fbpx

La semipresencialidad no tiene incidencia en las notas de los alumnos

Los alumnos de 3º y 4º de Secundaria y de 1º de Bachillerato en régimen de enseñanza semipresencial este curso en los centros públicos de Asturias han obtenido resultados similares en sus calificaciones a los que cursan sus estudios de forma presencial.
EfeViernes, 19 de febrero de 2021
0

© ADOBE STOCK

Esta es una de las conclusiones obtenidas del informe de evaluación del primer trimestre que está elaborando la Consejería de Educación del Principado, que no detecta “diferencias significativas” en ambos casos, ha señalado la titular de este departamento, Carmen Suárez, durante su comparecencia en Comisión de la Junta General. Suárez ha reconocido que el modelo por el que el alumnado asiste a clase en días alternos no es el ideal, pero ha defendido la planificación diseñada por su departamento al “garantizar el derecho a la Educación de manera segura”.

La consejera ha indicado que el balance global del primer trimestre por modalidades no arroja diferencias significativas en 3º y 4º de la ESO ni tampoco en 1º de Bachillerato respecto al curso pasado. En 3º de ESO, hubo un 77,3% de aprobados frente al 77% del curso anterior; en 4º de ESO se registró un 78,3% frente al 79,4%; y el 1º de Bachillerato, un 76% frente al 77%. “No existen diferencias entre las notas del primer trimestre del año anterior y éste. El profesorado está trabajando convenientemente y de una manera significativa”, ha expuesto en su intervención.

Según ha explicado, algo similar sucede al comparar los datos obtenidos en la enseñanza semipresencial y en la presencial este curso, dado que el porcentaje de aprobados entre el alumnado que asiste todos los días a clase es ligeramente superior al del que acude a las aulas de manera alterna, tanto de manera general como por modalidades.

El porcentaje de aprobados entre el alumnado que asiste todos los días a clase es ligeramente superior al del que acude a las aulas de manera alterna

Así, en 3º de ESO se registró un 76% de aprobados en modalidad semipresencial y un 77,5% en modalidad presencial; en 4º de ESO hubo un 77,3% y 80,7%; y en 1º de Bachillerato, un 74,2% y un 78,2%. “La enseñanza sigue funcionando. Los alumnos se siguen preparando y las competencias están siendo alcanzadas”, ha puesto de manifiesto antes de apuntar que se seguirá manteniendo la semipresencialidad hasta que las autoridades sanitarias digan que “otras medidas son posibles”.

A estos datos “cuantitativos” se unirá información “cualitativa” que se obtendrá a partir del estudio realizado por el Servicio de Inspección y que estará concluido “en dos semanas”, ha avanzado.

Suárez ha explicado, por otro lado, que su departamento ha estado analizando las condiciones de los 36 centros educativos públicos que en este segundo trimestre continúan impartiendo clases en la modalidad de semipresencialidad en algún curso para analizar si es posible revertir esta situación e implantar el cien por cien de presencialidad. Los criterios básicos en los que se han fijado ha sido el cumplimiento de los protocolos higiénicos y sanitarios vigentes por el coronavirus, la verificación de la propuesta metodológica y el seguimiento que se está realizando del alumnado.

Una vez evaluados todos estos indicadores, 14 institutos podrán revertir la semipresencialidad en diferentes cursos, en cinco de los cuales se organizarán aulas espejo gracias a la tecnología instalada en los centros. En otro utilizarán las clases que dejará vacías el alumnado de Formación Profesional que comienza la Formación en Centros de Trabajo (FCT), se han organizado reubicaciones de espacios y en dos casos se ha optado por el uso de zonas contiguas.

Suárez ha señalado, asimismo, que le preocupa los efectos “emocionales y afectivos” que puede tener la enseñanza semipresencial sobre los alumnos, por lo que ha avanzado que se crearán algunas unidades de apoyo educativo para estos jóvenes y sus familias.

La consejera ha defendido también la inversión realizada por su departamento para que las aulas sean “verdaderamente digitales”, una cuantía que se verá incrementada con fondos del Ministerio de Educación.

Todos los grupos de la oposición han coincidido en reclamar a la consejera la vuelta a la presencialidad de la enseñanza, que actualmente se imparte en el 63 por ciento de los centros públicos, cifra que se reduce a un 33 por ciento en el caso de los concertados.

Por parte del PP, la diputada del PP Gloria García ha denunciado que se están “eliminando contenidos y aprendizajes básicos”, que hace que “la adquisición de competencias esté, como mucho, al cincuenta por ciento” en relación a otros cursos.

El diputado de Ciudadanos Luis Fanjul ha advertido de que la Consejería de Educación toma sus decisiones “a bandazos”, en función de la presión social que recibe, y la de Podemos Nuria Rodríguez ha rechazado que la consejera extraiga conclusiones sobre las calificaciones en base a unos datos “brutos” que no tienen en cuenta la “experiencia” de los jóvenes y sus familias.

Y la portavoz de IU Ángela Vallina ha denunciado que Asturias ha sido una de las comunidades que menos dinero ha gastado del fondo Covid de Educación, mientras que el de Vox, Ignacio Blanco, ha afirmado que mantener la enseñanza semipresencial es una decisión de carácter político “poco fundamentada”.

0
Comentarios