El conseller Bargalló anuncia 5.000 plazas en unas oposiciones "más competenciales"

Cataluña seguirá invirtiendo las pruebas: primero la parte más pedagógica y después la memorística. Esta vez hay cambios también en los tiempos.
RedacciónJueves, 23 de enero de 2020
0

Bargalló y el director de Profesorado, Ignasi Garcia Plata. DEPARTAMENT D'EDUCACIÓ

El conseller de Educación, Josep Bargalló, concretó la semana pasada la oferta de plazas para docentes en la convocatoria de este año. Serán finalmente 5.000, de las que 4.892 serán para profesores de 18 especialidades de Secundaria y el resto para Escuelas Oficiales de Idiomas y Artes Plásticas y Diseño. Tanto el conseller Bargalló como el director general de Profesorado, Ignasi Garcia Plata, insistieron en que con esta oferta pública de empleo –se calculan casi 18.000 plazas en tres o cuatro años– se avanza tanto en la estabilización del profesorado como en la mejora de la calidad del sistema. Actualmente, Cataluña tiene un 14% de interinidad y el objetivo es alcanzar el 8% en 2022.

4.892
plazas

para profesores de Secundaria se ofertan en la presente convocatoria.

Como en la convocatoria de 2019, en Cataluña se invierte el orden de la realización de las pruebas, una solución “a la catalana” ante la imposibilidad de que estas no sean eliminatorias (como piden todos los sindicatos salvo ANPE), pues así lo recoge el real decreto estatal. Así, en primer lugar los opositores presentarán la programación y la unidad didáctica –la parte más pedagógica– y en segundo lugar realizarán la prueba práctica (70% de la nota de esta segunda parte) y el desarrollo de un tema –más memorística–, con un 30%. Bargalló aseguró que los presidentes de las comisiones de selección han valorado positivamente este nuevo sistema y que “es la mejor manera de marcar que las pruebas al acceso docente sean más competenciales“. “Quisiéramos que lo fueran aun más, pero la normativa estatal todavía nos constriñe”, añadió el conseller, que criticó también los temarios: “Son muy obsoletos y no tenemos competencias para modificarlos”.

Al nuevo orden se suma en esta convocatoria una distribución diferente de los tiempos. En la primera prueba el aspirante tendrá 35 minutos para la defensa oral de la programación –hasta ahora eran 45–. De ellos, 25 serán para la defensa en sí –10 como máximo para la programación y el tiempo restante para la unidad didáctica– y 10, para preguntas del tribunal –antes eran 5–.

Además, en la segunda prueba, en la parte práctica, el aspirante deberá hacer una exposición oral del supuesto, no solo escrita como hasta ahora. El aspirante dispondrá de tres horas como máximo para esta parte, que mide su formación científica y dominio de su especialidad, y el tribunal podrá plantearle cuestiones para “valorar su capacidad comunicativa”. “La capacidad comunicativa es fundamental en el docente, por ello, es un proceso de selección más competencial, más comunicativo y más cualitativo”, enfatizó Bargalló.

Josep Bargalló "

La capacidad comunicativa es clave en el docente; es un proceso más competencial, más comunicativo y más cualitativo

"

Tras la fase de oposición, los candidatos que superen ambas pruebas deberán acreditar los méritos. Con la puntuación de las fases de oposición y concurso los aspirantes obtendrán una puntuación global que les ordenará dentro de cada especialidad y determinar cuáles serán seleccionados.

Las solicitudes de participación pueden presentarse hasta el 4 de febrero, la lista provisional de admitidos se publicará ese mismo mes y la definitiva, la segunda quincena de mayo. Las oposiciones arrancarán a mediados de junio.

0
Comentarios