fbpx

David Marsh: “El Covid está llevando a una catástrofe educativa”

El panorama que describe David Marsh, experto internacional en innovación educativa, no parece a primera vista muy halagüeño. Sin embargo, muestra la situación actual como una oportunidad para configurar una nueva era educativa: “Estamos en el momento perfecto para reconceptualizar los roles de los estudiantes en el proceso de aprendizaje”, asegura. Marsh participará en el congreso virtual de tecnología educativa VIMET (13-16 octubre).
Gema EizaguirreViernes, 11 de septiembre de 2020
0

David Marsh, experto internacional en innovación educativa.

-En este momento de Covid, ¿cuál cree que es el principal desafío educativo?

–El principal problema es la equidad social y la reducción de la brecha entre jóvenes privilegiados y menos privilegiados. Lo que estamos viendo en la investigación es una diferencia significativa en cómo los maestros de diferentes países han podido responder a la enseñanza remota.

¿Cómo se han adaptado los docentes a esta nueva realidad?

–La variación entre países es enorme. Si los estándares de enseñanza eran deficientes antes del Covid-19, lo serían igualmente durante el Covid-19. Una de las tensiones que ha surgido de la investigación sobre la enseñanza en línea durante la pandemia es la frustración por la falta de habilidades en el uso de la tecnología por parte de los profesores. Hay mucho que aprender y las escuelas que utilizaron las habilidades digitales de los estudiantes deberían hacerlo con más frecuencia.

Usted construye “ecosistemas escolares positivos”, ¿en qué consisten?

–Los ecosistemas escolares positivos están en equilibrio, en otras palabras, son saludables o desequilibrados. Si un ecosistema escolar es saludable, entonces todas las personas involucradas, estudiantes, maestros, padres y otras partes interesadas, tienen un papel claramente definido en el apoyo continuo del ecosistema. Los ecosistemas positivos son aquellos en los que el logro educativo, como las pruebas, se tiene en consideración junto con el bienestar mental y físico de todas las personas del sistema escolar. Una escuela debe ser una comunidad de aprendizaje profesional que genere energía y en la que las personas tengan éxito y sean felices.

¿Cuál ha de ser la actitud del profesor hacia los alumnos en este momento?

Los buenos profesores se preocupan continuamente por las necesidades mentales, físicas y educativas de sus estudiantes. Incluso muy buenos profesores se han enfrentado a grandes desafíos durante la pandemia, pero la realidad es que a menudo los profesores no tienen autoridad, no son respetados y no tienen suficiente poder para tomar decisiones que ellos saben beneficiarían a sus estudiantes. El Covid nos ha demostrado cuán complejo es el trabajo de la enseñanza y cuán importantes son los maestros en nuestras sociedades.

El COVID nos ha demostrado cuán complejo es el trabajo de la enseñanza y cuán importantes son los maestros en nuestras sociedades

Usted habla mucho de empoderar a los alumnos y convertirlos en protagonistas. ¿Cómo enfocarlo?

–La colaboración es una competencia global. Al capacitar a los estudiantes, les brindamos oportunidades para aprender mediante la colaboración y aprender unos de otros. Esto debería estar sucediendo en las aulas, pero ahora con el Covid nos encontramos con grandes cambios y desafíos. Este es el momento perfecto para reconceptualizar los roles de los estudiantes en el proceso de aprendizaje.

Se ha demostrado en esta situación extrema que las habilidades socioemocionales son muy valiosas. ¿Cómo valora esta formación?

–Las buenas escuelas fomentan las habilidades socioemocionales durante la etapa escolar del niño. Debe abordarse con mucho cuidado ahora y después de esta crisis. Podemos ver en los estudios algunos desafíos serios en este sentido. En primer lugar, está la alienación: aquí es donde los estudiantes se sienten aislados de sus amigos y profesores. Se sienten solos y se desvinculan. En segundo lugar, la anomia (estado de aislamiento) que es donde dejan de seguir las normas sociales. Por ejemplo, comienzan a saltarse clases y a no realizar tareas. El tercero es la ansiedad. Vivimos en un clima de miedo en algunos países y estamos viendo serios desafíos en las familias, en las calles, en las noticias, en las redes sociales que generan altos niveles de ansiedad. Esta es una fuente importante de negatividad que afecta los perfiles emocionales de los jóvenes.

Los estudiantes de las generaciones Z y A han experimentado un profundo salto tecnológico y cultural, que, a su vez, invita a un salto educativo

Este curso tan abrupto, ¿cree que influirá negativamente en el desarrollo educativo de los alumnos?

Probablemente veremos la pérdida de un año de estudio debido a la crisis. Habrá un impacto negativo en una gran cantidad de estudiantes, y lo que tenemos que hacer en Educación es adelgazar y adaptar rápidamente los planes de estudio que utilizamos para llenar el vacío y asegurarnos de que los estudiantes puedan continuar con éxito después del Covid.

¿En qué proyecto estás trabajando actualmente?

–Uno de mis proyectos importantes tiene que ver con la transformación educativa. La Educación puede ser una de las características más comentadas y menos actuadas en nuestra sociedad; y para hacer que el cambio suceda tenemos que afrontar que el mundo ha cambiado no solo por la crisis sino por la velocidad. El mundo digital ha entrado en nuestras vidas y la transformación educativa significa no hacer más de lo mismo, sino pensar fuera de lo habitual sobre lo que se puede lograr haciendo las cosas de una manera diferente, incluso si los recursos son limitados.

Estará presente en el congreso VIMET (Encuentro Internacional Virtual de Educación y Tecnología) del 13 al 16 de octubre. Aváncenos algo de su contenido.

–Los estudiantes de las generaciones Z y A han experimentado una alta exposición a las tecnologías integradas. Esto influye en la forma en que sus mentes procesan y utilizan la información. Son jóvenes hábiles tecnológicamente que generan sus propias culturas y hábitos de aprendizaje, que pueden traspasar las fronteras tradicionales de tiempo, espacio y geografía. Han experimentado un profundo salto tecnológico y cultural, que, a su vez, invita a un salto educativo. Este salto del presente al futuro implica el surgimiento de nuevas pedagogías que deben tener como núcleo común la integración.

 

0
Comentarios
  1. Resumen semanal de noticias del 7 al 13 de septiembre. - Agenda Educativa
    13 de septiembre de 2020 12:48

    […] Marsch: «La Educación puede ser una de las características más comentadas y menos actuadas en nuestra sociedad; y para hacer que el cambio suceda tenemos que afrontar que el mundo ha cambiado no solo por la […]