Discriminación racional

Jesús Asensi
Profesor de Religión
23 de marzo de 2020
0

Por experiencia propia sabe que el privilegio de poder salir de casa cuatro veces al día, en pleno estado de alarma, se debe al progresismo que nos gobierna. Antes, cuando nuestra sociedad era conservadora y neoliberal, su madre recogía a diario los excrementos de su perro y limpiaba a conciencia la terraza. Ahora, ya no. Sí, uno ha de recoger también las inmundicias de su perro, pero no hay que limpiar concienzudamente la calle, que para eso está la lluvia y el camión cisterna que pasa una vez cada semana. Y así, un día tras otro, sale de casa con su perro de buena mañana, antes de comer, a media tarde y por la noche, para que éste pueda hacer tranquilamente sus necesidades en plena calle y sin que ninguna autoridad policial le pueda echar nada en cara. ¡La de litros de lejía que está ahorrando por ello! Y eso también es ecologismo, oiga usted.

Por experiencia propia sabe que su hija de 9 años, que padece una diversidad funcional intelectual, necesita salir a pasear todos los días para que después, ya en casa, pueda ir al wáter con regularidad. Pero no, como estamos en estado de alerta y su hija no es un perro, cuando sale a pasear con ella, dar un paseo no es una “causa justificada”, las autoridades le instan a que regrese de forma inmediata si no quiere recibir una multa.

Por experiencia propia sabe que su hija de 9 años, que padece una diversidad funcional intelectual, necesita salir a pasear todos los días para que después, ya en casa, pueda ir al wáter con regularidad

En este estado de alerta debería prevalecer el sentido común y saber que las necesidades de un solo ser humano, en este caso una niña de 9 años, están muy por encima de las que pudieran tener todos los perros del mundo entero. Y así ocurre la mayoría de las veces, pero no siempre.

Por eso, un día tras otro, con una paciencia infinita, se encomienda al cielo para que la persona que le va a dar el alto caiga en la cuenta de que el paseo que hace con su hija está más que justificado.

0
Comentarios