CEIP "Doctor Limón": Así se forma una comunidad de aprendizaje

El principal cambio que ha reportado este proyecto es el fomento de la inclusión, traducida en un menor grado de rechazo entre los compañeros.
Redacción-comunidadesMartes, 25 de febrero de 2020
0

Una de las actividades que desarrolla el centro “Doctor Limón” en calidad de comunidad de aprendizaje, donde todos participan. CEIP “DOCTOR LIMÓN”.

Grupos interactivos, tertulias dialógicas, formación de familiares, apadrinamiento lector y tutorías activas. Estas son algunas de las actividades del CEIP “Doctor Limón” de Puertollano (Ciudad Real), un centro que desde hace varios cursos académicos decidió convertirse en una comunidad de aprendizaje.

Ubicado en uno de los barrios más desfavorecidos de la ciudad, el proyecto surgió, explica el director del centro, Javier Bautista Martín, “como una vía para mejorar, tanto los resultados académicos del alumnado como la convivencia en el centro”. También se buscaba conseguir una mayor participación de las familias.

Para ello, se desarrolló un plan dividido en varias fases. La primera de ellas consistió en la sensibilización, que como el propio Bautista explica, se baso en la formación por parte del profesorado en materia de comunidades de aprendizaje. A continuación llegó la fase de toma de decisiones, en la que el consejo escolar, el claustro y la inspección educativa aprobaron su implantación.

La tercera etapa, denominada “fase del sueño”, consistió en la participación de toda la comunidad educativa “dejando su sueño en una estrella” y celebrando “una gran fiesta en el centro”. A continuación se desarrollo la fase “selección de prioridades”, en la que el claustro del centro se reunió para “catalogar los sueños y organizarlos, de manera que se crearon varias comisiones mixtas para lograr cumplir todos esos sueños”. En paralelo tuvo lugar la fase “investigación y formación”, una etapa en la que los maestros del centro continuaron formándose “compartiendo ideas con otros centros que ya eran comunidades de aprendizaje” y realizando cursos online. Finalmente tuvo lugar la “fase de evaluación”, en la que el proyecto fue sometido a un proceso de evaluación continua, “modificando aquellos aspectos que detectamos que teníamos que mejorar”.

Actividades

Los grupos interactivos son una de las iniciativas que mayor éxito han tenido. En concreto, esta actividad consiste en organizar el aula de una manera determinada, la cual ha quedado “demostrada científicamente”, señala bautista, como una de las más favorecedoras para la mejora del aprendizaje y la convivencia entre el alumnado.

Asimismo, en el centro llevan a cabo distintas actividades grupales, como las tertulias dialógicas. Esta iniciativa se realiza con el conjunto de la clase y en ella el alumnado dialoga, comenta y expresa sus emociones y opiniones a partir de la lectura de una obra clásica de la literatura universal. Hasta el momento en el centro se han llevado a cabo varios tipos de estas tertulias, tanto musicales, como artísticas, pedagógicas, científicas, matemáticas y literarias.

Hasta el momento, el CEIP “Doctor Limón” lleva cuatro años trabajando en este tipo de actuaciones. Según señala el máximo responsable del centro, en este tiempo no ha tenido que abandonarse ninguna iniciativa, si bien reconoce que se presentan “altibajos”, sobre todo en aquellas actividades que requieren la participación de las familias.

Así, añade que en ciertas ocasiones se han tenido que posponer grupos interactivos porque las familias no acudían a la cita con el tutor para participar en la actividad señalada. “El curso pasado comenzamos con un curso de EBA (Educación Básica para Adultos), pero finalmente tuvimos que cambiarlo por otro de zumba porque las madres dejaron de asistir. Este es uno de los mayores retos que nos encontramos, enganchar a las familias para que participen”, asevera.

Entre los cambios más relevantes que este proyecto ha supuesto para el centro, desde la dirección del mismo hacen hincapié en el fomento de la inclusión dentro de las aulas. En concreto, aseguran que los apoyos se realizan dentro del grupo de referencia, de modo que consiguen “que exista menos rechazo entre los propios compañeros, fomentando a su vez la tutoría entre iguales”.

Es por ello que desde el CEIP “Doctor Limón” recomiendan la puesta en marcha de este tipo de iniciativas en cualquier tipo de colegio de la región, independientemente de la procedencia del alumnado. “Si cabe me atrevería a decir que en un cole “normalizado” con una amplia participación de los padres, los resultados son aun mejores”, finaliza el director del centro.

0
Comentarios