Los niños se hacen escuchar en contra de la violencia infantil

Un grupo de niños, organizados por la ONG Educo, expuso un informe sobre la violencia infantil en el Congreso de los Diputados, el 11 de febrero.
Alba LlanosMartes, 18 de febrero de 2020
0

Niños, representantes de Educo y políticos, reunidos para actuar en contra de la violencia infantil. © EDUCO

Los niños alzaron su voz para hacerse escuchar en el Congreso de los Diputados el pasado 11 de febrero, presentando el informe Érase una Voz… Si no nos crees, no nos ves, para reclamar una mejora en la protección de la violencia hacia  niños y adolescentes.

Dieron grandes lecciones de humanidad y madurez. ¿Quién mejor que ellos nos pueden hablar de sus necesidades, sus miedos, su percepción de la vida o de lo que sucede a su alrededor? Dejaron claro que son el futuro, pero sobre todo, que son el presente, y quieren formar parte de él de una forma activa y real.

Además, apuntaban que tomar conciencia sobre la violencia infantil y actuar para que los niños se sientan protegidos, es un asunto común que no tiene nada que ver con ideologías. Mario, uno de los niños portavoces, lo expresaba así: “Me gustaría, por favor, que no se politizase este tema. Es una lucha sin colores”.

La sala del Congreso estaba llena de niños que habían participado en el proyecto para dar apoyo a sus nueve compañeros portavoces. La primera fila de escuchantes estaba ocupada por representantes de cada grupo parlamentario, a los que los niños lanzaron varias preguntas esperando respuestas de concienciación y actuación.

2%
de los menores

no identifica una violación como violencia.

Un proyecto que habla

Macarena Céspedes, directora de Educo, contaba que el proyecto se había desarrollado durante tres años de investigación y que participaron 1.000 niños de toda España de entre 10 y 14 años.

Los niños que conformaban la mesa del Congreso expusieron algunos de los datos más impactantes que recoge el informe, datos como que el 98% de niños identifican una violación como violencia, pero un 2% no. Hicieron notar la importancia de esa minoría, pidiendo ayuda para que el 98% se convierta en un 100%.

Hablaron, también, sobre la inseguridad en espacios destinados para niños, como  escuelas o parques. Más del 50% de los menores no se sienten seguros en la escuela, donde pasan gran parte de su día. Proponían la instauración de una figura en las escuelas que vele por ellos y que todos los alumnos estén preparados para actuar ante la violencia.

Que los niños conozcan sus derechos era otro de los reclamos. Dos de cada tres niños opinan que una de las posibles causas de la violencia es la falta de reconocimiento de sus derechos por parte de las personas adultas y la poca credibilidad que se le da a las acciones de la infancia, y tres de cada cuatro piensan que las personas adultas no hacen nada para evitar los casos de violencia. Es un trabajo en equipo en el que todos contamos para resolver esta situación.

Mario ofreció un punto de vista importante: “Respecto a la España rural, la falta de recursos para muchos niños, y gente adulta, es también una violación de sus derechos”.

Además, el 17,9% de los niños afirma que los políticos hacen sentir mal a los menores. No se sienten escuchados por ellos ni se les tiene en cuenta a la hora de diseñar políticas a favor de la infancia.

Los políticos responden

Los representantes parlamentarios de distintos partidos políticos tuvieron la oportunidad de responder a las cuestiones.

Inés Sabanés, de Más País, propuso configurar una movilidad urbana más segura para los niños, y Marta Martín Llaguno, de Ciudadanos, formar un Observatorio de convivencia escolar.

Por parte de Unidas Podemos, Lucía Muñoz destacó que los propios niños deberían definir sus derechos, y Maribel Vaquero, representante del grupo parlamentario vasco, apostó por la concienciación social. En esta línea, Óscar Clavel, del PP, hizo una vocación directa a los niños: “Obligadnos a que trabajemos por y para vosotros”, a lo que Omar Anguita, del PSOE, puntualizó: “Tenéis que ser defendidos de aquellos que tenemos responsabilidades”.

Por otro lado, Georgina Trías de Vox consideró que, con una ley de protección intrafamiliar la violencia infantil se reduciría. 

Los niños hicieron saber que tenían esperanza en que los políticos tomasen medidas. Ahora es el turno de que obren en consecuencia.

Propusieron hashtags para seguir la evolución del proyecto: #Eraseunavoz #yoescucho #yosítecreo. Concluyeron con un lema: “No pases, actúa”.

0
Comentarios