El pasado en las aulas de los nuevos ministros de Pedro Sánchez

Nueve de los 22 ministerios (y tres de las cuatro vicepresidencias) del nuevo Gobierno las ocupan docentes reconvertidos en políticos.
Saray MarquésLunes, 13 de enero de 2020
0

Nueve de los 22 ministros fueron docentes antes que ministros. © Casa de S.M. el Rey

“Sigo pensando que en la política se está de paso y que yo soy profesor de Ciencia Política y presentador de programas minoritarios”, proclamaba Pablo Iglesias en su primera entrevista tras saberse que sería vicepresidente segundo del Gobierno de coalición del PSOE con Unidas Podemos, en eldiario.es. El suyo no es un caso excepcional y, de hecho, casi cuatro de cada 10 ministros que hoy han prometido su cargo ante el rey Felipe VI ha tenido un pasado como educadores. Y, quién sabe si, como sostiene Pablo Iglesias en su caso, también un futuro.

La mayoría, como él, procede de las aulas universitarias. Es el caso de dos de las tres vicepresidentas, Carmen Calvo (Derecho Constitucional en la Universidad de Córdoba) y Teresa Ribera (Derecho Público en la Universidad Autónoma de Madrid).

También el flamante nuevo ministro de Universidades, Manuel Castells, tiene en ellas su hábitat natural. Catedrático de Sociología en la UOC es el académico de Comunicación más citado del mundo. Es, además, catedrático de Tecnología de Comunicación y Sociedad de la Universidad de Southern California y catedrático emérito de Sociología en la Universidad de California en Berkeley. Esta mañana, de hecho, ha reconocido que “aterriza de California después de 40 años”, al tiempo que ha mostrado su intención de llevarse “muy bien” con el anterior ministro de Universidades, Pedro Duque, que conserva la cartera de Ciencia e Innovación. Como los rectores, Castells no veía oportuno separar ambos ministerios, pero ha manifestado que “es lo que hay” y que se procurará que haya “dos ministerios y un proyecto”.

Repetidores

Si Duque repite, aunque con las competencias mermadas, lo hace también la ministra Isabel Celaá, que abandona el cargo de ministra portavoz para centrarse en Educación. Que salga adelante la ley Celaá se encuentra en las primeras páginas de su agenda política. Esta se quedó en proyecto aprobado en el último Consejo de Ministros antes de las primeras elecciones, las de abril.

Antes de dedicarse a la política nacional y autonómica, Celaá también fue profesora. En su caso, de inglés en un instituto de Getxo.

Con Celaá, el ministro de Fomento (ahora de Transporte, Movilidad y Agenda Urbana), José Luis Ábalos, es el único de los ministros que ha ejercido en la Educación obligatoria. En su caso, durante un breve periodo de tiempo en un colegio público de Quart de Poblet. Una condición que defendía durante la sesión de investidura el diputado de Compromís Joan Baldoví, maestro de Educación Física, y que, aseguraba después en redes sociales, fue recibida con sorna por parte de algunos diputados.

El plantel de ministros que se han dedicado en algún momento a la docencia se completa con la ministra de Industria Reyes Maroto, profesora de Economía de la Universidad Carlos III de Madrid, que revalida su cargo, el ministro de Sanidad, Salvador Illa, profesor asociado de la Universitat de Barcelona y Blanquerna, y José Manuel Rodríguez Uribes, profesor de Filosofía del Derecho y Filosofía Política en la Carlos III de Madrid y secretario de Laicidad en la Ejecutiva del PSOE, que sustituye a José Guirao como ministro de Cultura y Deporte.

Por ramas, Derecho y Económicas son las más reiteradas en los currículos de los nuevos ministros, aunque también figuran Filosofía, Sociología (Manuel Castells) y Psicología (Irene Montero, ministra de Igualdad). En minoría también, Ingeniería Aeronáutica (Pedro Duque) y Medicina (María Jesús Montero, ministra de Hacienda y portavoz).

0
Comentarios