Encuestas que entran en la vida privada de los alumnos

La Generalitat catalana suspendió el pasado noviembre, tras diversas quejas, un estudio sociolingüístico de la Universidad de Lleida que preguntaba a alumnos de Secundaria si son independentistas. Pero no es la primera vez que a los estudiantes, en general, se les hace encuestas que crean polémica. Lo que lleva a preguntarnos si las encuestas en etapa escolar son necesarias, si se realizan de forma frecuente o si invaden la vida personal de los estudiantes y sus familias.
RedacciónJueves, 2 de enero de 2020
0

Todos los cursos, preguntas como "¿cuántos libros hay en tu casa?" o "¿qué nivel de estudios tienen tus padres?" son habituales en los cuestionarios de contexto.

Todos los cursos, preguntas como “¿cuántos libros hay en tu casa?” o “¿qué nivel de estudios tienen tus padres?” son habituales en los cuestionarios de contexto que acompañan a las evaluaciones finales de diagnóstico que realizan en toda España los alumnos de 6º de Primaria y 4º de Secundaria. Pero son anónimos y confidenciales. Igual que ocurre con los estudiantes de 2º de Bachillerato que realizan la Evaluación de Bachillerato de Acceso a la Universidad (EBAU), a los que se les pasa un cuestionario de contexto.

Asimismo, el informe internacional PISA incluye preguntas a los alumnos sobre sí mismos y sus hogares para luego, por ejemplo, diferenciar las puntuaciones medias en Matemáticas, Ciencias y Lectura entre nativos e inmigrantes o entre chicos y chicas. Todas esas encuestas anónimas sobre las condiciones socieconómicas y culturales de los alumnos sirven, según la teoría, para la contextualización de los resultados educativos.

Todas esas encuestas anónimas sobre las condiciones socieconómicas y culturales de los alumnos sirven, según la teoría, para la contextualización de los resultados educativos

“Esos cuestionarios no nos preocupan, no nos han llegado quejas, pero, como en todo, depende del uso que se haga”, señala a Efe el vicepresidente de la Confederación Española de Asociaciones de Padres y Madres del Alumnado (Ceapa), Miguel Dueñas. Está de acuerdo con que los resultados de estas encuestas sirvan para “mejorar los resultados educativos” y “hacer estadísticas” pero no si se van a usar “de manera peyorativa”.

Otro asunto distinto son las encuestas “con nombre y apellidos” y “con claro sesgo ideológico e inmiscuyéndose en el ámbito privado” que se encargan a veces en algunas comunidades con lengua cooficial, asegura por su lado Gloria Lago, presidenta y portavoz de Hablamos Español. Se definen como una asociación apartidista, creada por personas de diferentes lugares de España para defender los derechos lingüísticos de los hispanohablantes.

Precisamente Hablamos Español y la Asamblea por una Escuela Bilingüe de Cataluña (AEB) fueron quienes más denunciaron la citada encuesta avalada por la Universidad de Lleida. “Los padres se sienten molestos por estas intromisiones”, asegura Lago.

Otro asunto distinto son las encuestas "con nombre y apellidos" y "con claro sesgo ideológico e inmiscuyéndose en el ámbito privado

En el cuestionario del estudio suspendido en Cataluña se preguntaba al alumno de 2º, 3º y 4º de la ESO: “Hasta qué punto te identificas con el movimiento independentista/no independentista”, con opciones de 1 al 5. “Hasta qué punto te sientes catalán/español/de tu país de origen” y “Hasta qué punto te sientes orgulloso de ser catalán/español/de tu país de origen”.

El vocal de la Ceapa en Cataluña, Javier Chavanel, ha relatado a Efe que el AMPA del centro afectado, el Instituto “El Morell” de Tarragona, “medió para que hubiera una reunión de los padres y la dirección del instituto, se celebró y en ella el director se disculpó” y se dijo que “no se había revisado el contenido de la encuesta porque venía de instancias superiores”. Opina que “la pregunta era muy desafortunada” pero recalca que “no hay que hacer más escarnio de la situación”.

0
Comentarios