fbpx

Obispos denuncian "trabas y obstáculos" del Gobierno a la escuela concertada

En su primer discurso ante la Asamblea Plenaria de los obispos, el presidente de la Conferencia Episcopal y arzobispo de Barcelona, el cardenal Juan José Omella, ha criticado este lunes dos de las leyes "estrella" del Gobierno, la de la reforma educativa y la de la eutanasia, y ha denunciado "los obstáculos y trabas" que el Ejecutivo quiere imponer a las escuelas concertadas católicas.
EfeMartes, 17 de noviembre de 2020
0

La reforma de la Ley educativa que plantea la ministra Isabel Celaá será uno de los principales puntos que se debatirán durante esta semana de Plenaria, que, de forma excepcional con motivo de la pandemia, ha obligado a reducir el aforo de los asistentes y sólo 38 de los 118 obispos que forman parte de este órgano máximo de toma de ediciones de la Iglesia podrán acudir presencialmente.

Las consecuencias sanitarias, económicas y sociales de la pandemia han ocupado buena parte del discurso de Omella, que ha querido dejar clara la postura de la Iglesia española sobre la reforma de la ley de Educación y la futura regulación de la eutanasia. Así, en su discurso inaugural, el presidente de la CEE ha lamentado “los obstáculos y trabas” que la reforma educativa quiere imponer a las escuelas concertadas católicas y ha reclamado un pacto educativo que no sea objeto de debate cada vez que cambie el Gobierno.

Juan José Omella "

No es el momento de poner trabas, de enfrentar instituciones públicas y privadas, sino de trabajar conjuntamente, de cooperar de forma eficaz y eficiente para ofrecer una Educación adecuada a todos los niños, adolescentes y jóvenes de nuestro país

"

“No es el momento de poner trabas, de enfrentar instituciones públicas y privadas, sino de trabajar conjuntamente, de cooperar de forma eficaz y eficiente para ofrecer una Educación adecuada a todos los niños, adolescentes y jóvenes de nuestro país, respetando en todo momento el derecho constitucional de los padres y madres a escoger libremente el centro y el modelo educativo para sus hijos”, ha subrayado Omella. También ha opinado que existe un “clamor” por un pacto educativo que incorpore a todas las fuerzas políticas y también a las entidades civiles y religiosas activas en el campo de la educación y cree que de este pacto debería concretarse una ley “sólida” que no sea objeto de debate con cada cambio de color político en el Gobierno. Y en ese pacto, los obispos creen que no se debe quitar de la escuela la formación moral en valores y la clase de Religión.

0