fbpx

La Logopedia, ¿cuál es su lugar en los centros educativos?

Los logopedas defienden la importancia de la presencia de esta profesión sanitaria en los centros educativos, la cual manifiestan que fomenta la calidad de vida de los niños y de las familias. No obstante, lamentan que se les excluya de los colegios por un motivo económico, algo que deja a muchos niños sin la intervención necesaria que requieren.
Dolores Sánchez JaimeMartes, 20 de October de 2020
0

La Logopedia se encarga de la evaluación y rehabilitación de trastornos del lenguaje, habla, voz y deglución. VISUAL GENERATION

El pasado 6 de octubre se conmemoró el Día Mundial de la Parálisis Cerebral, un trastorno neurológico que afecta a la función motora, al control muscular, a la coordinación y al movimiento. Desde el Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid (CPLCM) insisten en que la Logopedia es clave para conseguir un mayor bienestar y una mayor calidad de vida en las personas con parálisis cerebral en todas las etapas de la vida.  

Así lo explicó Estela Fernández, logopeda especializada en neuropsicología y miembro del CPLCM: “El logopeda tiene un papel fundamental en el tratamiento de niños y adultos con parálisis cerebral, tanto en el ámbito clínico, como en el contexto natural o educativo”. Por ello, y con el fin de conocer en mayor profundidad qué es la Logopedia y cuál es su aplicación en el ámbito escolar, desde MAGISTERIO hablamos con Estela Fernández. 

Lenguaje y comunicación

A día de hoy, para muchas personas la Logopedia o Speech and Language Therapy sigue siendo una gran desconocida, cuando, en realidad, se encarga de dos de los aspectos más relevantes y característicos del ser humano: el lenguaje y la comunicación.

“La Logopedia es una profesión sanitaria que trabaja por la evaluación y la rehabilitación de trastornos del lenguaje, habla, voz y deglución”, explicó Fernández. Los problemas que se pueden presentar en estas capacidades suponen una gran dificultad para aquellas personas que la sufren, así como para sus familiares. 

En este sentido, cuanto antes se trate el problema, mejor será y, teniendo en cuenta que los niños pasan una gran parte de su tiempo en contexto educativo, “los logopedas son necesarios en los centros para evaluar e intervenir las necesidades relacionadas con el lenguaje, la comunicación, la lecto-escritura o de voz desde edades tempranas”, aseveró la logopeda. 

Así, Fernández argumentó que hay que suponer que en todas las aulas siempre hay algún alumno con alguna necesidad. Por ello, dependiendo de lo grande que sea el centro educativo y de la ratio de estudiantes, debería haber más o menos logopedas en el ámbito escolar para que cada niño pueda ser atendido con la frecuencia que éste requiera.

Estela Fernández "

La Logopedia es una profesión sanitaria que trabaja por la evaluación y rehabilitación de trastornos del lenguaje, habla, voz y deglución

"

No obstante, la experta lamentó que, en la actualidad, estos profesionales sanitarios no están en el sistema educativo español. “No hay logopedas porque existe una ley que contempla que dentro de los colegios no debe estar esta figura sanitaria”.

En su ausencia, detalló que están los profesionales en el ámbito educativo que son los maestros de Audición y Lenguaje, “pero no son logopedas”, recalcó.

Un trabajo complementario

Para Fernández, el trabajo de estos maestros es totalmente complementario a la intervención de los logopedas. Así, lo ideal sería que en los centros escolares trabajasen, de manera conjunta, los profesionales de Audición y Lenguaje y los logopedas.

“En parte, es así. Cuando un niño tiene una necesidad que ha sido valorada por el equipo de Orientación Educativa y, por lo tanto, tiene intervención de Audición y Lenguaje, tiende a Logopedia de forma externa”. 

“Siempre los logopedas –continuó– trabajamos de una forma interdisciplinar, colaborando con esos profesionales dentro del aula, es decir, hablamos con ellos, les preguntamos qué objetivos están trabajando. Es un intervención unida y complementaria”.

En el caso de que estuvieran los logopedas dentro de los centros, se encargarían de funciones tales como la evaluación e intervención en los trastornos de lecto-escritura, “bien de dislexia, de retraso lecto-escritor, de trastornos del habla, de la intervención en casos de TEA (Trastorno del Espectro Autista), de la integración social o de la integración educativa, entre otras muchas cuestiones. Es decir, de este tipo de procesos que forman parte de los niños con algún tipo de alteración, tengan o no discapacidad”, detalló la experta.

Estela Fernández "

En los centros escolares, los logopedas se encargarían de los procesos que forman parte de los niños con algún tipo de alteración, tengan o no discapacidad

"

A su vez, Fernández quiso indicar que la presencia de los logopedas en los centros no solo sería beneficiosa para los alumnos, sino que también sería una ayuda transversal para los padres y madres, así como para los profesores.

“Siempre entendemos la intervención como una intervención multidisciplinar, y desde el ámbito de la Logopedia, los padres son una figura muy importante. Son parte del equipo en la rehabilitación de los niños. Por otro lado, los tutores y profesores son una fuente de información primordial para los logopedas, por lo que es fundamental llevar a cabo un trabajo conjunto”, expresó. 

Niños sin intervención

La experta también manifestó que, debido a la ausencia de logopedas en los centros, hay niños que se quedan sin intervención porque no tienen el recurso económico para pagarla.

“Actualmente, existe una beca por la que pueden solicitar la rehabilitación del lenguaje de forma externa, pero para el curso que viene, esa beca la han quitado, es decir, solo podrán solicitar Logopedia externa los niños con una discapacidad mayor o igual al 33%, por lo tanto, todos los niños con alteraciones que no conlleven una discapacidad, no van a tener ese apoyo económico para poder abordarlo, y hay familias que no se lo pueden permitir”.

“Por otro lado –continuó–, el hecho de no contar con esa figura dentro del centro hace que haya, de alguna manera, una pérdida de conciencia de esa necesidad de detección, ya que los tutores no pueden abarcarlo todo. Lo que ocurre, por lo tanto, es que hay necesidades que se detectan más tarde, por lo que se interviene también más tarde y, con ello, la evolución es peor, ya que, cuanto antes, mejor”.

Finalmente, Fernández expresó que es necesario que se valore el trabajo de un logopeda y que se tenga en cuenta la necesidad que hay de esta figura dentro del sistema educativo, ya que son sinónimo de calidad de los niños y de las familias.

Estela Fernández "

Es necesario que se valore el trabajo de un logopeda y que se tenga en cuenta la necesidad de esta figura en la Educación

"

Más sobre la Logopedia

  • Estela Fernández, miembro del Colegio Profesional de Logopedas de la Comunidad de Madrid (CPLCM), explicó que hay países en los que trabajan los logopedas en el ámbito educativo y con una ratio mayor. En el caso de España, ahora mismo, hay unos 13 maestros de Audición y Lenguaje, que no logopedas, por cada 100.000 niños.   
  • En Francia, existen 38 por cada 100.000. En el caso de Estados Unidos, 52. Hay otros países como Francia o Suiza en los que los logopedas tienen una representación mayor, pero ya no solo en Educación, sino también en los hospitales. En España, existen uno o dos logopedas por hospital, mientras que, en otros países, la representación es notablemente superior. 
  • Respecto al CPLCM, Fernández expresó que el Colegio se centra principalmente en dar voz a todos los logopedas, en dar cohesión, respaldo, así como respuesta a las dudas que esta figura sanitaria pueda tener a nivel profesional.
0
Comentarios