Miriam Leirós: "Creo que frente al individualismo debemos educar en colaboración"

Miriam Leirós es maestra de Primaria en un CEIP de la localidad pontevedresa de O Porriño. Desde allí coordina 'Teachers for Future Spain'. Con ella hablamos de este curso y de los retos futuros de la Educación.
Diego FranceschMartes, 21 de julio de 2020
0

Teachers For Future Spain (Profes por el Futuro) es un colectivo de docentes preocupados por el estado de emergencia climática en que estamos viviendo. Su coordinadora es la maestra Miriam Leirós. Llevan a cabo acciones concretas para cambiar la gestión de los centros escolares y para desarrollar la Educación ambiental y favorecer el contacto con la naturaleza de los escolares. “Somos independientes de cualquier partido político, religión o sindicato y solo nos mueve nuestro compromiso con el planeta y sus habitantes”, dicen en su página web. En esta situación de crisis sanitaria, social y educativa, tienen mucho que decir.

¿Cuál es tu idea de la Educación?

–Para mí la Educación debe contribuir a la formación integral de la persona. La Educación no puede quedarse solo a la transmisión de conocimiento o contenidos, debe ayudar a despertar el espíritu crítico para formar ciudadanos y ciudadanas activos y responsables, con un compromiso con la realidad social y que busquen participar en ella.

¿Crees que hay que cambiar muchas cosas para que ese modelo educativo que propones se instale en nuestras aulas?

–En este momento tenemos una ley educativa con un número de contenidos inabarcable que a menudo obliga a pasar por muchos de ellos de puntillas y no permite permanecer y profundizar en lo verdaderamente importante. Por lo que hacer un sesgo significativo de los contenidos sería el primer punto para cambiar.

Por otro lado, en los últimos años muchas empresas, bancos y fundaciones han entrado en los centros educativos ofreciendo materiales o servicios con una publicidad encubierta que llega a las familias, esto debería tener cierta regularización porque además de incrementar las desigualdades entre centros (muchos no pueden participar en concursos, etc. por tener mayores dificultades o alumnado con problemas que no dejan cabida a otras prácticas) supone un incremento de la competencia y competitividad entre docentes y alumnado, precisamente en un momento en el que creo que frente al individualismo debemos educar en colaboración. Somos parte de una sociedad en la que cada profesión es clave. La Covid-19 ha puesto de manifiesto la necesidad que tenemos de profesiones que pasaban desapercibidas o estaban denostadas. Por lo tanto, para sentirnos parte de una sociedad y tratar de formar parte de ella de forma positiva, aportando, no tiene cabida una competitividad que es más propia de empresas comercializadoras que de centros educativos.

¿Cómo has vivido la experiencia de enseñar desde casa?

–Con mucha ansiedad, como docente y como madre. Como docente he vivido la evidencia de las diferencias sociales, y el poder seguir en contacto con el alumnado más desfavorecido a nivel material y personal ha sido todo un reto y un quebradero de cabeza. Se ha hablado en todo momento de “brecha digital”, para mí no deja de ser un eufemismo, realmente es brecha social. Algunos de mis alumnos no tenían ni medios tecnológicos ni conexiones, y solía coincidir con los hijos e hijas de profesionales que tenían que seguir trabajando (reponedores, cajeros, etc.) y que por lo tanto tenían que quedarse solos en casa o con sus abuelos como mucho.

Como docente he vivido la evidencia de las diferencias sociales, y el poder seguir en contacto con el alumnado más desfavorecido a nivel material y personal ha sido todo un reto y un quebradero de cabeza

¿Vamos a un modelo híbrido presencial y a distancia o no?

–Este modelo híbrido puede ser interesante a partir de ciertos niveles, sin embargo en los niveles más bajos la necesidad de socialización e interacción entre iguales es imprescindible, la función del docente no es solo transmitir conocimientos, así como en la Educación Especial, donde el alumnado requiere de una atención acorde a unas necesidades concretas. La cuestión es que para evitar una situación de contagio no controlado debería bajarse la ratio. La reclamación sobre bajar la ratio es una demanda constante e histórica por parte de los docentes para poder atender mejor al alumnado. Si no se ha respondido a esta demanda desde el punto de vista pedagógico, debería atenderse al menos en un momento de crisis sanitaria. Controlar un foco en una clase de 25/30 alumnos (familias) no es lo mismo que controlar un foco en una clase con 12/15, al igual que el mantenimiento de la higiene y atención en este aspecto. De ahí que bajar la ratio es fundamental, sino en todos los cursos, al menos en aquellos en los que la atención presencial es fundamental.

¿Qué falla en nuestra relación profesor-alumno?

–No sé si falla algo, quizá a veces la brecha generacional nos impide llegar a empatizar. Además, si las imposiciones burocráticas son cada vez mayores, etc. nos hacen a veces perder la perspectiva sobre lo verdaderamente importante, el alumnado. Pero no tengo la percepción de que hay un fallo relacional generalizado.

¿Y los padres, se pueden implicar más?

