fbpx

La ansiedad dificulta la retención de la información

Los estudios mejor llevados a cabo en nuestro país, pero también en otros países, señalan que, a partir del Covid-19, se ha duplicado la cifra de probables trastornos de ansiedad y trastornos depresivos. Esta realidad afecta a la población en general y, por lo tanto, a alumnos y profesores.
Dolores Sánchez JaimeMartes, 15 de December de 2020
0

Los trastornos de ansiedad y los trastornos depresivos son conocidos como trastornos mentales comunes al ser los más prevalentes. ADOBE

El pasado mes de noviembre, el sindicato ANPE y el Defensor del Profesor presentaron los informes de Madrid y estatal correspondientes al curso 2019-20. Uno de los asuntos hacía referencia al deterioro de la salud mental de maestros y profesores, en especial, en este curso escolar, en el cual la población ha vivido una situación de confinamiento domiciliario sin precedentes en la historia reciente del país. 

Así, se recogía que el 73% de los casos atendidos presentaba unos niveles de ansiedad impropios de la tarea a realizar. De igual modo, un 13% mostraba síntomas depresivos y un 11% estaba de baja laboral. Unos datos que reflejan un estado emocional alterado que, unido al sufrimiento personal que ocasiona, reduce el rendimiento profesional y, por ende, la calidad de la Educación.

73%
de los casos atendidos

presentaba unos niveles de ansiedad impropios de la tarea a realizar

Tal y como se recoge en el artículo Pensamientos distorsionados y ansiedad generalizada en Covid-19 de Gilda Moreno, “la pandemia del Covid-19 ha generado una mayor demanda de atención psicológica de la población al presentar molestias, sufrimiento y síntomas de ansiedad como, por ejemplo, insomnio, preocupación, angustia o bajo apetito, entre otros, así como la aparición de pensamientos distorsionados que invaden la psiquis del ser humano e impiden el buen desenvolvimiento en las actividades, llegando inclusive al convencimiento total de una cognición negativa que influye en las emociones y, por lo tanto, en la conducta”. 

De esta manera, la experta explica que los pensamientos distorsionados en la pandemia, relacionados con la sintomatología de ansiedad generalizada, se centran en la interpretación de la situación como peligrosa, asociada a la pérdida, daño, enfermedad o muerte, insuficiente control interno y externo de las circunstancias distribuidas en el miedo al daño físico y mental, a la frustración, a la incapacidad para afrontar las dificultades y a la preocupación excesiva por todo.

Gilda Moreno "

La pandemia ha generado una mayor demanda de atención psicológica de la población al presentar molestias, sufrimiento y síntomas de ansiedad

"
Profesores y alumnos

Para entender aún mejor el alcance psicológico del Covid-19, desde MAGISTERIO hablamos con Antonio Cano, catedrático de Psicología, y con Bárbara Zapico, psicóloga sanitaria. Al ser preguntado por si la pandemia había podido afectar al rendimiento de profesores y alumnos, Cano expresó que sí, pero que era una cuestión social general.

“Ha afectado a toda la población. Si ya de por sí los trastornos de ansiedad y la depresión son los más prevalentes, por este motivo se conocen como trastornos mentales comunes, los informes mejor diseñados y mejor llevados a cabo en nuestro país, pero también en otros países como Inglaterra, señalan que, a partir del Covid-19, se ha duplicado la cifra de probables trastornos de ansiedad y probables trastornos depresivos”. 

Por su parte, Zapico argumentaba que la pandemia afecta, a nivel psicológico, a toda la población y, por lo tanto, a profesores y alumnos, ya que se ha producido un gran cambio estructural y de organización. “La proporción de casos de ansiedad a raíz del Covid-19 ha aumentado. Hay que tener también en cuenta que ciertas distracciones, es decir, el ocio, ha desaparecido, por lo que se tiene mucho más tiempo para pensar, a lo que se une, además, un bombardeo constante de información que, en su mayoría, suele ser negativa”.

