fbpx

Cataluña suma a su red pública una escuela que deja de gestionar la Iglesia

El colegio religioso concertado "Inmaculada Concepción" de Barcelona, donde estudian 400 alumnos, será el primer centro educativo religioso en activo que a partir del próximo curso dejará de pertenecer a una orden religiosa y pasará a formar parte de la red de escuelas públicas de Cataluña.
RedacciónViernes, 7 de febrero de 2020
0

El colegio, que regenta la orden de las Misioneras de la Inmaculada Concepción, ha tenido que ir reduciendo paulatinamente desde el año 2011 sus líneas por falta de alumnos y las religiosas han acordado con el Departamento de Educación ceder la gestión a la Generalitat y alquilarle el inmueble por un período de 15 años prorrogable.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el conseller de Educación, Josep Bargalló, han anunciado esta primera incorporación de una escuela concertada religiosa a la red pública tras la aprobación del decreto de ley que a finales del pasado mes de junio aprobó por unanimidad el Parlament para permitir integrar a la red pública de la Generalitat escuelas de titularidad privada o propiedad de entes locales que lo soliciten.

Durante una visita al colegio, situado en el Eixample barcelonés, Ada Colau y Josep Bargalló han explicado que con la incorporación “se ampliará la oferta de plazas públicas en este barrio”, donde “se concentra una gran oferta de plazas concertadas y, desde hace dos años, la demanda de plazas públicas es superior a la oferta”.

La alcaldesa ha añadido que desde el consistorio, con medidas como esta, se seguirá “potenciando la escuela pública” en Barcelona, donde, cuando los ‘comunes’ accedieron al poder, “había –ha asegurado– una gran falta de inversión en oferta pública”, que ha aumentado un 19%.

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el conseller de Educación, Josep Bargalló, han anunciado esta primera incorporación de una escuela concertada religiosa a la red pública

A partir del próximo curso 2020-21, el centro será un instituto-escuela que pasará a llamarse Institut “Escola Eixample”, tendrá dos líneas e iniciará un proyecto educativo singular, será aconfesional, con una nueva dirección y mantendrá la plantilla de docentes y Personal de Administración y Servicios (PAS).

En el Colegio “Inmaculada Concepción” hay en la actualidad 32 docentes y 7 personas de PAS, y está previsto que se haga una subrogación de sus puestos de trabajo en el nuevo Instituto “Escuela Eixample”, de manera que todos seguirán en sus puestos. Todos los docentes pasarán a ser personal laboral del Departamento de Educación, con la misma organización de jornada y condiciones laborales que el personal docente de la Generalitat, ha afirmado Bargalló.

En el curso próximo, el número de docentes se verá ampliado con otros seis, que serán funcionarios, para la nueva línea de P3 que arrancará y la nueva dirección, hasta llegar a una plantilla de 38.

Todos los docentes pasarán a ser personal laboral del Departamento de Educación, con la misma organización de jornada y condiciones laborales que el personal docente de la Generalitat

La portavoz de la titularidad del centro, Núria Dausà, ha afirmado que las familias han acogido el cambio de titularidad “con tranquilidad, por la continuidad del equipo docente”. Para la congregación, el cambio significa una “oportunidad para seguir desarrollando nuestro ideario y los valores de ayuda al desvalido”, por lo que “aunque con un poco de miedo”, lo afrontamos “también como una oportunidad” y “agradecemos la continuidad del equipo docente”. Un equipo de profesores a los que Bragalló ha calificado de “excelentes” y con un proyecto educativo “consolidado”.

Sobre la mesa, Educación tiene 32 peticiones más de escuelas municipales, privadas o concertadas de toda Cataluña, la mitad de ellas en Barcelona, que han solicitado su traspaso al sistema público. Una veintena de ellas cumplen los requisitos y para el próximo curso “puede haber algún otro cambio de titularidad”, ha afirmado Bargalló, aunque “no será en Barcelona ciudad”.

Entre los requisitos para que una escuela concertada pase a ser pública están que la oferta de plazas públicas en la zona sea insuficiente y que el cambio se haga de común acuerdo entre el centro educativo, que debe solicitarlo, y el Departamento de Educación.

0
Comentarios
  1. Jesús Asensi
    8 de febrero de 2020 09:56

    Para muchos centros educativos privados concertados, está cercano el momento de elegir entre su ideario o el salario. Porque, aunque con su paso a la red pública se mantenga íntegra la plantilla de docentes, en un plazo cercano, con cada jubilación, se irá perdiendo la esencia religiosa que el colegio tenía. Ésta ya ha empezado con el cambio de nombre; dejará de llamarse “Inmaculada Concepción” para ser instituto “Escola Eixample”; y con la pérdida de su identidad confesional.

  2. JOAQUÍN CHÁVARRI ANDRÉS
    10 de febrero de 2020 12:27

    En España estamos muy acostumbrados a la socialización de pérdidas, hasta el momento no se había realizado en el ámbito de la enseñanza.
    Además se trata de un trato privilegiado para el personal docente y no docente que conculca, o está en el límite legal, del sistema de acceso a los puestos de trabajo de los empleados públicos, tanto laborales como funcionarios.