fbpx

Educación apuesta por incentivar la evaluación continua

Repetir el presente curso académico será algo excepcional entre el alumnado de las enseñanzas no universitarias. De igual modo, los informes del profesorado tendrán un carácter informativo.
Redacción-comunidadesMartes, 12 de mayo de 2020
0

La consejera de Educación Rosa Ana Rodríguez, en rueda de prensa en el Palacio de Fuensalida (Toledo). JCCM

El Diario Oficial de Castilla-La Mancha (DOCM) ha publicado varias resoluciones de la Consejería de Educación regional, por las que se establecen instrucciones para la adaptación de la evaluación, promoción y titulación ante la situación de crisis ocasionada por el coronavirus en las enseñanzas no universitarias.

Según estas instrucciones, en todos estos ámbitos repetir curso será algo excepcional, al tiempo que se apostará por incentivar la evaluación continua.

En concreto, los centros educativos y el profesorado utilizarán procedimientos de evaluación diversos que serán consecuentes con el sistema de Educación a distancia, adecuados a cada etapa y a cada asignatura, a las capacidades y a las características del alumnado, centrándose en la evaluación continua.

La evaluación final de los aprendizajes del alumnado durante el curso 2019-20 considerará en conjunto las evaluaciones de todo el curso, valorando especialmente el grado de desarrollo de los aprendizajes y de las competencias imprescindibles previamente definidos.

Además, los centros educativos y el profesorado recogerán en los informes de evaluación del alumnado la valoración del trabajo realizado en el curso.

Tendrán carácter informativo y orientador, detallando aquellos aprendizajes imprescindibles no adquiridos a causa de las circunstancias del tercer trimestre.

En función de estos informes, se establecerán los programas de recuperación y refuerzo educativo necesarios en el curso 2020-21.

Primeras críticas

La promoción de curso será la norma general en todas las etapas, considerándose la repetición de curso una medida muy excepcional, que deberá estar sólidamente argumentada y acompañada de un plan preciso de recuperación.

Incluso, la titulación debe ser la práctica habitual para los alumnos de 4º de ESO y de 2º de Bachillerato y de FP.

Esta decisión ha sido criticada ya por algunos sindicatos, como CSIF, que considera que contraviene”la legalidad vigente que marca un número máximo de materias suspensas para poder promocionar y titular”.

Cree, igualmente, que el documento “aumenta la presión social sobre profesores y maestros al instarles a realizar un aprobado general”.

Además, este sindicato ha denunciado que esta instrucción aumenta el trabajo burocrático de los docentes, a los que ahora se les ordena realizar un informe individual, además de que se “minusvalora su trabajo y dedicación”. “La orden es clara, casi amenazante, al aludir a que la no promoción debe estar sólidamente argumentada”, han lamentado.

0
Comentarios