fbpx

Rincón del pensamiento positivo

Por Marisol Gracia
Martes, 5 de noviembre de 2019
0

Resumen:

Español: El Rincón de Pensamiento Positivo es una actividad para trabajar la inteligencia emocional en clase tanto en inglés como en español. No sólo aprenderán a tener una visión positiva de sí mismos, sino que también aprenderán a desarrollar la habilidad del pensamiento positivo, así como también aumentará su autoestima, mejorará la relación con los demás y los niños desarrollarán la capacidad de empatía.

Poder mantener un equilibrio entre la razón y el corazón es básica para poder desarrollar nuestra inteligencia emocional, donde la única manera de educar para dejar una huella positiva en nuestros niñ@s, que son el futuro, es PENSANDO CON EL CORAZÓN a la hora de educar y donde la compasión y la gratitud son fundamentales.

Inglés: Positive Thinking Corner is an activity to do in class with your students in Spanish or English in order to work emotional intelligence. With it, they will not only learn to have a positive view of the themselves, but also will learn to develop the ability of positive thinking, as well as increase their self-esteem, improve their relationship with others and will develop the capacity for empathy.

Being able to maintain balance between our brain and our heart is the basis that enables us to develop our emotional intelligence.  The only way to educate and leave a positive mark on our children, who are the future, is THINKING WITH THE HEART when we are teaching, compassion and gratitude are very important.

Palabras clave de la experiencia: Transformación, emociones, educación, motivación y felicidad.

Qué se pretende comunicar: La importancia de educar las emociones dentro del aula y que forme parte del curriculum y la programación como parte imprescindible del proceso de enseñanza y aprendizaje de los niñ@s, así como también la necesidad de que los docentes se formen en inteligencia emocional y gestión de sus propias emociones para proporcionar una educación coherente a las necesidades de nuestra sociedad actual.

Objetivos de la experiencia:

  • Desarrollar la autoestima y el pensamiento autocrítico positivo de uno mismo.
  • Aumentar la autoestima a través de la realización en la vida real de situaciones que desarrollan habilidades emocionales positivas.
  • Desarrollar el sentimiento de empatía hacia los demás a través de acciones y pensamientos positivos que proporcionan bienestar emocional.
  • Tomar conciencia de las capacidades emocionales que tiene uno mismo y aprender a mejorarlas.
  • Formar a padres y docentes en inteligencia emocional como parte del proceso del cambio de transformación haciéndoles partícipes del proyecto y proporcionándoles herramientas para trabajar la educación emocional con los niñ@s.

Método utilizado en el trabajo.

Cambiar los patrones de pensamiento que tenemos no es tarea fácil, y se consigue practicando y llevándolo a la vida real de tal manera que forme parte de nuestro sistema de valores.

Ésta herramienta educativa consiste en poner en práctica el pensamiento positivo de uno mismo, aceptando y modificando nuestro crítico interior a la vez que desarrollan su capacidad de empatía, una herramienta indispensable para tratar el problema del buylling.

 

Por qué educar las emociones a través de la psicología positiva aplicada a la educación.

Por un lado, como nos describe Daniel Goleman en su libro “Inteligencia Emocional” donde nos hace un resumen de varios estudios que demuestran los beneficios de incluir la educación emocional en la enseñanza. Uno de ellos fue el Proyecto de Desarrollo Infantil llevado a cabo por Eric Schaps, del Developmental Studies Center, en Oakland, California.

Dicho proyecto publicó una evaluación valorada por observadores independientes comparando los resultados obtenidos con escuelas normales que sirvieron como grupo de control, demostrando los siguientes resultados. Una vez finalizado el proyecto los niñ@s demostraron ser:

  • Más responsables.
  • Más asertivos.
  • Más prosociales y colaboradores.
  • Tener mejor comprensión de los demás.
  • Más considerados e interesados.
  • Y tener más habilidades de resolución de conflictos.

