Wacom One lleva la pizarra tradicional al aula digital

El monitor interactivo de Wacom ofrece a los docentes una herramienta intuitiva y eficaz para impartir las clases virtuales sin modificar su metodología de enseñanza.
Rubén VillalbaMartes, 22 de septiembre de 2020
0

El monitor de Wacom constituye un nuevo concepto de aprendizaje visual, especialmente en materias como Ciencias o Matemáticas. WACOM

La crisis sanitaria vinculada a la Covid-19 ha transformado radicalmente el sector educativo. El cierre de colegios e institutos el pasado mes de marzo supuso un cambio sin precedentes en la forma de impartir clases hasta el momento. Desde entonces, la comunidad educativa en su conjunto, tanto docentes como padres y alumnos, está inmersa en la búsqueda de nuevas formas de aprendizaje, soluciones rápidas y fáciles de implementar para una Educación a distancia efectiva, que pasa por la digitalización

En este contexto, Wacom ha equipado a numerosas escuelas y universidades con tecnologías destinadas a digitalizar sus aulas. Para ello, la compañía líder de tabletas y pantallas con rotulador interactivo, ha desarrollado, junto con una red de expertos y socios locales, soluciones innovadoras para un escenario donde las clases virtuales y los sistemas de aprendizaje híbrido constituyen una de las opciones principales para la mayoría de centros. 

Entre estas tecnologías se encuentra Wacom One, un monitor interactivo que brinda la experiencia de aprendizaje visual de la pizarra tradicional. Permite escribir, anotar, resaltar y dibujar, proporcionando la sensación natural del bolígrafo sobre el papel. Se trata de una herramienta que artistas y diseñadores han utilizado durante años y que ahora, cuando la formación en remoto persigue ser tan dinámica y efectiva como la presencial, se está abriendo camino en el aula digital.

Un dipositivo polivalente

Su pantalla de 13 pulgadas, en alta definición (Full HD de 1920 x 1080) y con película antirreflejos, lo convierte en una herramienta intuitiva, precisa y natural. Dispone, además, de patas pleglables que permiten adaptar su posición y ubicarlo en cualquier espacio.

El monitor incluye la aplicación Bamboo Paper de Wacom, que lo convierte también en un cuaderno donde los usuarios pueden tomar notas, dibujar gráficos, bocetos o dibujos fácilmente, como si estuvieran utilizando un lápiz real y una hoja de papel.

Otra de las funcionalidades que ofrece es la pantalla compartida, de manera que el profesor puede presentar y anotar de forma interactiva documentos preparados para explicar contenidos y tareas. También se puede usar como pantalla secundaria, lo que permite actualizar el ordenador activando la configuración del lápiz y explotar sus funciones, incluido Microsoft Office y otras aplicaciones como Microsoft Teams, Skype, Open Board y PDF.

El lápiz es una de las características más interesantes de Wacom One. Sensible a la presión, garantiza una escritura suave y pinceladas precisas. Su tecnología EMR (resonancia electromagnética) no requiere batería ni recarga. Al permitir escribir y dibujar directamente en la pantalla, constituye, además, una herramienta que optimiza la preparación y desarrollo de las clases online. En este sentido, Wacom One responde a la importancia del aprendizaje visual en un escenario donde resulta esencial enriquecer el contenido de las explicaciones orales.   

Asimismo, su lápiz digital resuelve problemas donde los teclados representan un desafío: en Matemáticas y Ciencias como Física, Biología o Química, para anotaciones en textos, para visualizar procesos y relaciones en ciencias sociales.

Otro de los retos del aula virtual, y en el que los padres hacen mayor hincapié, es conseguir que los alumnos presten y mantengan la atención a lo largo de las sesiones. El impacto visual desempeña un papel clave en este sentido. Wacom One, al funcionar como un cuaderno digital de bocetos gigantes, permite al docente captar el interés del alumnado mediante la inserción continua de gráficos, fórmulas, anotaciones escritas a mano, diagramas de flujo, ilustraciones y bocetos.

La tecnología EMR de Wacom One no requiere batería ni recarga

Clases amenas y distendidas

Esta sucesión de recursos, unida a un uso muy intuitivo y natural, proporciona un componente también lúdico e interactivo, logrando que los estudiantes encuentren las clases virtuales como amenas y divertidas. El profesor, por su parte, también consigue que los temas complejos y abstractos se vuelvan mucho más claros y distendidos.

Este aspecto resulta esencial para la asimilación y comprensión de contenidos, especialmente, por parte de aquellos alumnos que no pueden asistir en directo a las clases y que las siguen posteriormente en diferido. De este modo, Wacom One contribuye a la atención individualizada del estudiantado, una cuestión puesta de relieve en este nuevo contexto educativo, donde la situación personal y familiar difiere entre los distintos alumnos.

Esta diversidad de recursos que brinda el monitor redunda en una de las ventajas más reseñables de la digitalización del aula: el alumno no solo tiene la posibilidad de acceder y volver a visionar las clases cuantas veces lo necesite, sino que además encontrará una sesiones centradas en el detalle, como si de una tutoría presencial y personalizada se tratase.

Wacom One puede adquirirse en la tienda eStore de Wacom a un precio de 410 euros.

Ideas para causar una nueva impresión

  • Visualizar las ideas. La asimilación de contenidos complejos depende en gran medida de su visualización. Por ello, Wacom One permite usar el bolígrafo para problemas de Matemáticas, dibujar estructuras químicas y esbozar diagramas de flujo.
  • Detallar las explicaciones. Para su comprensión, es recomendable complementar y contextualizar las presentaciones. Con el monitor de Wacom se puede anotar, resaltar, esbozar notas laterales o añadir comentarios.
  • Colaborar con otros. Aplicaciones de videoconferencia como Zoom suponen una oportunidad para emprender proyectos conjuntos.  Wacom One, al ser compatible con ellas, permite hacer revisiones y añadir sugerencias simultáneas y en tiempo real.
  • Ampliar los horizontes. Algunas pantallas como la de Wacom One funcionan como una extensión de los teléfonos Android, lo que ofrece libertad y flexibilidad para expresar las ideas en cualquier momento y lugar.
0
Comentarios