Más de 1,5 billones de niños afectados por el cese de clases

La Educación es un derecho fundamental y, debido a la situación de expansión de la pandemia por el Covid-19, está en juego que no sea vulnerado.
Alba LlanosMartes, 14 de abril de 2020
0

Millones de niños han visto afectado su derecho a la Educación debido a la situación mundial por el coronavirus. JES2UPHOTO

El contagio por coronavirus ha afectado en todos los ámbitos a nivel mundial. El cierre de las escuelas fue una de las primeras medidas que comenzaron a tomar los gobiernos, debido a varios factores: el aglutinamiento en los centros, el factor de que los niños son potencialmente portadores del virus y el peligro de la rápida propagación.

La situación actual, según la ONU para la Educación, la Ciencia y la Cultura, es que más de 1,5 billones de estudiantes de 165 países se han visto afectados por el cierre de las escuelas.

Para mitigar el impacto que puede producir el cese de la Educación en los centros y esta “parálisis del sector educativo a esta escala”, como ha denominado Audrey Azoulay, directora general de la Unesco, se ha propuesto impulsar alianzas público-privadas para poner en marcha medidas colectivas.

La situación actual, según la Unesco, es que, de 1.370 millones de estudiantes de todo el mundo, el 80%, no puede asistir a las clases debido a la pandemia. En el último periodo de diez días, se ha cuadruplicado el número de afectados por el cierre de centros educativos en 138 países, y 60,3 millones de profesores se encuentran privados de dar clases.

En este estado, “la tecnología se convierte en una herramienta fundamental”, según Magdalena Brier, directora general de ProFuturo, “y es la clave para reducir la brecha educativa en el mundo”.

60,3
millones de profesores

se encuentran privados de dar clases.

Programa de ayuda

Fruto de la necesidad de reinvención del panorama educativo ha sido la puesta en marcha de un programa propuesto por Fundación Telefónica y Fundación “La Caixa”, al que se han unido Microsoft, Google y Facebook, por el lado tecnológico; la OMS, Unicef y Acnur, como organismos internacionales; y Khan Academy por el lado educativo. El proyecto pone a disposición de docentes y estudiantes de todo el mundo sus recursos educativos digitales, con el objetivo de combatir el impacto que la crisis del Covid-19 está teniendo en los entornos más vulnerables.

El programa propuesto se abre de manera gratuita en una plataforma digital de aprendizaje para toda la comunidad educativa. Los docentes pueden acceder a más de 160 cursos y contenidos para que puedan seguir formándose y apoyando a sus alumnos, y, por otro lado, para que los estudiantes puedan reforzar sus conocimientos, habilitará sus recursos educativos y actividades multimedia.

ProFuturo, con la iniciativa #NosVemosEnDigital en 38 países del mundo, promueve la formación, recursos digitales y nuevas metodologías de enseñanza-aprendizaje. Este programa, al acoger la participación de otras empresas e instituciones, aspira a crear una gran red internacional de docentes que enseñan, aprenden y comparten conocimientos para conseguir una mejor Educación en todo el mundo.

80 %
de los estudiantes

del mundo no pueden asistir a las clases.

Medidas de la Unesco

La Unesco, para asegurar una correcta Educación a distancia, ha establecido un grupo de trabajo para brindar asesoramiento y asistencia técnica a los gobiernos.

Propone optar por la utilización de soluciones de alta o débil tecnología en función de las posibilidades de cada uno; aplicar medidas para que los discapacitados y los alumnos de familias con ingresos bajos puedan acceder a los programas on line; proporcionar una información segura; abordar problemas psicosociales; organizar mesas redondas, calendarios de programación y métodos de evaluación adecuados; emplear recursos para todos; definir las reglas de aprendizaje con los padres y alumnos, y establecer unos horarios de clases no muy largos. También proponen crear comunidades de docentes, padres y directores para asegurar una buena Educación.

0
Comentarios