 

Por otro lado, la psicología positiva se encarga de estudiar las bases del bienestar psicológico y de la felicidad, así como de las fortalezas y virtudes humanas y reflexiona sobre lo que le da valor a la vida, y qué factores contribuyen para vivir una vida plena.

Su enfoque es el estudio de aspectos positivos, como la creatividad, la inteligencia emocional, el humor, la sabiduría, la felicidad, la resiliencia, etc.

Una de las características definitorias de la psicología positiva, radica en que, dentro de sus principios, se establece que se enmarcará dentro del método científico. De esta forma, los hallazgos obtenidos, así como las aplicaciones, tendrán la garantía de haber sido validadas científicamente del cual Martin Seligman es el principal representante, también llamado padre de la psicología positiva y creador de la teoría del bienestar.

Ésta herramienta educativa ha sido testada con niños de infantil, primaria y secundaria de centros públicos con resultados excelentes, donde los alumnos han aumentado no solo su concentración, sino que también se ve mejorada su autoestima y las relaciones sociales positivas con sus compañeros de clase y sus maestros.

Explicación completa de la experiencia: Es una experiencia que ya ha sido testada en infantil y primaria y se ha comprobado que funciona. Para iniciar la actividad, hablaremos con los niñ@s de los adjetivos negativos que oyen a su alrededor o le han dicho alguna vez, haremos una lista en la pizarra y estableceremos un pequeño debate acerca de cómo se han sentido cuando se lo han dicho, si les ha gustado, si creen que está bien…. Favoreciendo así la introspección. Luego buscaremos entre tod@s adjetivos positivos que contrarresten los negativos y haremos también una lista en la pizarra. Entonces hablaremos de todos los adjetivos positivos que hemos encontrado para describir a una persona y haremos también un pequeño debate.

A continuación, por sorteo u orden de lista, como el docente lo considere, pondremos a nuestro primer compañero de clase en el Rincón del Pensamiento Positivo y cada niñ@ tendrá que elegir un adjetivo positivo de la lista y decirlo en voz alta. El docente lo escribirá en la pizarra debajo de su foto o nombre y pondrá una X en los que se vayan repitiendo, porque luego lo leerá en voz alta y mostrará cuáles son las cualidades positivas más fuertes que ven los otros compañeros.

Durante una semana, cada mañana al entrar leerán todos en asamblea las cualidades positivas del protagonista del rincón y el viernes se elegirá al siguiente protagonista que empezará el lunes de la semana siguiente. Los beneficios que se plantean a los alumnos por participar y a su vez motivarlos para seguir utilizando el vocabulario de emociones positivas, es algo que sea significativo para los niños: diez minutos más de jugar en el patio, almorzar o merendar en el parque, una actividad de arte donde puedan dibujar y pintar libremente, juego libre en clase los últimos 15 minutos… según el grupo de niños que tengas y sus necesidades tendrás que buscar lo que crees que sea más motivador para el grupo de clase.

Una vez toda la clase haya sido protagonista, recibirán un diploma por “Pensar en positivo”, siendo un trimestre la temporalidad utilizada para la aplicación de la experiencia.

La asamblea general está estipulada para hacerla el viernes ya que ha pasado toda la semana y se puede recopilar toda la información de manera más completa donde los niñ@s podrán expresar sus opiniones y sentimientos acerca de lo vivido esa semana con la experiencia. Para ellos es importante que sean escuchados y tener tiempo para hablar, por lo que la escucha activa por parte del docente es imprescindible.

Materiales y procedimientos de evaluación utilizados en la experiencia: Es necesario que tenga su propio espacio por lo que tiene que estar a parte de la pizarra normal de clase. Se trata de una pizarra blanca para escribir con rotulador borrable cuyas medidas son de 40cm X 60cm. Se decora la pizarra con colores vivos y brillantes: goma eva con purpurina y troquelados en relieve haciéndolo atractivo para los niños despertando a su vez la creatividad.

El docente tendrá un documento a su disposición para evaluar y hacer anotaciones individuales de cada niño acerca de su progreso emocional utilizando la observación y la escucha activa como sistema de evaluación en clase, así como también una evaluación final utilizando la “Rúbrica Holística” en el documento de evaluación.

