó Santiago.

María Santiago: "

Es una forma prematura de iniciarnos en el mercado laboral gestionando nosotros mismos un proyecto de ingeniería desde cero

"

Así pues, estos estudiantes diseñan, calculan, fabrican y optimizan motos eléctricas de competición a la vez que se forman como profesionales, solucionando problemas reales, gestionando una empresa y trabajando en equipo. “Estudiamos mucha teoría en las aulas, pero si después no se aplica ese conocimiento a algo que se pueda tocar y manejar realmente no aprendemos de forma activa” matizó Santiago.

La moto se idea y se desarrolla completamente desde cero a partir de los componentes que ‘MotoStudent’ provee a los equipos. De esta forma, cada uno de los departamentos se encarga de un aspecto de la moto y una vez diseñada se fabrica por completo en la universidad. “Los vehículos eléctricos son el futuro al igual que nosotros. Ahora mismo no tenemos la repercusión que merecemos, pero salen muy buenas ideas de aquí que, en un futuro, podrían alimentar a la sociedad. Al final innovamos porque tenemos ambición de progreso”, afirmó Moreno.

Una competición internacional

En la ‘Competición Internacional MotoStudent’, universidades de todo el mundo participan con los prototipos que sus estudiantes han diseñado y fabricado. En la competición se evalúan varios aspectos de la moto; es decir, la ingeniería del proyecto y cómo se comporta la moto en pista.

En el año 2018, ‘MotoStudent’ contó con un total de 70 equipos universitarios de 17 países diferentes. “Nosotros quedamos terceros en carrera, obtuvimos el premio al mejor diseño y fuimos segundos en la clasificación general”, subrayó Barneto ilusionado.

Una vez que ha terminado la competición esas motos no se vuelven a utilizar. Por eso, este equipo ha decidido crear un campeonato para que estos prototipos puedan desarrollarse e implementar mejoras de cara al siguiente ‘MotoStudent’. “Hemos creado un campeonato español en el que corremos varias carreras y compartimos parrilla tanto motos eléctricas como motos de gasolina”, comentó Barneto.

Reconocimiento del trabajo

Muchas veces los medios de comunicación trasmiten el mensaje de que los jóvenes no se están preparando para su futuro. Sin embargo, hay mucha gente joven que está dedicando su tiempo libre en innovar, buscar otras posibilidades y caminos o crear una labor social a través de la ingeniería. Siguiendo esta estela, este equipo de estudiantes persiguen día a día que se reconozca el trabajo diario que hacen en este proyecto, ya que le dedican muchas más horas que a su propia carrera universitaria.

Además, ‘UPM MotoStudent Electric’ ha participado junto con la Real Academia de Ingeniería para que los niños conozcan y vean la importancia y el valor de la ingeniería. “Hemos ido a campamentos infantiles para enseñar que también hay niñas en estas carreras”, señaló Santiago. En relación a mujer y motor, este equipo de competición cuenta con un porcentaje elevado de mujeres trabajando como ingenieras respecto a otros grupos. Asimismo, la piloto oficial es la bicampeona en la categoría femenina del campeonato RACE, Sara Román.

Finalmente, los miembros del equipo coinciden en que el proyecto ‘UPM MotoStudent Electric’ se podría englobar en una sola palabra: superación “porque aunque nos vaya muy mal, el equipo siempre logra salir del paso. Al final consiste en dar lo mejor de ti y superarte”, concluyó Santiago.

0
Comentarios