Antonio Cano "

A partir del Covid-19, se ha duplicado la cifra de probables trastornos de ansiedad y probables trastornos depresivos

"

Asimismo, la experta aseveró: “Si una persona con un estado ansioso está más pendiente de los estímulos externos que de los propios internos, algo bastante normal ante esta situación excepcional que estamos viviendo, evidentemente, sí que la pandemia puede afectar al rendimiento de alumnos y profesores, dependiendo de las circunstancias”.

Por último, Cano también detalló que es lógico que haya más casos de depresión y ansiedad, puesto que la pandemia ha traído a la sociedad mucha incertidumbre, algo que tiende a provocar esas reacciones emocionales porque no se sabe qué consecuencias puede tener una determinada conducta o una determinada actividad. “De esta manera, se genera un cierto temor o una cierta ansiedad que es normal, pero si a eso se suman más cosas como, por ejemplo, estar enfadado, el no poder comunicarnos con los demás o tener dificultades para mantener el empleo y las cuentas de ingresos, se pueden generar problemas emocionales”.

Retención de información

De igual modo, Cano explicó que la ansiedad, en principio, es una reacción que nos pone en alerta, pero cuando se produce mucha ansiedad, el sistema cognitivo se sobrecarga, por lo que, cada vez, resulta más difícil manejar la capacidad cognitiva, los pensamientos, la atención, la capacidad de concentración. “La persona se bloquea rumiando constantemente en anticipaciones amenazantes que lo que hacen es aumentar más la ansiedad. Lo que antes te ayudaba, ahora te dificulta la tarea a nivel cognitivo”. 

En este sentido, Zapico expresó que un estado ansioso está muy caracterizado por una anticipación constante de lo que vaya a ocurrir. “Cuando la persona está en un proceso ansioso o en un proceso depresivo, la alta cantidad de cognición no le permite concentrarse. Hay que tener en cuenta que son personas que están aferradas a su angustia o a su dolor, por lo que no son capaces de centrarse en otro tipo de actividades”.

Cuando se produce mucha ansiedad, el sistema cognitivo se sobrecarga, por lo que, cada vez, resulta más difícil manejar la capacidad de concentración

Así, la psicóloga sanitaria puntualizó que no es un problema de memorización, sino un problema de retención. “Si yo no atiendo a una información, entonces esa información no se transfiere a la memoria a corto y a largo plazo para luego poder recuperarla más adelante”. 

En esta línea, la experta aseguró que un instrumento que puede ser fundamental y beneficioso es la Educación emocional en los centros. Si se atiende al documento ¿Qué es la Educación emocional? del autor Bisquerra, se define a la Educación emocional como “un proceso educativo, continuo y permanente, que pretende potenciar el desarrollo emocional como complemento indispensable del desarrollo cognitivo”.

Por ello, este tipo de programas son claves para el conocimiento de las propias emociones. “Si yo tengo personas con una inteligencia emocional más desarrollada, seguramente, en un futuro, sepan manejarse mejor ante situaciones adversas”. Finalmente, la experta también aludió a otro tipo de hábitos que pueden ayudar psicológicamente a la sociedad como, por ejemplo, llevar a cabo prácticas de relajación, tener distracciones o realizar ejercicio físico diario.

Bárbara Zapico "

Si una persona no atiende a una información, entonces esa información no se transfiere a corto y largo plazo para luego poder recuperarla más adelante

"

¿Qué es la depresión y la ansiedad?

  • Tal y como explicó el catedrático Antonio Cano, se entiende por depresión el trastorno emocional mayor que se caracteriza, en general, por la apatía, la pérdida de interés, la sensación de tristeza y el abandono.
  • Asimismo, son síntomas de la depresión la caída de la actividad a nivel de conducta, así como los cambios en el apetito y en el peso, la dificultad para conciliar el sueño o la dificultad en la expresión emocional y en la deambulación. En general, estar pensando, con mucha frecuencia, en los resultados negativos de toda la vida, tanto pasados como presentes, proyectados hacia el futuro.
  • Tal y como expresó la psicóloga sanitaria Bárbara Zapico, la ansiedad se caracteriza por una anticipación constante de lo que va a ocurrir. Así, el organismo prepara a la persona para la acción cuando hay un peligro que normalmente es real y, generalmente en la ansiedad, no existe ese peligro real.
0
Comentarios