Debido al escaso vocabulario en emociones positivas que poseen los alumnos, no porque no los conozcan sino porque no se utilizan en su rutina diaria, a la mayoría les cuesta un poco verlo y decirlo al principio por lo que se les da también un diccionario de emociones positivas para describir a los compañeros y al final, se les deja un espacio para que ellos busquen más emociones positivas a través del diccionario de lengua española que tienen en clase, cosa que les ha gustado mucho. Y es que tendemos por naturaleza a fijarnos en nuestros aspectos negativos, pero se puede entrenar el cerebro a poner el foco en nuestros aspectos positivos o fortalezas.

Una vez terminada la experiencia, yo realizo mi propia evaluación realizando un cuestionario al docente o haciendo una entrevista personal acerca de cómo ha funcionado y cómo se puede mejorar el Rincón del Pensamiento Positivo, ya que cada grupo de niños es diferente y único.

Resultados de la experiencia:

El rincón del pensamiento positivo forma parte de un proyecto de educación emocional llamado Respirar y Sentir de formación para docentes en Gestión Emocional + Mindfulness + Psicología Positiva aplicada a la educación, destinado a no sólo utilizar herramientas y realizar programas de intervención de educación emocional dentro del aula, sino también como parte indispensable para proporcionar herramientas a docentes en inteligencia emocional, y a su vez trabajar la gestión de las emociones de los adultos para poder utilizar la educación emocional con los niñ@s dentro del aula.

La experiencia ha tenido un 100% de resultados positivos, habiendo sido testado con niñ@s de primaria en el colegio Villa Alegría de San Pedro del Pinatar, así como también en la clase de 4 años de infantil del Colegio Nuestra Señora del Carmen de Lo Pagan, también de San Pedro. Según la evaluación de las maestras, de utilizar sólo dos palabras de emociones positivas en un mes han acabado sabiendo más de diez palabras positivas e incluso cuando se comunican entre ellos, utilizándolo por sí mismos en su día a día. Según la valoración de los propios niños en la asamblea de entrega de diplomas, les entrevisto acerca de qué les ha parecido la experiencia y cómo se han sentido, y no olvidaré lo que me dijo uno de los niños literalmente: “Seño no sabía que yo tenía cosas buenas”. Para ellos es increíble comprobar, e incluso se emocionan, de saber que sus compañeros de clase ven aspectos positivos en ellos, les da fuerza y confianza en sí mismos y, por ende, mejoran las relaciones sociales e incluso el rendimiento académico.

Conclusiones y su posible replicación en centros educativos: Éste proyecto nace de la motivación personal de que “Quiero ser parte del cambio educativo, y no una mera espectadora” no sólo por mi propia autoestima y tener una meta o para qué que me hace feliz, sino también como ejemplo para mi hijo, por lo que estoy decidida a llevar a cabo la difusión de herramientas para aumentar el bienestar emocional de los niños y aportar mi granito de arena para dar a conocer la importancia de la educación emocional en el proceso de enseñanza y aprendizaje de nuestros niñ@s. En cuanto a la replicación de la experiencia, se puede utilizar tanto en primaria como en infantil, y en secundaria también ya que lo he utilizado con mi hijo y un grupo de amigos de catorce años de edad con magníficos resultados también, por lo que es adaptable a cualquier grupo de clase. La única diferencia es que en infantil se hace de forma oral dirigido por el docente ya que los niños no saben leer todavía, y en primaria participan de forma más interactiva con la herramienta.

Otro dato importante es que se ha elaborado también en inglés adaptándolo para que los maestros de inglés trabajen a la vez la inteligencia emocional y los adjetivos tanto negativos como positivos en la lengua inglesa.

Para ello se ha testado con un niño inglés, Joseph Ross, diagnosticado de Asperger con problemas para adaptarse a la escuela pública española obteniendo resultados fantásticos.

