Beatriz Cerdán: "Prefiero una clase presencial, en la distancia se pierde la magia y conexión emocional"

Beatriz Cerdán es maestra de Primaria "aprendiendo día a día", como ella misma dice. Además es "innoducator" y ha recibido el Peonza de Bronce 2020 por el proyecto 'Gamificación Goonnie', en los Premios Espiral de este año. Destaca por su actividad en ámbitos como la gamificación, el aprendizaje cooperativo o la clase invertida. Nos cuenta su experiencia docente.
Diego FranceschLunes, 13 de julio de 2020
0

La maestra Beatriz Cerdán.

Hablamos con Bea Cerdán, maestra de Primaria en Elche, desde donde aplica la gamificación, la clase invertida o el aprendizaje cooperativo. Durante estos meses de confinamiento ha aplicado todas estas metodologías a la enseñanza online y nos lo cuenta en esta conversación en la que aborda también cómo cree que va a ser la educación el próximo curso.

¿Cuál es tu idea de la educación?

–Concibo la educación como un proceso de acompañamiento donde el alumnado experimenta,  descubre y se le prepara para que afronte su vida laboral , profesional y personal de una forma motivadora y competente, despertando su interés, curiosidad y creatividad.

¿Crees que hay que cambiar muchas cosas para que ese modelo educativo que propones se instale en nuestras aulas?

–Muchísimas. A nivel de ley de educación por un lado. Y por otro, cambiando la idea que tenemos de educación; tendríamos que plantearnos si nos gustaría ser alumnos de nuestra propia clase y a partir de ahí reflexionar sobre nuestra práctica docente, intentar cambiar lo que no nos funciona e insisto, en base a una buena formación docente. No dejando nunca de aprender. Compartiendo. Luego, ya vendrá lo demás.

¿Cómo has vivido la experiencia de enseñar desde casa?

–Dentro de lo que cabe, lo he llevado bastante bien. Mi paralela Olga y yo, maestras de 4°, nos hemos coordinado todo el tiempo y nos hemos dividido el trabajo de creación de material. Desde un breakout digital hasta una actividad de búsqueda de un asesino. Nuestros chavales y familias han seguido estando informadas vía Blog de aula, Telegram y email. Como siempre, vamos. Subían las tareas a muros padlet y algunas a Flipgrid o por correo. En mi caso, ya estaban acostumbrados a trabajar de esta forma así que no han habido grandes cambios.

Además, hemos realizado videoconferencias una vez por semana. Las tareas encomendadas han sido de repaso y lo más competenciales posible. Y diseñadas para que dedicasen menos de hora al día a ellas, aunque como ya sabemos, dependió de las circunstancias personales y familiares de cada uno. Diría que un 85% ha trabajado según lo esperado.

Como conclusión añadiría que he podido disfrutar de los trabajos que me llegaban, muy bien presentados y con dedicación, como yo les pido, donde las familias han colaborado muchísimo hasta con bailes y juegos grupales pero que… no obstante, prefiero una clase presencial ya que en la distancia se pierde en gran parte la magia y conexión emocional que se produce en el aula. Ellos y ellas nos necesitan y nosotros a ellos.

Tendríamos que plantearnos si nos gustaría ser alumnos de nuestra propia clase y a partir de ahí reflexionar sobre nuestra práctica docente

¿Vamos a un modelo híbrido presencial y a distancia o no?

–Voy a ser positiva y pensar que lo que ha ocurrido ha servido para que muchas familias valoren el esfuerzo de los docentes, pero sobre todo para que nosotros, los profesores y maestros, cambiemos el chip, nos formemos en herramientas digitales, e intentemos dar una vuelta a nuestras clases.

El próximo va a ser un curso raro, diferente, muy cansado, pero espero y deseo que sea presencial y no volvamos a estar encerrados. Yo tendré unos alumnos nuevos que no conozco y sería muy difícil para mi darles clase online sin apenas haber conectado con ellos.

¿Qué falla en nuestra relación profesor-alumno?

–Mientras haya entendimiento, empatía, y respeto, va todo bien. El profesor ha de disfrutar de lo que hace, usar el humor en las clases y ser un buen comunicador. Si es así, los tendrá en “el bote”.

¿Y los padres, se pueden implicar más?

–Depende de lo que el o la docente o ese centro educativo quiera o pueda abrir sus puertas.  La educación es una tarea de ambas partes y hemos de formar equipo. Considero imprescindible invitarles a venir y colaborar en talleres, actuaciones… hacerles partícipes a través de blogs de aula. Mostrar lo que hacemos en clase. Sin miedos. Realizar cuestionarios de valoración anónimos donde nos den su opinión.  En mi caso, no tengo ni he tenido queja de la implicación de las familias. Salvo algún caso aislado. Así que estoy contenta en ese aspecto.

¿Qué pides a la actual ministra?

–Que se deje aconsejar por docentes, que entre en el aula y que NOS ESCUCHE.  Siento muchas veces que estamos solos.

Voy a ser positiva y pensar que lo que ha ocurrido ha servido para que muchas familias valoren el esfuerzo de los docentes, pero sobre todo para que nosotros cambiemos el chip

¿Qué opinas de la nueva ley de Educación y de cómo se está tramitando?