–Creo que las familias en general se implican mucho, aunque a veces depende de su tiempo; y la conciliación familiar se le exige a los centros educativos mediante la demanda de amplitud de horario. Los centros educativos deben ser educativos, no lugares donde el alumnado haga jornadas maratonianas de actividades iguales a las jornadas laborales. La conciliación familiar debe venir en gran medida por parte de las empresas mediante flexibilizaciones.

Por otro lado, la profesión docente sigue siendo una profesión denostada socialmente. Muchos docentes reclamamos ese apoyo de las familias, no sólo por reconocimiento sino porque consideramos esencial educar de forma conjunta, formar comunidad educativa.

Bajar la ratio es una demanda histórica para poder atender mejor al alumnado, si no se ha respondido a ella desde el punto de vista pedagógico, debería atenderse al menos en un momento de crisis sanitaria

¿Qué pides a la actual ministra?

–Me hubiese gustado que tratase de llegar a un pacto por la Educación como lo hizo Gabilondo en su día. España tiene una lista infinita de leyes educativas inconsensuadas que ningunean a los docentes y repercuten en el rendimiento y funcionamiento de los centros. Supongo que cuando empezó a configurarse la Lomloe trataba de atenderse al clamor contra la Lomce, algo que era urgente para todos los docentes. También comenzó a elaborarse en un momento en el que el Gobierno solo tenía asegurada la permanencia por unos meses. Supongo que de haber sabido que revalidarían el poder podrían haber intentado apuestas más arriesgadas.

¿Qué opinas de la nueva ley de Educación y de cómo se está tramitando?

–La mayor reclamación que hago, ya no a título personal, sino como coordinadora de Teachers For Future Spain (‘Profes por el Futuro’) es que el medio ambiente y su cuidado formen parte del currículum de manera transversal. Especialmente en un momento en el que la pérdida de biodiversidad ha provocado que un virus pasase de un animal a los humanos, este episodio de zoonosis ha parado y cambiado nuestras vidas, por lo que se evidencia más que nunca que debemos enseñar a cuidar el patrimonio natural, cambiar hábitos y ser conscientes de que somos una especie más tan vulnerable como las otras si no se respeta el equilibrio. Pero todo esto no se puede enseñar una vez al trimestre o con actividades puntuales, los cambios y la conciencia ambiental se deben trabajar en el día a día del aula.

¿Qué has echado de menos estos días de enseñanza a distancia?

–Como docente he echado de menos medios y apoyos. Muchos docentes hemos trabajado más que nunca, con jornadas sin horarios, poniendo todos los medios que teníamos en casa. No necesitamos una palmadita en la espalda porque lo hemos hecho arrimando el hombro en el momento que era necesario y lo hacemos a diario, sin embargo parece que siempre tenemos que estar demostrando cuánto trabajamos y nos preocupamos de nuestro alumnado, porque parece que siempre estamos en el punto de mira.

También he echado de menos el calor humano de la interacción espontánea del aula, algo que los medios digitales enfrían mucho.

Parece que siempre tenemos que estar demostrando cuánto trabajamos y nos preocupamos de nuestro alumnado, porque parece que siempre estamos en el punto de mira

¿Qué valoración haces de este curso?

–Este curso ha sido totalmente atípico y de él debemos hacer evaluación y balance todos: los docentes, los dirigentes políticos con competencia en este tema y las familias.

¿Son las nuevas tecnologías una herramienta imprescindible para enseñar?

–En absoluto. Todos deberíamos poder tener los medios para poder trabajar la competencia digital atendiendo a la realidad del tiempo que vivimos, pero la tecnología no es más que una herramienta más, no debería ser un objetivo sino el medio para trabajar o elaborar un contenido. De hecho, ni siquiera creo que por usar tecnología en el aula alguién sea más innovador, la innovación la da la metodología no el recurso material.

¿A quién admiras en Educación?

–Pues un poco atendiendo a la pregunta anterior, admiro a todos aquellos docentes que son capaces de diseñar actividades creativas con poco material. Docentes de escuelas rurales unitarias o centros de difícil desempeño cuyo día a día no es fácil. A los docentes que si no tienen material para trabajar la psicomotricidad fina son capaces de hacer bolitas de papel para que sean insertadas en botellas. A docentes que facilitan experiencias más que contenidos, a los docentes que convierte al alumnado en protagonista manteniéndose en un segundo plano. Hay infinidad de docentes a los que admiro, muchos están en las redes sociales, otros en el anonimato.

¿Cómo crees que volveremos a las aulas en septiembre?

–Es muy dificil responder a esta pregunta. Estamos ante una situación nueva que ha puesto la incentidumbre sobre la mesa. El número de variables es infinito, pero todo apunta a que la seguridad en las aulas no va a ser una prioridad.

0
Comentarios
  1. RAMON ANGEL VAZQUEZ HERNANDEZ
    22 de julio de 2020 10:59

    Hola Miriam, me encantan tus ideas de “Teachers for the future Spain”.
    Dirijo un Coegio Rural Agrupado en Zamora bastante comprometido con el medio ambiente: estamos desarrollando un PIE en el centro: “Qué le pasa al planeta?”.
    ¿Me podrías enviar algunas ideas que llevéis a cabo para ver si pueden ampliar nuestro trabajo con los alumnos?
    Gracias. Saludos, Ramón.