En cuanto a la repercusión de la experiencia, el pasado año 2018 fue seleccionada, junto a un reducido grupo de experiencias educativas y metodologías innovadoras, para exponerla como herramienta en inteligencia emocional basada en la psicología positiva en el I Congreso nacional de Educación y Felicidad celebrada en el Batel, Cartagena, donde pudimos contar con ponentes fantásticos como el Profe Ramón o Alejandro Adler, colaborador de Martin Seligman en EEUU.

Recientemente, aunque no ha sido finalista, fue seleccionada por su calidad educativa para ser considerada en los premios Reimagine Education Awards y actualmente participa en los ELtons Education Awards en Londres a través del British Council por su aplicación en la lengua inglesa.

La experiencia del Rincón del Pensamiento Positivo se ha realizado gratuitamente y de forma voluntaria tanto en primaria como en infantil, con el objetivo de tener un grupo de control y poder testar la eficacia y viabilidad empírica de la herramienta. No quiero terminar sin comentar que agradezco profundamente la disposición, apoyo y ayuda desinteresada de mi amiga Eva María Alcaraz Pérez, maestra de infantil y nominada a mejor docente de infantil de España en los Premios Abanca en 2017 y ha realizado el Rincón del Pensamiento Positivo con sus niños de 4 años durante casi dos trimestres.

Por último, con el objetivo de darle más credibilidad, base empírica y buscar la mejora tanto del recurso educativo como de la experiencia, una vez finalizada la experiencia educativa y en base a todas las entrevistas a los docentes y también mi propia observación, he realizado un análisis FODA.

Algunas de las ventajas de utilizar el éste tipo de análisis como herramienta estratégica para la mejora de la experiencia son las siguientes: Facilita la comprensión de las fortalezas y debilidades de la actividad; Alienta el desarrollo del pensamiento estratégico; Ayuda a clarificar y resumir las principales cuestiones y oportunidades de la experiencia educativa.

Ejemplo de su difusión en las redes:

https://www.facebook.com/educarpensandoconelcorazon/posts/559036114585406/

https://heartthinkingproject.com/rincon-del-pensamiento-positivo/

Rincón 1
1 de 5
Rincón 2
2 de 5
Rincón 3
3 de 5
Rincón 4
4 de 5
Rincón 5
5 de 5
0
Comentarios
  1. Eva
    5 de noviembre de 2019 14:39

    Es una experiencia muy enriquecedora y su resultado nos hace ver cómo los niños y niñas escuchan su corazón sincero hacia los demás.

  2. Encarna Caballero
    5 de noviembre de 2019 20:13

    Excelente experiencia. A veces las docentes nos olvidamos de lo más importante: buscamos el desarrollo integral del alumnado y no tenemos en cuenta el desarrollo emocional porque no está en el currículo.

  3. Encarni
    5 de noviembre de 2019 21:47

    Desarrollar los pensamientos positivos en los niños ayuda a perder el miedo al fracaso, fomentar la seguridad en uno mismo, tomar decisiones acertadas o sentirse emocionalmente bien, y hacer que los niñ@s escuchen a su corazón.
    Si quieres saber como desarrollarlos y hacer que tus hijos piensen en positivo, SIGUE A MARISOL GRACIA y lee todos sus artículos. Que grande eres!!

  4. Montse
    6 de noviembre de 2019 18:37

    Preciosa experiencia, destacar las cualidades positivas haciendo partícipe al grupo, desarrollando competencias intra e interpersonales en nuestro alumnado, a veces relegadas a un segundo plano y en realidad necesarias para alcanzar otros logros educativos.

  5. Yolanda
    7 de noviembre de 2019 10:48

    Cuando ademas de conocimientos se enseñan cosas como amor,respeto,etc, los niños crecen como personas.

  6. María Dolores García Egea
    7 de noviembre de 2019 20:56

    Un artículo muy interesante. El rincón tal y como aquí se explica, debería trabajarse en todas las aulas desde infantil hasta universidad y también en salas de profesores.