Ya no sé qué ley tenemos. Siempre es lo mismo. Cambian las siglas, pero hay pocos avances. Eso sí, de hace unos años a aquí, hay mucha burocracia que nos quita tiempo para lo que es realmente importante.

¿Qué has echado de menos estos días de enseñanza a distancia?

–A mis alumno y alumnas. Tocarles. Abrazarles. Sentires. Dar clase por videoconferencia no me ha gustado demasiado. Muy frío.

¿Cómo has evaluado el curso?

–Durante el primer y el segundo trimestre he evaluado a mi alumnado de 4º de Primaria mediante diferentes métodos: observación directa, rúbricas de autoevaluación y coevaluación, dianas de aprendizaje, pruebas de Kahoot, Plickers, exámenes, trabajo en las libretas, valoración de trabajos extra opcionales, etc.

¿Y has informado a los padres de los resultados de tus alumnos?

–Sí, en toda la reuniones con los padres les hago ver la importancia del proceso de aprendizaje y no solo los resultados en el boletín. Imaginad un iceberg. Ese bloque de hielo no es solo la parte que se ve, la que sobresale del agua, sino que hay una parte sumergida que es mucho más grande. En la punta estarían los exámenes o los resultados de las notas que es lo que las familias suelen ver o valorar. Pues bien. En todas las reuniones grupales con las familias, les muestro que en la base, es decir, en la parte que no se ve, encontramos otros aspectos a tener en cuenta a la hora de evaluar y valorar, cómo es el esfuerzo y la perseverancia, la actitud de ayuda al compañero, los trabajos, la evolución…

¿Cómo has corregido los tareas y que feedback has tenido?

–Durante el confinamiento he revisado y corregido las tareas mandadas y llevado un registro. Hemos valorado positivamente el cumplimiento de las tareas y yo, personalmente, he enviado una carta personalizada a cada alumno con mi valoración final de todo el curso, especificando también una reflexión de la etapa del tercer trimestre. De todas formas, conozco a mi alumnado desde hace dos años y ya sé cómo trabaja cada uno de ellos, quién tiene dificultades, etc.

En toda la reuniones con los padres les hago ver la importancia del proceso de aprendizaje y no solo los resultados en el boletín

¿Son las nuevas tecnologías una herramienta imprescindible para enseñar?

–Pregúntale a un médico si utiliza las mismas herramientas y equipo médico que hace veinte años. No, ¿verdad? Considero que sí son imprescindibles porque nos ayudan a conectar con nuestro alumnado y facilitan nuestro trabajo (almacenamiento, revisión y corrección de tareas). Además, pienso que a nivel profesional, a través de las redes sociales, los docentes podemos aprender, compartir y difundir nuestra labor docente. Yo, personalmente, he conocido a grandes profesionales muy generosos gracias a Twitter, Telegram e Instagram.

¿A quién admiras en educación?

–Podría empezar con Aaron Asencio, maestro de Primaria, que me ayudó mucho en mis comienzos en este mundo de la innovación. A Toni Bernabeu, maestro en Murcia, al que le tengo muchísimo cariño además de admiración. En definitiva, al gran claustro virtual de Twitter y a la asociación Innoducation a la cual pertenezco, un equipo de maestros para maestros.

¿Cómo crees que volveremos a las aulas en septiembre?

–Pues las medidas e instrucciones que tenemos que llevar son higiénicas y de prevención, pero nada pedagógicas. Da la sensación que vayamos a ser coles guardería. Luego, saldremos del centro educativo y el alumnado se volverá a juntar en parques, clases extraescolares…  La verdad es que esto es un ¡sálvese quién pueda!

¿Crees que no se han dado instrucciones claras por parte de la Administración?

Instrucciones breves, cero apoyos, cero reconocimiento público por parte de la ministra de Educación y declaraciones sin sentido, como la de dar clases en el patio. En fin… Sin especialistas, refuerzos, biblioteca, profesorado… no pinta nada bien. Pero una cosa está clara, mi alumnado saldrá adelante por mi esfuerzo, el de mi centro y con la colaboración de las familias, con mucho refuerzo emocional. Estoy deseando conocerlos. Seguiré con las gamificaciones, el aprendizaje cooperativo, las clase invertida… en la medida de lo posible.

Pienso que a nivel profesional, a través de las redes sociales, los docentes podemos aprender, compartir y difundir nuestra labor docente

Currículum vitae

Experiencia docente. Desde el año 2004, tutora de Primaria y especialista de Inglés en el CEIP “El Pla” de Elche. Durante 3 años fue jefa de Estudios del centro (2008-2011).

Premios. Nominada a los Premios Educa Abanca como mejor docente de Primaria en España 2018. Premio Peonza de Bronce en los Premios Espiral 2020 con la Gamificación Goonie.

Otros méritos. Flipgrid educator. Colaboradora Ineverycrea. Embajadora Flipped primary. Miembro de la asociación Innoducation https://www.innoducation.com/

Formación. 2001. Diplomada en Magisterio especialidad Inglés.

0
Comentarios